viernes, 26 de agosto de 2016

Marruecos impide a los saharauis la libre circulación entre las ciudades ocupadas del Sahara Occidental

*Fuente. Activista saharaui Zainab Abdelahi
Marruecos impide a los saharauis la libre circulación entre las ciudades ocupadas del Sahara Occidental, ha denunciado la activista Zainab Abdelahi.
La joven activista saharaui Zainab Abelahi Bachir que fue agredida el pasado mes de abril por varios agentes marroquíes en la ciudad ocupada de El Aaiun ha denunciado este viernes 26 de agosto que la administración de ocupación marroquí en El Aaiun le ha impedido viajar para ver a su familia que reside en la ciudad de Dajla bajo control marroquí, en el sur del territorio del Sahara Occidental.
Zainab en su explicación a Poemario por un Sahara Libre dijo que el pasado miércoles 17 de agosto compró su billete de avión para volar hacía la ciudad de Dajla para pasar el verano con su familia pero que al presentarse en el aeropuerto los agentes marroquíes le pidieron la documentación marroquí que llevaba y al averiguar y conocer su nombre le condujeron a una oficina dentro del aeropuerto donde estaban varios agentes de la gendarmería. Aduanas y policías que le interrogaron sobre el propósito de su viaje a Dajla. La joven les dijo que iba a ver a su familia que reside en Dajla sin darles más explicaciones. Los agentes le preguntaron que quien es su familia cuando estos no tienen ninguna orden de hurgar en datos sobre su familia. La joven les explicó que su familia vive en esa ciudad y que ellos no tienen el derecho de hacerles preguntas sobre quien es su familia.
La joven activista saharaui al no responder las preguntas de los agentes le retiraron sus billetes de avión, le amenazaron y le dijeron que fuera a buscar otra vía para viajar que no sea a través del aeropuerto sin darle más explicaciones del porqué de limitar su derecho a la libre circulación entre ciudades saharauis donde trabaja y vive su familia. En tres ocasiones en este año esta activista fue invitada por organizaciones y universidades españolas para participar en eventos de derechos  humanos y el consulado español en Agadir les denegó el visado por tres veces consecutivas en clara complicidad con las indicaciones de las autoridades del régimen marroquí. Y concluyó la joven denunciando “ahora ya no se tratar de impedir que me fuera a conferenciar en España sino que me impiden hasta circular libremente en el territorio saharaui y visitar a mi familia”.  Dijo que por no estar acompañada por saharauis en el aeropuerto tuvo miedo y no pudo hacer una protesta enérgica, porque les habrían hecho daño al estar sola.
Zainab hace un llamado a seguir su caso que es el de muchos activistas y defensores de derechos humanos saharauis que el régimen marroquí les impide ejercer su derecho a la libre circulación dentro y fuera del territorio ocupado. Y que las próximas semanas intentará viajar y si lo impiden se enfrentará con los agentes al precio que sea, porque tiene el derecho de viajar libremente.

jueves, 25 de agosto de 2016

"El trinomio fue perfecto: el Tribunal de la Haya anuncia lo de la autodeterminación, Hassan II miente a su pueblo y se lanza la Marcha Verde"

