sábado, 31 de enero de 2009

Detenciones y torturas en el recibimiento al activista de derechos humanos Hmad Hamad en El Aaiún





Liberados tras duros interrogatorios los miembros del Comité Contra la Tortura de Dajla Hamia Ahmed Musa y Rachid Sghyar que iban a reunirse con la misión del Parlamento Europeo

El Aaiún. 30/01/2009- Nuevas detenciones, torturas y bloqueo policial marroquí en la zona próxima al barrio de Maatala, en la capital del Sahara, El Aaiún, desde ayer viernes, cuando se produjo una importante concentración popular para recibir al activista de Derechos Humanos y vicepresidente del Comité de Defensa del Derecho a la Autodeterminación del Pueblo del Sahara Occidental (CODAPSO), Hmad Hamad, declaró el propio Comité al Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC). El activista regresaba un año y medio después de abandonar el territorio y tras recuperarse de una operación en la columna vertebral para curar las secuelas de la tortura sufrida a lo largo de su actividad.

Hamad, que llegó al aeropuerto de El Aaiún algo más tarde de las 10:00 de la mañana del viernes, se trasladó desde el aeródromo a casa de sus padres, cerca de Maatala. “Durante el trayecto fuimos seguidos por vehículos policiales camuflados y cuando llegamos al barrio encontramos todas las calles tomadas por policías marroquíes, tanto de uniforme como de paisano”, relató el activista.

Acompañaban al vicepresidente de CODAPSO varios observadores españoles, entre los que estaba el presidente del Observatorio de los Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Badajoz, José Manuel de la Fuente.

Una vez llegados a casa de los padres de Hmad, numerosos ciudadanos saharauis se congregaban “ondeando banderas de la República Árabe Saharaui Democrática y coreando eslóganes favorables a la independencia” del territorio. Cientos de ellos más “eran bloqueados por los controles policiales marroquíes, muchos detenidos, maltratados y algunos permanecen en paradero desconocido”, indican los testigos. Además, “todo el que entra o sale de casa de la familia del activista es detenido e interrogado”, denuncian.

Por otro lado, los dos representantes del Comité Contra la Tortura de Dajla que tenían previsto reunirse en la tarde del martes con la delegación del Parlamento Europeo de visita los territorios ocupados por Marruecos en el Sahara Occidental, Rachid Sghyar y Hamia Ahmed Musa, “fueron liberados tras sufrir duros interrogatorios y brutalidad” por parte de la policía marroquí.

Ambos fueron “agredidos” por la policía cuando se dirigía a reunirse con los europarlamentarios e “introducidos a la fuerza en un vehículo policial marroquí”, informó al Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC) el presidente de la organización de defensa de los Derechos Humanos, El Mami Amar Salem.

Finalmente, los dos activistas del Comité Contra la Tortura de Dajla fueron liberados el martes a última hora de la noche, poco antes de las 23:00 horas. Rachid Sghyar, en la avenida de Bucraá de El Aaiún “después de ser sometido a durísimos interrogatorios” y “con una bolsa en la cabeza para que diera tiempo a sus captores de escapar antes de que pudiera identificar la matrícula del vehículo”, aseguraron los testigos en la zona.

Según relató el propio Rachid, la policía marroquí “temía todo el tiempo” causarle “heridas graves que revelaran posibles torturas” a la delegación parlamentaria europea, que se interesó desde el martes por el paradero y la situación de su compañero todavía desaparecido, aunque fue constantemente “amenazado de muerte” y “golpeado en puntos del cuerpo en los que no quedan marcas”, aseguró.

Hamia Ahmed Musa fue abandonado minutos después a unos kilómetros al norte de la capital saharaui, pero no se supo nada de él hasta un día después pues “los efectos de los golpes que no le dejaban moverse y el temor a las amenazas de muerte efectuadas por los agentes marroquíes impidieron que fuera localizado o comunicar con él” ya que, “además, le quitaron todas sus pertenencias, entre ellas, el móvil”, declaró el Comité Contra la Tortura de Dajla.