Foto y redacción del periodista Willy Veleta 
"España allanó el camino a la marcha verde" Bachir Ahmed en el parque madrileño de El Retiro. Intelectual saharaui.
24 DE AGOSTO DE 2016
Este año se cumplen 40 años de la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática, es decir desde la descolonización de España. Bachir Ahmed (Fuerteventura 1954) nos recibe en el Parque del Retiro, antes de partir como todos los veranos hacia los campos de refugiados saharauis en medio de la nada. En los años noventa Bachir fue secretario de Relaciones Internacionales de la Unión General de Trabajadores Saharauis, antes de ser delegado del Frente Polisario en Cataluña y Baleares.
Nos hemos sentado en un banco, en la sombra, a hablar de cómo vivió él la descolonización, la Marcha Verde, el exilio, etcétera. Mientras cientos de jóvenes pasan por delante buscando no sé qué pokémons, Bachir no deja de mover sus manos y mirar al horizonte.
¿Dónde empezó todo?
Con mi padre. Él me decía que fue el primer saharaui que salió de nuestra tierra hacia Canarias, a principios del siglo XX. De provincia española a provincia española, aunque en el Sahara Occidental se pasaban muchas necesidades. Pero la tierra tira mucho y vuelve.  Regresa a Fuerteventura en 1942, ya casado y con varios hijos.  Entonces nací yo.
¿Cuándo pisa la tierra de sus antepasados por primera vez?
En 1966. Mi padre nos embarca a todos en una aventura que marcaría mi vida. Con 12 años me encontré con la realidad de ser un ciudadano de segunda o tercera, colonizado. Por encima de nosotros: un gobernador militar, varios militares de alta graduación, alféreces de reemplazo, cabos chusqueros… Entonces empecé a tener ese sentimiento de pertenencia saharaui, hasta entonces me sentía un canario más. De repente, empiezas a ver gente sentada en el suelo conversando, gente vendiendo camellos. 
¿Se siente perdido?
En parte sí. Me matriculo en el Instituto de Enseñanza Media del Aaiún y veo que la mayoría son hijos de militares españoles. Los pobladores originales de la zona somos minoría, no entiendo nada. Los españoles sacan mejores notas, ves cómo les regalan los sobresalientes, te esfuerzas y no consigues nada.  Los hijos del coronel tienen mejor nota que los hijos del teniente y así…
¿Cuándo se enciende la cerilla de su activismo?
Sabes que hay algo que está mal, pero no estás preparado, no tienes a nadie que te dirija. Los militares españoles nos daban clase en casa también, para que no se nos escapara ningún detalle colonizador. Pero, caprichos del destino, estos militares eran los que supuestamente venían por sorteo y realmente eran todos vascos, catalanes, gente fichada. Para ellos era un destierro y para nosotros fue una bendición. Gracias a estos militares empezamos a escuchar hablar de Marx, de Lenin, de la literatura latinoamericana, de El Capital, de Eduardo Galeano, de García Márquez, de Mao, del Che, de la revolución cubana y hasta de la guerra de Vietnam. Eran gente politizada, consciente, muchos eran miembros del PCE en España y eso nos dio la luz.
¿Si se llega a enterar Franco?
(Risas) Efectivamente, pero no sólo eso. La Organización Juvenil Española (OJE) nos ayudó mucho. El Gobierno nos quería meter en vena eso de ser españoles, nos agrupaban en campamentos, nos pagaban un avión a Madrid, conocimos el Museo del Prado, hablamos con españoles inquietos y eso hizo despertar aún más la conciencia saharaui. Estábamos a finales de los sesenta, teníamos una conciencia rudimentaria pero ya sabíamos quiénes éramos.
Hábleme del Movimiento Basiri.
El 17 de junio de 1970 España organizó una manifestación para que los saharauis expresaran nuestra españolidad, para sacar un documento en el que nos adheríamos a España, pero hubo una contramanifestación organizada por el grupo de Basiri para hablar con las autoridades españolas. Había una lista con demandas. Basiri era un hombre de paz. Les decíamos: no somos una provincia, somos una colonia y tarde o temprano seremos libres. No tenemos jóvenes preparados, necesitamos que los jóvenes estudien, que haya reparto de la riqueza, carreteras, escuelas… Y la respuesta del Gobierno de Madrid fue inmediata. ¿Cómo es posible que un pueblo colonizado exija algo? El Ejército español disparó contra la manifestación pacífica. Fue la ruptura entre los saharauis y España.
¿Qué pensó en ese momento?
Entonces no somos tan españoles, si no podemos exigir nada ni de forma pacífica.  Ahí empezamos a tener conciencia de pueblo. Y claro, esto dio paso a la aparición del Frente Polisario el 10 de mayo de 1973.
¿Su irrupción fue rápida, no?
Sí, el 20 de mayo ya atacan un puesto militar español para reivindicar lo que habían pedido de forma pacífica.
¿Y usted dónde estaba políticamente hablando?
Yo era un jovencito. Tenía 16 años.  Me gustaba leer, escuchar música, pero del 70 al 73 hubo muchos cambios. Éramos españoles especiales, teníamos DNI pero algo fallaba. Entro en el movimiento estudiantil del Polisario en el 74. El Frente creaba grupos de estudiantes, de trabajadores, de mujeres. Nos reuníamos cada semana. Y por fin salimos a la calle durante la misión visitadora de la ONU. 
Momento clave, ¿no?
Fue crucial. Mientras en España los partidos políticos estaban prohibidos, el Gobierno crea un partido para la unidad nacional saharaui, el PUNS, para contrarrestar la lucha del Polisario. Empieza la represión, las cárceles. El Gobierno se da cuenta de que el Polisario es imparable y de que en breve va a llegar la misión de la ONU. Estamos en mayo de 1975. España dice que va a hacer un referéndum de autodeterminación, cuando lo que la comunidad internacional le pide es que descolonice el Sahara Occidental. Marruecos al ver este paso de Madrid reivindica el Sahara como parte de la monarquía marroquí.
Qué delirio…
Ya, nuestro territorio nunca había formado parte de Marruecos. El Tribunal de La Haya decide estudiar la petición de Marruecos. La misión visitadora de la ONU es esencial porque viene a ver si existe una idea nacionalista saharaui, si es necesaria la autodeterminación. Comienzan las manifestaciones del PUNS y del Polisario. Nos vamos todos a la calle. El Frente nos decía que fuésemos tranquilos, como ciudadanos, pero que, cuando llegase la misión, sacáramos las pancartas a favor de la autodeterminación, desplegásemos nuestras banderas saharauis.
¿Fue el principio del fin?
La ONU visitó todo el territorio y no veían más que banderas. Ahí España dijo “no tenemos nada que hacer”. Madrid empezó a titubear, comenzaron los primeros encuentros con Rabat. El 16 de octubre del 76 el Tribunal de La Haya afirmó que teníamos derecho a ejercer la autodeterminación, confirmaron que no había vínculo entre nuestro pueblo y Marruecos o Mauritania. Entonces surge lo de la Marcha Verde. ¡Qué casualidad! Ese mismo día Hassan II le dice a su pueblo que el Tribunal de La Haya les daba el derecho a recuperar el Sahara, ese territorio robado por España. Miente a su pueblo, pero ya sabemos cómo es el pueblo marroquí cuando habla su rey.
¿Y el Gobierno español?
Empieza una política extraña entre España y Marruecos. Franco estaba hospitalizado, pero no es excusa. No hay que olvidar que en 1958 España ya había entregado lo que ahora se llama el sur de Marruecos hasta el paralelo 27-40, a cambio de nada. Así que yo tenía mis dudas de que España en ese punto fuera a hacer nada por defendernos.
¿Cambió su percepción de las cosas?
Imagínate. Yo hablaba con soldados y oficiales españoles que pensaban que iban a una guerra. “Nos los comemos en dos días”, me decían. El Ejército español estaba mejor preparado, tenía mejores aviones, mejores tanques. No hay que olvidar que la División Acorazada Brunete estaba apostada en El Aaiún y que Canarias estaba ahí al lado por si acaso. Marruecos no se hubiese salido con la suya. El trinomio fue perfecto: el Tribunal de la Haya anuncia lo de la autodeterminación, Hassan II miente a su pueblo y se lanza la Marcha Verde.
¿Entonces había un pacto hispano-marroquí?
Por supuesto. Marruecos quería “recuperar” el Sahara de forma pacífica, con el Corán en la mano como muestra de paz. Hassan les dice a sus soldados que si encuentran por el camino a soldados españoles que les abracen, pero que si se topan con saharauis, abran fuego. Con España estaba todo hablado, o atado y bien atado. Los documentos secretos de esta etapa, septiembre, octubre y noviembre de 1975, no han salido a la luz pero yo lo viví de cerca.
!Cuénteme¡
Una tarde el Gobierno español anuncia un toque de queda para los saharauis. Madrid manda a todas las tropas con soldados saharauis, la Agrupación de Tropas Nómadas y la Policía Territorial, que se acuartelen con su armamento. Desarman a los saharauis. Estaba todo el camino allanado para la Marcha Verde.
¿Le limpiaron el camino a los marroquíes?
Efectivamente. Y por si esto fuera poco anuncian un toque de queda sólo para los saharauis. Para llevarlo a cabo mandan a la Legión para que rodee los barrios saharauis con alambrada de espinos. Estábamos prisioneros. El trabajo sucio lo había hecho ya el Ejército español.
Estaría en una nube.
Como buen beduino, sí.  Yo iba con el DNI en la boca a todas partes, no exagero.  Cada 20 metros tenías a soldados españoles cacheándote, preguntándote adónde ibas.  Mientras tanto los españoles, en los bares, hasta las doce de la noche. Fueron momentos muy duros, muy tristes.
Pero la versión de España fue otra…
Claro. España dijo que se vio forzada a irse por la Marcha Verde, que no querían que murieran sus soldados !qué pantomima¡
¿Lo vivió de primera mano?
Yo viví eso, no soy científico ni historiador, pero sufrí esas semanas como ciudadano de tercera, día a día, en mi propio territorio. La Marcha Verde fue una cortina de humo urdida entre Madrid y Rabat para que España pudiese salir con dignidad de la zona.
Qué momento el de la Marcha Verde…
Unos 350.000 marroquíes, gente reclutada en las cárceles y en los barrios marginales de las grandes ciudades. Les suben en camiones, les dan de comer y no les dicen ni dónde van… pero van al desierto.  El rey les dijo que tenían que ir y fueron. España manda su ejército a la frontera, la Marcha Verde viene del norte, el Gobierno español avisa que el territorio está minado, que no se hace responsable de muerte alguna. La marcha entró 12 kilómetros en territorio español y no explotó nada. Hassan II ordenó a su pueblo que se volviera, se habían cumplido los objetivos.
¿Qué le dieron a España a cambio?
Todo esto sucedió el 6 de noviembre en la zona que va de Tarfaya hasta El Aaiún, en la costa. Desde el 31 de octubre compañías del Ejército marroquí estaban entrando por el desierto y los españoles les entregaban, sin oponer resistencia, los puestos militares. Yo hablaba con militares españoles. Se sentían engañados por su gobierno.  Vino Juan Carlos, intentó calmar los ánimos porque tenía miedo a una guerra.   Esa guerra la habría ganado España, los soldados españoles tenían más experiencia bélica, muchos habían luchado en la Guerra Civil. Si España hubiera entrado en guerra, Juan Carlos no habría llegado a la jefatura del Estado y la Transición se hubiera desarrollado de otra manera, y todo a costa del pueblo saharaui. No hubo presiones de Marruecos, todo estaba bien firmado.
¿Y el famoso acuerdo tripartito de Madrid?
Es un papel que no dice nada, puro cuento. Lo importante son los acuerdos secretos.  España consigue la explotación de los fosfatos y de la pesca. Curiosamente, empieza a tener problemas con Marruecos 20 años después. En el acuerdo secreto se estipulaba que Madrid podía explotar el caladero durante 20 años. !Qué casualidad¡ Un caladero que históricamente se llama canario-sahariano, nunca ha sido marroquí.  El de Rabat es el que está de Tarfaya hacia el norte, el de Tarfaya a Cabo Blanco era nuestro, siempre pescaron allí los saharauis y los canarios, en armonía.
Volvamos a la Marcha Verde…
Los mejores periodistas españoles del momento estaban allí: Miguel de la Quadra Salcedo, Diego Carcedo…  Miguel estuvo con el Polisario atacando puestos españoles, imagínate, escondiéndose de sus compatriotas. La flor y nata del periodismo internacional estaba allí informando sobre algo que no fue lo que parecía.  Nadie pensó ¿qué está pasando realmente aquí?  Todos salieron beneficiados, menos nosotros. Los periodistas con una medalla más, España con un zurrón bajo el brazo y Marruecos con el premio más importante.
¿Y las semanas posteriores a la Marcha?
Entre finales del 75 y principios del 76, cuando era todavía territorio español oficialmente, se tortura y se asesina a cientos de saharauis. España no hace nada. Bueno, sí… envía a todos sus ciudadanos fuera, en la Operación Golondrina.  En el Sahara Occidental sólo quedan militares días antes de la Marcha Verde, otro dato para tener en cuenta. Ahora están apareciendo las tumbas de esos días de torturas, España no hizo nada, sólo abrir las puertas del Sahara a Marruecos y olvidar a la gente con la que había convivido desde 1884.
¿Y usted qué hizo?
Reunirme con mis compañeros, sortear a las tropas españolas y escapar al desierto subidos en un Land Rover. Lo hicimos después de ver por TVE la proclamación de Juan Carlos como Rey de España, era el 22 de noviembre. Los invasores entraban por el sur de Marruecos y el norte de Mauritania, la única salida era el desierto. Un viaje a ninguna parte.
Pero había nacido en España.
Pero me llamo Bachir y mira el color de mi piel.  Aún hoy en día me para por la calle la policía y me piden el NIE y yo les digo: soy español desde el año 54, antes de que tus padres se conocieran. A veces cuando voy a buscar un papel a alguna administración me dicen que vaya al consulado marroquí, el racismo está latente.  Hace 40 años me decían que era español y ahora mira.
 ¿Y en el desierto qué hizo?
Pues allí estábamos en los campos de Tinduf dando clases a los niños.  No teníamos pizarra, ni tizas, ni libros… escribíamos en la arena. Dábamos clases todos los días, los niños aprendían.  España no dio ni una beca, ni una ayuda… sólo Cuba.  Argelia nos echó una mano, Marruecos nos bombardeaba cada día.
¿Hasta cuándo estuvo allí dando clase?
Hasta el 78.  Entonces el Polisario pide becas para que sigamos estudiando. A mí me mandan a Argel a la espera de la mía.  Yo estaba convencido de que hablando castellano me mandarían a Cuba.  Pero un buen día me dicen: “Prepara todo que mañana te vas a la URSS”. Les dije que no hablaba ni papa de ruso. Yo no paraba de pensar en Siberia, el frío, yo iba con mi atuendo de verano.
¿Y cuando llegó a la URSS?
Nada más bajar del avión me prestaron un abrigo (risas). Sales y no ves apenas el sol, ni la claridad del desierto, no sabes cuándo es de noche o es de día. Yo era un beduino en la URSS.  Allí me dicen que voy a estudiar Economía.  Si me lo dicen unos meses antes hubiera pensado que era una broma pesada: estudiar ruso y economía embutido en un abrigo.
¿Qué es lo que más le impactó?
Yo me levantaba y por la luz no podía detectar qué hora del día era. Yo era un hombre del desierto. Entrabas al comedor de la universidad y veías cantidades enormes de comida, yo no sabía si era el desayuno o la cena, no lo podía saber ni por la luz de fuera, cielos grises, falta de claridad, ni por el tipo de comida. Así estuve unos días, sin saber si desayunar o cenar. Salías de casa a las ocho de la mañana y era de noche, volvías a las dos de la tarde a casa y era de noche. Pero era un militante y había que aguantar. 
¿El Caribe hubiera estado mejor?
Eso pensaba yo. De las balas de Marruecos a la nieve soviética. De octubre a abril no paraba de nevar. Seis años así, pero me vino muy bien. De todo se aprende. Vi al Bolshoi por un rublo. Visité Crimea, viví en Ucrania.  Cogí el tren por primera vez, trenes que atravesaban lugares interminables.
Y no había camellos…
No había… imagínate, un beduino en la URSS.
Antes de irnos quería contarte algo. ¿Te acuerdas de los profesores que te conté antes? Un buen día de 1972 desaparecieron del mapa. Eran tres, muy cercanos, el alma máter del instituto en El Aaiún. Eran cercanos, se podía hablar con ellos, te iban a buscar si no ibas a clase, te preguntaban si estabas bien. Siempre me pregunté qué fue de ellos. Pues bien, hace unos años me topé con ellos en Alicante, de pura casualidad. Y nada más verles les pregunté por su espantada. Se sinceraron y me dijeron: ‘Fue simple, el gobernador general nos dijo que después de las manifestaciones se abría una nueva etapa, que teníamos que intentar que no pasarais de cuarto de Bachillerato, intentar convenceros de que fuerais a la PPO (la actual FP) y nosotros nos negamos’. El Gobierno español quería que fuésemos sus electricistas, sus fontaneros y estos profesores hicieron las maletas y volvieron a la península con un borrón en su historial, porque pensaban que los saharauis también teníamos derecho a ir a la universidad. 
Y fue…
Fui, en la URSS. Pero se me da fatal la electricidad y la fontanería, eso sí.  Un beduino es un beduino.

La ocupación marroquí prosigue cometiendo culturicidio contra el patrimonio cultural saharaui en El Aaiun ocupado


*Fuente. ASPDCPS
En el marco de su campaña de información y denuncia a los atropellos cometidos por las fuerzas de ocupación marroquíes contra los veraneantes saharauis en la playa Fum Eluad, El Aaiun  y las sucesivos abusos contra la cultura saharaui. La Asociación de Protección y Promoción de la Cultura y el Patrimonio Saharauis informa que el miércoles 24 de agosto varios agentes de la Gendarmería Real marroquí detuvieron al ciudadano saharaui Abba Chej Toumi de 21 años de edad por su defensa a la cultura de la jaima saharaui y que fue conducido a la sede de la llamada Dirección de la Gendarmería en la ciudad. Según las declaraciones de la familia del detenido, que ha organizado una sentada de protesta apoyada por ciudadanos saharauis frente a las dependencias de la Gendarmería marroquí.
La Asociación saharaui señala que este arresto se produce en el contexto de la feroz campaña emprendida por las autoridades de ocupación marroquíes desde el 05/08/2016 contra los veraneantes saharauis que intentan montar sus jaimas en las extensas playas de Fum Eluad. La asociación saharaui denuncia a esta política que les impide la construcción de sus tiendas de campaña y su confiscación lo que considera como una guerra declarada de la ocupación que tiende a la destrucción de los símbolos del patrimonio cultural e identidad saharaui. 