Se da la circunstancia que Hamia es hijo de otro desaparecido saharaui a manos de las autoridades marroquíes cuando éste era un niño. Tras su liberación, aseguró que sus captores le “repetían una y otra vez que iba a seguir el mismo camino que mi padre”, aseguró. (Servicio de Comunicación Saharaui de Canarias)

Hamia Ahmed Musa

Foro Social Mundial. Denuncia de la violación de los derechos humanos en el Sahara ocupado












PARTICIPACIÓN SAHARAUI EN EL FORO SOCIAL MUNDIAL
Belém (Brasil). Sábado, 31 de enero de 2009

DENUNCIA DE LA VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS EN EL SAHARA OCCIDENTAL OCUPADO ANTE LOS MOVIMIENTOS SOCIALES INTERNACIONALES

La represión de la población saharaui en la zona ocupada y su supervivencia diaria fue el tema que despertó mayor interés en el taller impartido ayer sobre la cuestión del Sahara Occidental en el Foro Social Mundial. Se presentaba el informe sobre la situación de los derechos humanos en los territorios sometidos del Sahara Occidental, que establece unos patrones comunes sobre las violaciones de derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales por parte del gobierno alauita. Junto a uno de sus autores, Josu Ozkoz, Mariam Bainah, activista de CODESA, relataba su experiencia en estos territorios y las formas de lucha empleada por la población. La Televisión de la Amazonía grababa a Mariam relatando como los niños saharauis de la zona ocupada intentaba cada día en los patios de sus escuelas quitar la bandera marroquí e izar la de la de la república saharaui.

Uno de los patrones de violación de derechos contemplados en el informe, la explotación de los recursos naturales del Sahara Occidental: su banco de pesca, los fosfatos, la arena… fue el leiv motiv de la mesa de trabajo celebrada en la carpa Ciemen con la participación del representante de CEAS-Sahara, Jesús Garay, y Mariam. El Ministro Consejero para Europa, Mohamed Sidati, moderaba esta reunión de trabajo en la que también participaron ponentes turcos, kurdos y tamiles. Todos insistieron en la necesidad de que el movimiento social ponga su máxima atención en la explotación de estos recursos naturales ajenos por parte de las multinacionales y los gobiernos de ocupación.

Sobre esta cuestión, y concretamente sobre la explotación de las minas de fosfato de Bou Craa, la productora independiente Caracol de Guatemala realizó una entrevista al ministro saharaui. La línea de trabajo de la delegación formada por los representantes de la RASD y de la Coordinadora CEAS-Sahara es difundir la problemática saharaui entre las organizaciones participantes en el Foro desde todos los puntos de vista.

Fernando Peraita participaba a mediodía en la Asamblea de los Movimientos Sociales, donde tuvo la oportunidad de denunciar ante un foro de más de doscientas personas de diferentes organizaciones internacionales la situación actual del pueblo saharaui. Peraita incidió en la violación de derechos humanos en la zona ocupada por el gobierno marroquí y en la existencia del muro de la vergüenza que segrega el Sahara Occidental. Junto a representantes de organizaciones palestinas, y estableciendo lógicos paralelismos, relató los bombardeos con NAPALM y fósforo blanco que provocaron el éxodo de la población saharaui.

Hoy sábado está prevista la intervención de Mohamed Sidati en la conferencia sobre estrategias de emancipación y el derecho de los pueblos que tendrá lugar en la zona exterior de la Carpa Ciemen, un espacio que está recibiendo un gran número de participantes del Foro. Por la tarde, en el stand saharaui se proyectará el documental Tebraa y un reportaje sobre ARTifariti, II Encuentros de Arte en Territorios Liberados del Sahara Occidental.