martes, 23 de agosto de 2016

Marruecos impide entrar al Sáhara Occidental, territorios ocupados, a representante del Polisario en Argentina

Terra/EFE. Las autoridades marroquíes impidieron hoy la entrada en el territorio del Sáhara Occidental del saharaui Mohamed Salem Hamda, representante del Frente Polisario en Argentina, dijeron hoy a Efe fuentes del Colectivo de Defensores Saharauis de derechos humanos (Codesa).
Salem Hamada, también conocido como Salem Bachir, llegó anoche a El Aaiún en un vuelo procedente de Las Palmas (archipiélago español de las Canarias) con el propósito de visitar a sus familiares, principalmente hermanos que residen en El Aaiún.
Pero al bajar del avión la policía marroquí lo condujo a unas dependencias del aeropuerto donde le informaron de que no estaba detenido, pero que no se permitía su entrada en El Aaiún y que debería volver a Las Palmas en el siguiente avión.
Al saber los hechos, los familiares de Salem Hamada se presentaron en el aeropuerto para reunirse con él, pero la policía se lo impidió.
Salem Hamada fue reconducido al avión que hoy llegó de Las Palmas y que salió a las 13.45 hora local (12.45 GMT).
Ninguna fuente marroquí se ha pronunciado sobre esta expulsión, aunque es lo habitual, ya que casi nunca se da información pública sobre los numerosos casos de activistas prosaharauis (políticos, abogados, periodistas u otros) a los que Marruecos impide entrar en El Aaiún.

El primer ministro del gobierno saharaui clausura la VII edición de la Universidad de Verano 2016 para los cuadros saharauis




Foto. sps
Boumerdes (Argelia), 22/08/2016 (SPS) –El miembro del Secretariado Nacional del Frente POLISARIO, Primer Ministro, Sr. AbdelkaderTaleb Omar presidió hoy el acto de clausura de la séptima edición de la Universidad de Verano 2016, para los cuadros de la RASD y del Frente Polisario que se celebró en la wilaya de Boumerdes, bajo el lema "lealtad a los mártires " y que lleva el nombre del mártir Mohamed Abdelaziz.
Asistieron a la clausura de esta edición, junto al Primer Ministro, Sr. Abdelkader Taleb Omar, miembros del Secretariado Nacional del Frente POLISARIO y del gobierno saharaui, además del embajador saharaui en Argelia, Sr.Buchraya Hamudí Beyun, la gobernadora de la wilaya argelina de Boumerdes, Sra. Nouria Yamina Zerhouni, la presidenta de la Media Luna Roja Argelina, Saida Ben Ahbailes, la Secretaria General de la Unión de las mujeres argelinas Nouria Hafsi, un representante de la embajada de EE.UU en Argelia, el embajador de Sudáfrica en Argelia, representantes de los partidos políticos argelinos y de la sociedad civil argelina.
En este contexto, el Primer Ministro en su discurso, agradeció al Comité Nacional Argelino de Solidaridad con el Pueblo Saharaui y a través de él a todo el pueblo argelino y en especial al Presidente de la República Argelina ,Sr. Abdelaziz Bouteflika.
El Primer Ministro aprovechó la ocasión para dar las gracias a las autoridades de Boumerdes por proporcionar las condiciones adecuadas para el éxito de esta edición de la Universidad de verano2016.
Igualmente, el Sr. Abdelkader Taleb Omar subrayó que la Universidad de Verano representa una de las traiciones arraigadas que expresan los fuertes lazos de amistad y fraternidad que unen los dos pueblos, el argelino y el saharaui y que reflejan de manera tangible el apoyo incondicional del Estado argelino a la lucha del pueblo saharaui y su justa causa.
Por su parte, el presidente de la Universidad de Verano2016, Sr Mohamed Lamín Buhali, elogió el papel fundamental del Estado argelino en defensa de los derechos de los pueblos en vivir en libertad y sobre todo el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación e independencia.
El presidente del Comité Nacional Argelino de Solidaridad con el pueblo saharaui, Dr. Said Ayachi destacó que la Universidad de Verano es una tribuna para hacer llegar la voz del pueblo saharaui al mundo, así como una oportunidad para confirmar el apoyo incondicional de Argelia al pueblo saharaui hasta conseguir su libertad e independencia.
La Universidad de Verano2016, hasido una oportunidad para homenajear al mártir Mohamed Abdelaziz, al Presidente de la República, Sr. Brahim Ghali, a los combatientes del Ejército de Liberación Popular Saharaui, a la delegación saharaui procedente de las Zonas Ocupadas, además de varias personalidades que contribuyeron al éxito de la Universidad de Verano2016. 

El Frente POLISARIO valora la posición del Tribunal Supremo de la UNION EUROPEA respecto al ilegal expolio a los recursos naturales del Sahara Occidental

Boumerdes (Argelia), 23/08/2016 (SPS) – El Frente Popular para la Liberación de Saguia Al-Hamra y Río de Oro (Frente POLISARIO) apreció ayer la decisión del Tribunal Supremo de la Unión Europeo tomada el pasado 10 de diciembre de 2015 y que llama “a cancelar el Acuerdo de Intercambio Agrícola entre la Unión Europea y el Reino de Marruecos, ya que incluía al territorio del Sahara Occidental”.
En declaraciones hechas durante la clausura de la Universidad de Verano 2016, el Sr. Abdelkader Taleb Omar afirmó que “la cancelación de este acuerdo representa una importante alusión en estos momentos, particularmente teniendo en cuenta que reafirma la soberanía del pueblo saharaui sobre sus recursos naturales y la legitimidad del Frente POLISARIO como único representante legal del pueblo saharaui, refutando así las alegaciones de soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental”.
El Sr. Taleb Omar lamentó también “las vergonzosas posiciones de algunos países conocidos por su pasado colonial con su apoyo a las tesis de expansión marroquíes, así como su clara implicación en el expolio de los recursos del Sahara Occidental, un territorio considerado por la ONU como no autónomo y cuyo pueblo aún espera su derecho a la autodeterminación y la independencia”.
“Confiamos en que los europeos al final siempre ponen la razón de la legalidad internacional y la justicia, así como los valores de la Unión Europea de proteger los derechos de los pueblos a la independencia y la autodeterminación por encima de cualquier otro interés”, concluyó el Primer Ministro.

Manifestaciones pacíficas en Fum Eluad, Playa El Aaiun/Territorios Sahara Occidental ocupados



*Fuente. CODAPSO
Domingo 21 de agosto de 2016
Según ha informado a Poemario por un Sahara Libre desde la ciudad ocupada de El Aaiun, decenas de saharauis se han manifestado por la tarde el pasado domingo 21 de agosto en contra de la ocupación marroquí. La protesta fue convocada por el Foro Futuro de Mujeres Saharauis, FFMS y en la que han participado activistas de derechos humanos y población de Fum Eluad, Playa.
Los manifestantes enarbolaron banderas de la República Saharaui y corearon eslóganes contra la ocupación marroquí a los territorios del Sahara Occidental y han exigido el fin de la presencia e ilegal anexión marroquí a los territorios saharauis. La intervención de los aparatos represivos de la gendarmería y fuerzas auxiliares, lemjaznia, causó varios heridos y una decena de detenidos en las comisiarias de la Gendarmería entre los que estaba la periodista saharaui Nzaha Eljalidi que fue sometida a interrogantes antes de ser puesta en libertad y confiscados sus cámaras de filmación. Entre los heridos se encuentra la expresa política y defensora de los derechos humanos saharauis Sukeina Yedhlu Esid y la activista Afaf Huseini, segun ha informado CODAPSO. 

lunes, 22 de agosto de 2016

Entrega del Premio Pimentel Fonseca (Nápoles, Italia) a Elghalia Djimi, un símbolo del pueblo saharaui




Fuente. Imbavagliati.it Periódico italianode Nápoles. 20 de agosto 2016.
Traducción: EIC Poemario por un Sahara Libre
Un evento promovido por la cas Cultura y Turismo de la ciudad de Nápoles, junto con el Instituto Italiano de Estudios Filosóficos.
Prólogo “Amordazar” / Festival de Periodismo Civil Internacional (18-24 de septiembre), concebida y dirigida por Desiree Klain
Elghalia Djimi, activista por los derechos del pueblo saharaui, estará el 20 de agosto a las 20h en la basílica de Santa María del Carmine Maggiore de Nápoles para recibir el Premio “Pimentel Fonseca 2016”, prólogo del Festival Internacional de Periodismo Civil “Amordazar” que tendrá lugar del 18 al 24 de septiembre en el Museo Pan di Napoli, concebido y dirigido por Desiree Klain y producido por la Asociación Cultural “Periferie del Mondo – Periferia Immaginaria”. Se trata de una iniciativa promovida por el Departamento de cultura y el turismo de la ciudad de Nápoles, en el Instituto italiano de Estudios Filosóficos, ofrece este año la ceremonia de conmemoración de los mártires de 1799, que hace coincidir no por casualidad el premio Pimentel Fonseca, con el premio internacional de periodismo de compromiso y el valor de las mujeres que realizan esta profesión. A la velada asistieron el concejal de Cultura y Turismo Nino Daniele y el abogado Gerardo Marotta.
El premio, otorgado el año pasado a la periodista rusa Oksana Chelysheva, está dedicado a la memoria de Eleonora Pimentel Fonseca, patriota y napolitana jacobina, fundadora del periódico “Monitor Napolitano”, ahorcada en la plaza del mercado el 20 de agosto de 1799, junto con otros mártires de la Revolución.
La vicepresidente de la ”Asociación Saharaui de las Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos por parte del Estado marroquí” (ASVDH) y miembro del Comité de las familias saharauis de desaparecidos, Elghalia Djimi, con su imagen, su fuerza, su voluntad, es un símbolo indiscutible de la resistencia pacífica. A través de su historia, una auténtica “noticia viviente”, la activista lleva a cabo un mensaje de paz y hermandad. A pesar de las torturas recibidas durante su encarcelamiento continúa luchando por la autodeterminación de un pueblo que desde hace más de tres décadas defiende su independencia, a través de acciones dirigidas a la reconciliación.
La entrega del premio será precedida por la ceremonia de conmemoración de los mártires de 1799, en la que se depositará una corona de laurel, en la que participará Nino Daniel, Concejal de Cultura y Turismo de la ciudad de Nápoles y el abogado Gerardo Marotta. La madrina de la noche, la cantante Lina Sastri, interpretará la “Madonna de Mo Carmín”, de Roberto de Simone acompañado por los músicos Filippo D'Allio en la guitarra y Salvatore Minale en la percusión. (…)
El evento, promovido por la Concejalía de Cultura y Turismo de la ciudad de Nápoles en colaboración con la Fundación Polis, cuenta con el apoyo de Amnistía Internacional Italia, el Comité Regional de UNICEF Campania Onlus y la Orden de Periodistas de Campania.
En transcurso del evento se proyectará una entrevista realizada con Djimi Elghalia, de la película “Sólo para hacerle saber que estoy viva”, de las directoras Simona Ghizzoni y Emanuela Zuccala (el documental está producido por Zone). Durante el evento, estarán presentes Omar Mih y Fatima Mahfud, representantes del Frente Polisario en Italia, Francesca Doria (Presidenta de la Asociación Tiris- de Solidaridad con el Pueblo Saharaui de Nápoles), el corresponsal de la RAI en Nairobi Enzo Nucci, la primera sede de la RAI en el África subsahariana, y el juez internacional Nicola Quatrano. Durante la noche la intervención del pianista Lucía de la Plata y la soprano Vittoria Gavo, que interpretará canciones de 700 y música sacra.
Junto con la ciudad de Nápoles Elghalia Djimi recibirá un colgante de bronce, que representa la lucha pacífica, hecho para el Premio Fonseca Pimentel por Rosalba Balsamo, diseñadora y creadora de joyas únicas y de prestigio internacional.


 

Mariem Hassan. Un año de su adiós. Por Sidi M Talebbuia

Te fuiste sin despedirte,
en el silencio de una cálida noche de verano, sin decir adiós, dejaste atrás por cuanto luchaste.
Tuve el privilegio de compartir contigo los primeros recuerdos de mi vida y el honor de estar a tu lado en los últimos instantes de la tuya.
Mariem ¿quién es Mariem? Tú eres mi tía Maya, la que serenaba mi llanto infantil con su dulce arrullo, la que se inspiraba al son de mi guitarra entre sonrisas cómplices de amor maternal, la que me llamaba himdeiti.
Hasta el último instante te pude abrazar y besar, en ese amor maternal que siempre me tuviste, me elegiste como apoyo en tus momentos de máxima debilidad y eso me llena, me honra...
Agradezco a la vida haberte puesto en mi vida en momentos tan transcendentales, agradezco a la vida que me hayas inspirado y dado tanto confianza en el camino elegido, agradezco a la vida haberte vivido Maya.
Te fuiste y esta vez es para siempre, me prohibiste cambiar mis planes tras tu marcha, y sobre todo me hiciste el mayor regalo de mi existencia... En tu último suspiro me regalaste tu sonrisa; así te recuerdo, risueña y desenfadada, revolucionaria y feminista, luchadora por la patria, comprometida con tu pueblo.
Te fuiste y esta vez es para siempre; para siempre como tu legado y tu memoria, que persistirán escritos en la historia de tu Pueblo; para siempre como la gloria de los mártires a quienes tanto cantaste; para siempre, tú serás la voz de nuestra digna resistencia.
Sidi M Talebbuia
Foto. EIC Poemario por un Sahara Libre


domingo, 21 de agosto de 2016

El Frente Polisario pide el establecimiento de un puesto de control permanente de la MINURSO en El Guergarat