Comunicado del Comité de apoyo al plan de arreglo de Naciones Unidas y la protección de los recursos naturales del Sahara occidental (CSPRON)



Con motivo de la visita de la comisión de europarlamentarios a El Aaiun, les fue denegada la entrada al hotel PARADOR de la ciudad saharaui del AAIUN a algunos miembros del Comite de apoyo al plan de arreglo de Naciones Unidas y la protección de los recursos naturales del Sahara Occidental (CSPRON) por parte de las fuerzas de seguridad marroquípara impedir que se entrevistaran con la comision parlamentaria europea que visito la zona para realizar un informe sobre la violacion de los derechos humanos en el Sahara por parte del regimen Marroqui. Los activistas a los que se les impidó entrar son ALI SALEM BABEYT y ABDEL HAY AHMED TOUBALI. Sí pudo acceder su presidente SIDAHMED LEMJIYED después de una fuerte disputa con las fuerzas de seguridad. Sidahmed Lamjiyed realizó una denuncia ante la comisión , la cual hizo una solicitud a los cuerpos de seguridad permitiendo estos a ultima hora (21.30) la entrada de los activistas indicados aneriormente.

El lugar de encuentro con las asociaciones civiles saharauis, el antiguo hotel PARADOR de El AAIUN, fue asediado fuertemente por los cuerpos de seguridad vestidos de uniforme y de paisano hasta el punto de prohibir el paso y el acercamiento a todos los saharauis sobre todos los activistas de derechos humanos. Tambien les fue impedida la entrada a los activistas de la Asociacion marroquíde defensa de los derechos humanos de El AAIUN en dos ocasiones para posteriormente darles permiso para su entrada.

Tambien les fue denegada la entrada a los representantes de la Confederacion de Comisiones Obreras Saharauis DIA SIDAHMED MOUSA – HALAB BACHIR – SAAIDI HOUSEIN todo lo anterior con la detencion del activista RACHID SGAYR que fue puesto en libertad posteriormente sobre las 21.00 y la detencion de HAYMA AHMED que sigue detenido y lesionado; el activista MAHYUB UALAD CHEJ sufrió una lesion grave en la pierna derecha y que sigue en cama. Tambien fueron lesionadas las activistas saharauis DEIRAA MAILAMNIN y HDAYDHAM MENT LAROSI .

Por todo lo anterior el comite de apoyo al plan de arreglo de naciones unidas y la proteccion de los recursos naturales del Sahara Occidental (CSPRON) expresa su rotunda repulsa por esta actitud de impedimiento de entrada de sus miembros y solicita se tomen todas las medidas para que sea levantado este bloqueo militar y de seguridad puesto por las autoridades Marroquis en el sahara. Consejo ejecutivo de CSPRON



Intervención ante la comisión del Parlemento Europeo del Comité de apoyo al plan de arreglo de Naciones Unidas y la protección de los recursos naturales del Sahara occidental (CSPRON)

El AAIUN a 28/01/2009

El Comité de apoyo al plan de arreglo de Naciones Unidas y la protección de los recursos naturales en el Sahara occidental se reunió el martes 27/01/2009 en el hotel PARADOR de la ciudad ocupada del AAIUN con la comisión parlamentaria Europea que visito la ciudad para hacer un estudio sobre los derechos humanos en la zona . En el encuentro se discutieron diferentes aspectos y los miembros del comité de apoyo entregaron a la comisión europea un informe detallado sobre la explotación ilegal de las riquezas naturales y la violación sistemática de los derechos humanos este informe fue apoyado con cifras y fotos que reafirman su contenido.

Esta es la palabra pronunciada por el comité delante de la comisión parlamentaria Europea:

El comité apoya el plan de arreglo de Naciones Unidas que se basa en la realización de un referéndum de autodeterminación en el Sahara occidental solicitando a las Naciones Unidas y a la opinión pública internacional el cumplimiento de este plan de arreglo.