Chahid El Hafed, 21/08/2016 (SPS)- El Buró Permanente del Secretariado Nacional del Frente Polisario pidió, ayer sábado, a las Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad de la ONU el establecimiento de un puesto de control y observación permanente en el zona de El Guergarat para impedir nuevas violaciones marroquíes del alto el fuego firmado entre el Frente Polisario y Marruecos en 1991.
El Buró Permanente del Secretariado Nacional del Frente Polisario, reunido ayer sábado en una sesión extraordinaria, presidido por el Jefe de Estado, SG del Frente Polisario, Brahim Ghali, solicitó a la ONU una acción "inmediata y decisiva" para detener estos comportamientos "hostiles  e irresponsables" e imponer el cumplimiento de los términos del acuerdo firmado entre las dos partes en el conflicto y el retorno sin demora del resto del componente civil de la MINURSO para ejercer sus funciones completas.
El Frente Polisario advirtió contra las nefastas consecuencias que puedan derivarse de esta provocación marroquí que amenaza la paz y la estabilidad en toda la región, subraya el comunicado del El Buro Permanente del Secretariado Nacional del Frente Polisario.
El Frente Polisario pidió a la ONU que tome sanciones inmediatas contra Marruecos, para prevenir el empeoramiento de la situación en el Sahara Occidental ocupado objeto de flagrantes y continuas violaciones contra la población saharaui.
En una carta a Ban Ki-moon, el Presidente de la República y Secretario General del Frente Polisario informó, el 15 de agosto 2016, a las Naciones Unidas de que a partir del 11 de agosto de 2016, las fuerzas de ocupación marroquíes en el Sahara Occidental, cruzaron el muro militar marroquí en varias ocasiones para penetrar en la zona de Alguergarat, situada en el sector de Bir Ganduz, contigua a la primera región militar saharaui.
El Frente Polisario, en su carta a Ban Ki-moon exigió la presencia de la MINURSO en el campo para evitar este tipo de provocaciones que ocurren en una zona bajo responsabilidad de la ONU.
Es de recordar que en repetidas ocasiones, el Frente Polisario alertó sobre la ausencia de una presión real y directa sobre el Estado de la ocupación marroquí por parte de la comunidad internacional lo sería equivalente a dar la luz verde a una nueva agresión militar contra el pueblo saharaui. (SPS)

El Presidente de la República inaugura una exposición y una biblioteca en la cuarta región del Ejército Saharaui

Mheriz (Territorios Liberados), 20/08/2016 (SPS)- El Presidente de la República, SG del Frente Polisario y Jefe supremo de las Fuerzas Armadas, Brahim Ghali inauguró, en la cuarta región militar del Ejército de Liberación Popular Saharaui (ELPS), una exposición histórica y una biblioteca que lleva el nombre del mártir Mamadu el Aita.
La exposición fotográfica incluye imágenes sobre la memoria histórica de la región y foto retratos de mártires que sacrificaron sus vidas por la liberación de la patria.
Durante una reunión con los cuadros de la región, el Presidente de la República hizo hincapié en la necesidad de poner en marcha todas las decisiones del 14º Congreso del Frente Polisario así como los planes trazados en este año por el Estado Mayor General del ELPS.
Cabe recordar que el Presidente de la República y comandante supremo de las fuerzas armadas, comenzó una gira de inspección al sector norte del Ejército Popular de Liberación Saharaui el pasado sábado por la quinta región militar.
El presidente estuvo acompañado durante la visita por el ministro de defensa nacional, Abdalahi Lehbib y todos los miembros del Estado Mayor General del ejército saharaui. (SPS)

sábado, 20 de agosto de 2016

“No siento odio por quienes me torturaron”, Elghalia Djimi, activista por el pueblo saharaui

Elghalia Djimi está apareciendo estos días en la prensa italiana
Su único crimen es ser una mujer saharaui, una pequeña minoría de origen amazigh [Nota Poemario: lo correcto es sanhaya] y árabe que vive desde hace siglos en el Sahara Occidental. El activismo de Elghalia Djimi por los derechos de su pueblo le costó tres años y medio de prisión en Marruecos. En 1975, tras el fin del dominio español, el territorio del Sahara Occidental fue ocupado por Marruecos y Mauritania, a pesar de que una resolución de 1960 de la ONU y pronunciamientos sucesivos habían reconocido el derecho a la libre determinación y la independencia de los pueblos colonizados. En 1979 Mauritania se retiró, dejando sólo al Estado en un dominio que, en efecto, tras más de 40 años se pueden describir como “colonial”. Desde el año 1998, junto con otros ex prisioneros, Djimi registra todas las violaciones de derechos humanos cometidas contra el pueblo saharaui. Hoy vive en El Aaiún, la capital no oficial del Sahara Occidental, con su marido y sus cinco hijos. El 20 de agosto de 2016 se le otorga en la basílica de Santa María del Carmine Maggiore de Nápoles, el “Premio Pimentel Fonseca 2016”, prólogo de la fiesta del periodismo civil internacional “Amordazar”, programado del 18 de septiembre al 24 en el Museo Pan de Nápoles.
Elghalia, en los tres años y medio de cárcel pasados en una prisión de Marruecos, fue sometida a crueles formas de tortura. Entre las más violentas, fue atacada por perros y le rociaron ácido en la cabeza. ¿ Qué sentimientos le provocan actualmente los carceleros y el estado que le hicieron eso?
“Mi ánimo es bueno. Gracias a Dios soy creyente y estoy firmemente convencida de la bondad de valores como la tolerancia, la convivencia y el respeto a los demás. Ciertamente, ha habido dolor y sufrimiento, pero ahora me siento una persona mejor. Continúo mi trabajo de la resistencia pacífica y denuncia de mi pueblo, para que algún día pueda alcanzar la independencia en nombre de la libertad y la autodeterminación se le debe conceder”.
Pero ¿por qué Marruecos sigue ocupando su tierra? ¿La explotación económica, al igual que el colonialismo, es la primera y gran motivación?
“Por supuesto. Nuestra zona es rica en recursos naturales. Tenemos varios minerales subterráneos, pero sobre todo el mar frente a nuestra costa es uno de las mejores zonas de pesca en el mundo. Es por eso que Marruecos no nos permite decidir nuestro destino como pueblo. El período de transición después de la colonización española nos promete un referéndum, pero Marruecos siempre se ha opuesto porque sabe que la gran mayoría del pueblo saharaui votaría por la independencia”.
¿Los saharauis son hoy discriminados en Marruecos? ¿Qué perspectivas tiene un joven saharaui por delante?
"Por desgracia, sí, tanto en la escuela como en el trabajo hay abusos y delitos diarios. Especialmente contra los jóvenes, esta situación es a veces insoportable. Por eso los jóvenes de El Aaiun salen a las calles a protestar, atrayendo así la atención y la violencia de la policía contra ellos”.
¿Nunca ha albergado dentro de sí misma sentimientos de venganza o de odio?
“No, el odio y la venganza no resuelven nada. De hecho, sólo tiene añaden problemas a los problemas, resentimiento al resentimiento. El mío es un pueblo pequeño y tranquilo. Soy y quiero ser un ejemplo de convivencia: a pesar de todo lo que he sufrido, no tengo sentimientos de venganza contra el pueblo marroquí. Tengo muchos amigos y amigas marroquíes muchos amigos con los que me gusta compartir mi tiempo”.
En los últimos tiempos en Europa hay un gran debate sobre el tema del burka y el “burkini”. ¿Qué opinas?
“La vestimenta es una opción personal, y creo que cada uno debe ser libre de elegir. Las mujeres saharauis tenemos la melhfa, una tela de algodón que cubre todo el cuerpo excepto la cara y las manos, pero no nació por razones religiosas, sino por el clima. La campaña de “burkini” debe ser detenida, porque sólo alimenta una polémica gratuita. Por otro lado en relación al burka creo que la cara siempre debe mostrarse por razones de seguridad pública”.
Otro problema del que se habla es la supuesta relación entre la migración y el terrorismo. Los atentados islamistas en julio pasado en Francia y Alemania han provocado una acalorada discusión sobre el hecho de que en esta época en la que millones de personas tratan de llegar a Europa y de alguna manera ponen en riesgo la identidad europea y la seguridad.
“Soy una mujer musulmana y quiero decir que el verdadero y profundo espíritu del Islam es de tolerancia y convivencia. No creo que la religión islámica sea la causa del extremismo. Hay ignorantes, hay exaltados, pero no hay que juzgar a cientos de millones de personas por las acciones de unos sinvergüenzas. Hay que reflexionar sobre los migrantes: Estas personas desesperadas que huyen del hambre, la guerra y la miseria, de tantos problemas, y que están dispuestos a arriesgar sus vidas merecen ser aceptadas. Los estados que tienen la capacidad deben recibir a estas personas y crear las condiciones para su integración y para que comiencen una nueva vida”.