En espera del cumplimiento de este plan se siguen cometiendo las graves violaciones en el Sahara Occidental tales como las explotaciones ilegales e irracionales de los recursos naturales como las graves violaciones de los derechos humanos y demás violaciones que van en contra de los principios y resoluciones internacionales y en el momento del estancamiento de este proceso africano y de naciones unidas y ante la incapacidad del organismo internacional en promover recursos mas eficaces para llegar a un fin de este conflicto que lleva mas de tres décadas y que puede empeorar mucho mas la situación del pueblo saharaui.

La firma de una serie de convenios con distintas empresas extranjeras para la explotación de los recursos naturales del Sahara occidental en contra de las afirmaciones del ex asesor jurídico de las Naciones Unidas (Hans Corell) con fecha 29 de enero del 2002, en las cuales afirma que el territorio del Sahara Occidental sigue siendo un territorio ocupado. Y que la explotación de sus recursos sin el consentimiento de su población originaria va en contra del derecho internacional.



EXPLOTACION DE LOS RECURSOS NATURALES.

EXPORTACIONES: FOSFATOS
VOLUMEN: 3 MILLONES DE TONELADAS, EL 9/100 DE LA RESERVA MUNDIAL
PAISES IMPORTADORES: ESPANA – CROACIA- AUSTRALIA- JAPON- MEXICO-NUEVA ZELANDA- USA- COLOMBIA- LITUANIA - BULGARIA
PRECIO: 240 DOLARES POR TONELADA


EXPORTACIONES: PESCA
VOLUMEN: 2 MILLONES DE TONELAS AL AÑO Y UNA CAPACIDAD DE PRODUCCION ANUAL DE 10 MILLONES DE TONELADAS POR KILOMETRO CUADRADO
PAISES IMPORTADORES: UNION EUROPEA – USA – PAISES DEL ORIENTE ASIATICO - MARRUECOS
PRECIO: 10 DOLARES KILO


EXPORTACIONES: SAL
VOLUMEN: CERCA DE 2.1 MILLAR DE TONELADAS AL AÑO
PAISES IMPORTADORES: MARRUECOS
PRECIO: ½ DOLARES KILO


EXPORTACIONES: ARENAS
VOLUMEN: 9.4 MILLON DE TONELADAS AL AÑO
PAISES IMPORTADORES: ESPAÑA Y MARRUECOS
PRECIO: 40 DOLARES POR TONELADA


EXPORTACIONES:FRUTAS Y VERDURAS
VOLUMEN: 1.5 MILLONES DE TONELADAS AL ANO
PAISES IMPORTADORES: ESPAÑA Y MARRUECOS


EXPORTACIONES:CAZA DE ANIMALES Y AVES
PAISES IMPORTADORES: ARABIA SAUDITA - MARRUECOS


Desde 1975 la situación de los derechos humanos en el Sahara occidental y principalmente desde el levantamiento popular (INTIFADA) del 2005 conoce una serie de violaciones serias y graves cometidas de una forma meditada por el estado marroquí. Por eso hacemos nuestra repulsa y hacemos publica nuestra condena a todo lo que lleva a cabo este régimen principalmente en contra de las libertades, encarcelamiento, tortura, la emigración obligada.

Un ejemplo es la situación de nuestro secretario general MOHAMED JAAIM que fue trasladado desde su lugar de trabajo en la empresa Fosbukraa a la ciudad Marroquí de Ibngrir y posteriormente fue torturado el 25/05/2005 mientras se manifestaba delante de la dirección de la empresa en dicha ciudad lo que conllevó a la practica de una operación quirúrgica en el hospital Koutubia de Marrakech y posteriormente secuestrado el 2 de junio de 2006 por los servicios de inteligencia Marroquí y la prohibición de su visita a las zonas ocupadas y la denegación de su pasaporte.

El cerco puesto sobre la casa del presidente del comité, SIDAHMED LEMJIYED, con la amenaza de muerte que recibió por la simple exposición de las explotaciones ilegales de los recursos naturales del Sahara Occidental por parte de Marruecos ante la opinión publica internacional y su secuestro en el momento en que distribuya un comunicado donde el comité (CSPRON) expresa su boicot a los comicios electorales del 7 de noviembre del 2007, por todo ello presentó una querellas ante los juzgados sin recibir contestación.

No es comprensible ni razonable que, cuando Marruecos va en contra de los principios y leyes internacionales de las Naciones Unidas, viola sistemáticamente los derechos humanos y explota ilegalmente los recursos naturales del Sahara Occidental, la Unión Europea le otorga el mérito de socio principal.

En base a todo lo anterior el comité de apoyo al plan de arreglo y la protección de los recursos naturales del Sahara Occidental (CSPRON) solicita a los dirigentes europeos no incluir al Sahara Occidental en sus convenios con Marruecos porque de lo contrario esto conlleva a que se conviertan en partícipes en contra de Naciones Unidas y la violación de los derechos humanos en el Sahara Occidental, lo cual va en contra de los principios y los pilares en que se basa la Unión tales como el respeto de los derechos humanos, y la legalidad internacional.



Por lo anterior solicitamos:

-el cumplimiento del plan de paz con la realización de un referéndum libre y justo de autodeterminación del pueblo saharaui bajo el auspicio de Naciones Unidas.
la protección de los recursos naturales del territorio.


-Solicitamos del consejo de seguridad la puesta de los recursos naturales del Sahara Occidental bajo la protección de las Naciones Unidas para poner fin a su explotación irracional e ilegal por parte del estado Marroquí.


-la anulación de todos los convenios firmados con Marruecos que abarcan la explotación de los recursos naturales Saharauis y principalmente el acuerdo de pesca firmado entre la Unión Europea y Marruecos.


-la no inclusión del Sahara en los convenios que se firman entre la Unión Europea y Marruecos.
que la situación de los derechos humanos en el Sahara sea tenida en cuenta por la asamblea de Naciones Unidas.


-hacer un estudio e investigación sobre las querellas presentadas por los ciudadanos Saharauis presentadas ante los Juzgados Marroquíes.


-Solicitamos de la comisión de derechos humanos de las Naciones Unidas que visitó el territorio el 15/05/2006 hacer público su informe sobre la situación de los derechos humanos en el Sahara Occidental.


-Abrir una oficina en el Aaiun que dependa de las Naciones Unidas para velar por los derechos humanos en la zona.


-La creación de una comisión internacional para la extracción y la eliminación de las min anti-personales del territorio saharaui, ya que cobro la vida de muchos saharauis.


-Asegurar el beneficio de la población Saharaui de los recursos naturales de su tierra.


-Asegurar a la población saharaui las condiciones de vida dignas a través de la creación de puestos de trabajo estables, y la lucha contra cualquier tipo de discriminación llevadas a cabo por el régimen Marroquí contra los hijos del pueblo saharaui.


-La puesta en libertad de todos los presos políticos saharauis.


-Poner fin a toda clase de persecución a la que son objetos los activistas saharauis de derechos humanos y poner fin a toda clase de privación de libertad como la libertad de expresión, opinión, y la fundación de asociaciones civiles y la organización de manifestaciones pacíficas.


viernes, 30 de enero de 2009

Palestina, la Unión Europea y el Sahara Occidental

Palestina

En Gaza la sangre de los niños corría simplemente, como sangre de niños. Miles y miles de personas hemos reaccionado frente al horror gritando indignados y unánimes: no es una guerra, es un genocidio.

Mientras, en la hipócrita versión mediática del juicio de Salomón, los niños palestinos que apedrean tanques de la más alta tecnología, aparecen caricaturizados para imagen pública occidental como los hijos de hombres y mujeres que, habiendo nacido de progenitores terroristas árabes militantes de Hamás, deben ser portadores de algún ‘gen’ que les empuja al ejercicio de esa brutal violencia.