viernes, 19 de agosto de 2016

Sidi Mohamed Daddach: “En los territorios ocupados sufrimos el apartheid marroquí”


Sidi Mohamed Daddach es el segundo preso político que más tiempo ha estado en prisión en África: 25 años en cárceles de Marruecos
“Lo más duro fue levantarme cada día pensando que ese iba a ser el último”
“El rey Juan Carlos fue el que vendió el Sáhara Occidental a la monarquía marroquí”
La presión marroquí sobre él no se ha aflojado después de tantos años. Su casa en El Aaiún está “vigilada las 24 horas” y no se le puede localizar a través del teléfono por si la policía marroquí lo tiene pinchado. Se llega a él por el boca a boca de los activistas saharauis. Sin hacer mucho ruido. Y, entonces, él aparece donde tú estés, se recoge la Daraa celeste, se sienta en el suelo con las piernas cruzadas, espera y responde.
Habla despacio y bajito, y mira directamente a los ojos, sin prisa. Sidi Mohamed Daddach espera la pregunta. Esa paciencia la aprendió durante los 25 años que pasó entre rejas en las cárceles marroquíes. De 1976 a 2001. Estos 25 años convierten a Sidi en el segundo preso político que más tiempo ha estado en prisión en África, solo por detrás en esta triste clasificación del que llegó a ser presidente de Sudáfrica y premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela. Madiba estuvo 27 años.
Por su resistencia pacífica y por sus años en la cárcel, a Sidi Mohamed Daddach (1957, Guelta Zemour) se le honra con el sobrenombre del Mandela saharaui.
Entre los dos Mandelas existe una diferencia vital: el del Sáhara Occidental estuvo condenado a muerte los primeros 14 años. “Lo más duro fue levantarme durante todos esos años pensando que cada día iba a ser el último de mi vida y saber cómo me iban a matar, porque los guardias nos lo contaban para aterrorizarnos y porque muchos compañeros no volvieron: te sacaban de tu celda de madrugada, te ponían en pie en un patio y siete policías con siete pistolas te disparaban siete balas de cintura para arriba", recuerda.
"Si no morías, el procurador tenía una pistola con otra bala, que ellos llamaban la bala de la piedad, para rematarte. Según ellos, para que sufrieras un poco menos”, prosigue.
Sidi vivió durante 25 años en una celda de dos metros cuadrados por uno y solo podía salir a un patio de otros 30 metros cuadrados durante cinco horas al día. En 1976 fue detenido cuando intentaba unirse al Frente Polisario y fue obligado a servir en el Ejército marroquí.
"Pasé diez días colgado de una pared boca abajo"
Intentó escapar, recibió un tiro en la tibia izquierda –que enseña con orgullo guerrillero– y el reino alauita le condenó a muerte por “alta traición”. Solo la presión de Amnistía Internacional y de la Cruz Roja, más la amnistía política decretada en 2001 tras la muerte del rey Hassan II en 1999, culminaron su liberación cinco lustros después.
“Solo comíamos lentejas y garbanzos y teníamos una única muda, con lo que debíamos lavarla con agua fría y ponérnosla así. Además, nos pegaban y tenían cuartos específicos para torturas. En uno de ellos pasé diez días colgado de una pared boca abajo porque encontraron en mi celda una pequeña radio que me había regalado un funcionario y que tenía escondida”, relata.
A pesar de las “torturas, vejaciones e insultos constantes y continuados” que sufrió en los años de cárcel, el Mandela saharaui continúa su lucha pacífica en el Aaiún ocupado desde la presidencia del Comité de Defensa del Derecho a la Autodeterminación del Sáhara Occidental (Codapso).
Su activismo continúa
En El Aaiún y en el resto de ciudades ocupadas del Sáhara Occidental no es fácil esta resistencia no violenta, según nos cuenta: “Hay discriminación, segregación y racismo contra los saharauis. Por ejemplo, si se prohíbe el paso por una calle por cualquier actividad, solo se prohíbe para los saharauis, los colonos pueden pasar. A los estudiantes se les pone muchas dificultades para poder ir a la universidad y las personas adultas no encuentran trabajo porque les dicen que no hay para saharauis".
La discriminación se efectúa sin disimulo, continúa. "Cuando hay manifestaciones, todos los saharauis que pasen por la calle son objeto de golpes o posibles detenciones, independientemente de que estén o no en la protesta. Y también se producen constantes allanamientos de casas y redadas sin justificación alguna. La policía nos dice que somos el enemigo y que es así como nos tratan. En los territorios ocupados sufrimos el apartheid marroquí”.
Además, tienen que convivir con “traidores”, enfatiza. “Como en todos los casos de ocupación, siempre se encuentran nativos colaborando con el invasor por intereses materiales y dinero, pero su traición no afecta para nada a la causa. Los auténticos saharauis no aceptan acuerdos ni sobornos. Yo nunca me he vendido”.
Apuesta por la paz
Después de 40 años de ocupación, el Mandela saharaui subraya qué solución al conflicto es la que prefiere y cuál es la que puede desencadenarse: “Queremos una solución pacífica, pero el Frente Polisario no va a esperar indefinidamente y muchos jóvenes están pidiendo la vuelta a las armas", apunta.
"Deseo que la guerra no sea el camino, pero para lograrlo exijo al Consejo de Seguridad de la ONU que presione a Marruecos y que la Minurso (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental) organice el referéndum de autodeterminación que se acordó en el alto el fuego de 1991”.
En marzo, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon visitó los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf (Argelia) y habló de “ocupación” marroquí. La reacción de Marruecos fue expulsar en abril a 73 miembros del equipo civil de la Minurso del Sáhara Occidental ocupado. En junio aceptó el regreso de 25, pero Sidi Mohamed Daddach lamenta “los privilegios marroquíes”.
“Hay intereses económicos y políticos, sobre todo entre España y Francia, que ellos ponen por encima de nuestra libertad y que nos perjudican. Por eso, Marruecos ha podido expulsar a observadores de la ONU, a abogados españoles, a periodistas, a miembros de ONG y a la misión de la Minurso”, señala como dato fundamental de un conflicto estancado y casi olvidado.
"Claro que la monarquía española afecta al Sáhara"
Si las arrugas son un claro síntoma del paso del tiempo, Sidi Mohamed Daddach ha vivido más de los 59 años que están escritos en su DNI español. Aunque este ya es solo un reliquia colonial y un recordatorio de la lucha que mantiene el pueblo saharaui desde la ocupación marroquí.
En España se desconoce aún si habrá terceras elecciones o un nuevo gobierno. Tampoco parece importarle mucho a Sidi Mohamed Daddach, a pesar de que se pudiera abrir una esperanza con las promesas de Unidos Podemos.
“Desde Felipe González, pasando por José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, hasta Mariano Rajoy todos han dicho de palabra cuando estaban en la oposición que nos apoyaban, pero al llegar al Gobierno no lo han hecho", reitera el saharaui. "Pablo Iglesias ha afirmado que reconocerán la RASD para que tenga un status diplomático en España y que apoyarán el referéndum de autodeterminación. Tendremos que esperar para ver si Unidos Podemos llegan al Gobierno y si cumplen sus promesas”, reflexiona con una mezcla de prudencia y recelo.
El Mandela saharaui señala con firmeza la responsabilidad de la monarquía española en la desgracia de su pueblo: “Juan Carlos I llamaba a Hassan II ‘Hermano’ y Mohamed VI llama a Felipe VI, ‘Sobrino’. Claro que esta relación afecta al Sáhara, aunque mucha gente en España se crea que el rey no tiene poder y que solo es una figura simbólica", asevera Daddach.
Entonces, hace memoria: "La monarquía española fue la que vendió el Sáhara Occidental a la monarquía marroquí y la que mantiene grandes intereses económicos y políticos con ellos. Te pongo solo un ejemplo: la tercera visita oficial de Felipe VI como rey, después de una audiencia con el Papa Francisco y de estar en Portugal, fue a Marruecos, julio de 2014".
Hace un mes, el 18 de julio, se celebró el Día Internacional de ‘Nelson Mandela. Por la paz, la democracia y la libertad’. ¿Coincidió alguna vez con el hombre con quien se le compara? Sí, aunque de forma indirecta. Fue en 2002, en Bergen (Noruega). Sidi recibió el Premio Rafto, también conocido como el Nobel de la Paz de los Derechos Humanos y la Democracia.
 "Pocos días después, una delegación de la embajada sudafricana se acercó a mí, me entregó un regalo de parte de Nelson Mandela y me dijeron que me mandaba un gran abrazo. Fue el único contacto que tuve con él", describe.
El regalo era un libro sobre su lucha incansable contra el apartheid en Sudáfrica.