La amenaza que supone para el Estado de Israel la presencia de “organismos patógenos” susceptibles de extender a nivel mundial la epidemia de la lucha por la dignidad hasta sus últimas consecuencias, obliga al abandono de la tradición judeocristiana del juicio justo, sustituido por las bombas de fragmentación, el fósforo blanco, asesinatos selectivos, muros, check points, hostigamientos, detenciones arbitrarias, destrucción de casas, hospitales, escuelas, cultura, universidades.

Esa es la lección aprendida y enseñada por el sionismo en y tras la II Guerra Mundial: justificar la práctica de la eugenesia sobre aquellos pueblos incapaces de renunciar a su memoria histórica, como el pueblo palestino, el español, sudafricano, los mayas guatemaltecos, timoreses… o saharauis.

Bruselas

Sami Naïr, hace poco en la prensa, alertaba sobre la tímida condena de la Unión Europea frente a un episodio más del genocidio que sobre tierra Palestina practica el Estado de Israel y sobre la inacción cómplice de la comunidad internacional. ¡Qué lacerante el puñal de silencio clavado en el corazón de Sabra y Shatila y Jenin! En Gaza, cárcel al aire libre, los verdugos se autoproclaman víctimas de guerra mientras torturan a la población indefensa.

El periodismo de guerra diseñó la etiqueta “conflicto palestino-israelí” para vendernos el robo sangriento de tierras como si de una marca publicitaria se tratara. Y les reporta buenos resultados, entre otros, enseñarnos a olvidar pronto a los muertos.

En el post-estado del bienestar está pasado de moda ocultar hechos o datos. La dominación ideológica se ejerce ahora mediante el acto público de renombrar lo que nos pasa con el bombardeo incesante de eslóganes.

Acostumbrados a pensar en términos de marca, consumimos danones, disciplina fiscal, cocacolas, acuerdos de paz, matutanos, convenios bilaterales y malboros, etiquetas todas que contienen el valor añadido de la violencia sistémica. Las marcas se agregan al lenguaje cotidiano como los transgénicos, esterilizan los contenidos y neutralizan el debate.

Naïr señala que tras la guerra del Golfo (1990-91), capítulo anterior de la subsiguiente promovida por los retratados en las Azores, los acuerdos multilaterales abiertos en la Conferencia de Madrid sobre Palestina (1992), trajeron consigo que la cuestión palestino-israelí dejara de ser competencia de la ONU.

Los gobiernos Usamericanos presionaron para que el conflicto entrara en la vía de resolución mediante “acuerdos bilaterales”. Y la Unión Europea transigió en lo que Israel y Estados Unidos pretendían: subordinar los “acuerdos de paz a cambio de territorios” a la seguridad de Israel, que ni define sus fronteras ni ceja en su diseño colonizador de las tierras palestinas. Extender la represión total sobre el territorio sólo era ya una cuestión de tiempo sujeta a los vaivenes electoralistas.

Naïr aboga por resituar el conflicto en el contexto del Derecho Internacional volviendo a la legitimidad de la ONU. Es decir, Conferencia del Consejo de Seguridad, Cascos Azules en el territorio y plazos de negociación para la seguridad mutua. Y en consonancia, la Unión Europea debería suspender los acuerdos económicos si no se respeta la legalidad internacional.

Pero resulta que esta Institución, de muy dudoso carácter democrático, representa a la Europa de los mercaderes y del libre comercio en tiempos de crisis. La imposición de la austeridad, la disciplina y la responsabilidad fiscal para que los recursos públicos se usen prioritariamente para pagar las ganancias que deja de percibir el sistema financiero, tiene un nombre: robo con violencia a los ciudadanos de la Unión.

Recordemos de paso que con la Directiva de Retorno para Inmigrantes Indocumentados, recientemente aprobada en Europa, la restricción y vulneración de derechos civiles y políticos ya es también moneda común, mientras que los derechos sociales y económicos cotizan en bolsa.