jueves, 18 de agosto de 2016

Inundaciones en El Aaiún (campamentos) – Comunicado de la Media Luna Roja Saharaui MLRS


Colegios
Riadas a travesando el campamento
Viviendas destruidas completamente
Campamentos de Refugiados Saharauis, 17 de agosto de 2016
A raíz de las fuertes lluvias que vivió la Wilaya de El Aaiún en los Campamentos de Refugiados Saharauis, el día 15 de agosto de 2016 por la tarde, la Media Luna Roja Saharaui (MLRS), junto con una delegación conjunta compuesta por 12 organizaciones entre las que están las agencias de la ONU (ACNUR, Programa de Alimentación y UNICEF) y las Organizaciones No Gubernamentales que trabajan sobre el terreno en el los Campamentos de Refugiados, ha realizado una labor de evaluación de la situación humanitaria que ha dejado el paso de la lluvia y los daños que ha causado en las viviendas de los refugiados y en las infraestructuras, además de detectar las necesidades más urgentes.
El resultado final es el siguiente:
Primero: daños humanos
Las fuertes lluvias han causado heridas a 11 personas, una en estado muy grave, que fueron atendidas inmediatamente por los servicios sanitarios de la Wilaya y 6 fueron evacuados al hospital de la cercana ciudad Tindouf.
Segundo: daños materiales
– Según los primeros recuentos, se han destruido completa o parcialmente las viviendas de más de 400 familias, que perdieron todas sus provisiones alimentarias mensuales de manera significativa. En cuanto a las infraestructuras, han sufrido daños considerables especialmente en las instituciones educativas y en los centros de formación: entre las 8 escuelas que están en la Wilaya, 5 han sufrido grandes derrumbes de entre el 30 y el 60 por ciento de sus instalaciones, que dan servicio a más de 5300 alumnos. También se han registrado daños en las guarderías en un porcentaje superior al 10 por ciento, así como en centros de formación, especialmente en el Centro de Discapacitados, además del Centro de Juventud, el Centro de Enseñanza de Idiomas e Informática, el Taller de Carpintería y Artesanía, y la Escuela de Agricultura. Respecto a las instalaciones sanitarias, el Hospital Provincial sufrió daños en los servicios de Maternidad e Infantil y en los Servicios Administrativos. Por último, el sistema de abastecimiento de agua también se ha visto afectado ya que, por su parte, sufrió daños en los principales depósitos de abastecimiento.
-En las instalaciones de las instituciones públicas, también se registraron daños materiales, especialmente en el Centro Administrativo de la Wilaya, en las diferentes Dairas, en la sede de la Radio Provincial, en el Centro de Policía, la Gendarmería y en la Dirección Provincial de Educación.
Según indica el primer informe de la Delegación desplegada en el terreno, para cubrir las necesidades humanitarias más urgentes se precisa una cuantía de 800 mil dólares, que se distribuyen en las siguientes partidas:
– Viviendas: supone un 54 por ciento del presupuesto para facilitar tiendas de campaña y material de construcción destinado a las familias damnificadas para rehabilitar sus viviendas.
– Para la rehabilitación de las instituciones educativas, porcentaje alcance un 35 por ciento.
– Las instalaciones sanitarias, los depósitos de agua y el sistema de saneamiento precisan de un 8 por ciento del importe total.
– Las instalaciones públicas provinciales requieren de aproximadamente un 3 por ciento del importe total.
Cabe indicar, por otro lado, que la situación de salud está bajo fuerte vigilancia y observación, por lo que no se ha registrado brotes de pandemias o enfermedades, gracias al esfuerzo de las autoridades y socios que trabajan en el terreno para evitar la contaminación del agua, acabar con charcos de agua y realizar las medidas de sensibilización oportunas.
Por esta ocasión, la Media Luna Roja Saharaui (MLRS) aprecia los esfuerzos de las autoridades públicas y las organizaciones humanitarias internacionales que están los campamentos por asumir las necesidades humanitarias más urgentes, y llama a los donantes para apoyar esos esfuerzos y contribuir de manera urgente para dar respuesta a esta catástrofe natural.
La MLRS expresa, asimismo, su máxima preocupación por la reducción de las reservas de alimentos básicos y la falta de contribuciones suficientes para cubrir las necesidades alimentarias cara a los últimos meses del años y alerta sobre la escasez de reservas de tiendas de campaña y otros equipamientos para hacer frente a eventuales emergencias, especialmente en esta época que suele vivir futes precipitaciones de lluvias.