La Unión Europea se ha transformado en un organismo transgénico y parasitario que sólo puede producir parásitos, en palabras llanas, ladrones. ¿Podrá este ladrón convencer a su vecino, ladrón también, además de asesino, que deje de robar o matar?

Marruecos

Como los poderosos de la U.E. no están dispuestos a que el movimiento por la supervivencia de la ‘nueva plebe’ del siglo XXI estalle en sus propias fronteras y les ensucie el jardín de su edén, ni tampoco hacerse corresponsables del daño colateral de la industria postcolonial del hambre, han optado por solucionar este problema doméstico recurriendo, para algunos casos, a la teoría del choque de civilizaciones.

En este gueto en el que vivimos los ciudadanos con papeles del espacio Schengen, vienen fabricándose falsas y peligrosas imágenes de nosotros mismos sobre la base de un enemigo interno, los inmigrantes. Y de otro externo, los árabes.

Las marcas publicitarias “sin papeles” y “árabes” rezuman el lenguaje del racismo y la xenofobia, del estigma, la separación y el enfrentamiento social y cultural. Estas marcas se usan con mucha profusión y sutil sinonimia en el juego de malabares político. Así, cuando nos hablan de África, dan por sentado que los países que la componen, muchos, son estados fallidos, incapaces de controlar a su población.

Por eso hay que crear estados de opinión favorables hacia aquellos países africanos dispuestos a limpiar las cloacas de Europa. Por eso Marruecos es el paradigma a imitar y el Estado a cuidar y proteger: su gobierno de sumisos poceros está dispuesto a sumir en la más venerable mierda a los súbditos de Mohamed VI.

El acuerdo hispano-marroquí sobre el control de las pateras dicen que funciona. Qué más da que los subsaharianos sean abandonados a su suerte en medio del desierto, o tiroteados en la parte marroquí de las vallas fronterizas por la policía. Ya habrá ocasión de educarles en los derechos humanos mediante acuerdos económicos, que dan mucho juego mediático a la hora de hablar sobre modernidad y multiculturalismo a un lado y otro del estrecho de Gibraltar.

Porque los mercaderes europeos, por tradición histórica, continúan interesados en seguir extrayendo los bienes naturales africanos a precio de la actual ”crisis”. La monarquía alauita, al igual que los artificiales estados petroleros del Golfo en otro contexto, son un par de goznes sobre los que se articula aún la dependencia poscolonial de occidente. Marruecos ha optado por un camino de subordinación a los dictados del poder del capital transnacional que tarde o temprano les pasará la factura.

No obstante, para el caso del Sahara Occidental y Palestina, con procesos históricos y socio-políticos independientes y no asimilables, hay que recordar y seguir aprendiendo que son aun cuestiones estrictamente coloniales sin resolver y de inaplazable solución.

El Sahara Occidental

Como entre ladrones impunes anda el juego democrático, el robo del Sahara tiene la peculiaridad de venir publicitado mediante el uso del lenguaje de la razón cínica. Todos y cada uno de los términos reseñados por Sami Naïr para el caso de Palestina, son aún mucho más evidentes y claros para su aplicación en el caso del Sahara Occidental. Conscientes de ello, nuestros gobernantes nacionales y comunitarios están tensando hasta un límite insoportable la frágil cuerda sobre la que se sostiene la existencia del pueblo saharaui.

La firma del acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos es un robo impune en tanto no se produzca la descolonización del Sahara Occidental. Es por eso que el pueblo saharaui, a través del Parlamento de la RASD, ha tomado la decisión de defender sus intereses nacionales en litigio decretando una Zona Económica Exclusiva en aguas del Sahara Occidental.

Pero lo más cínico y políticamente inmoral es la actuación del Gobierno español, primer concausante de la situación de refugio, exilio y ocupación en la que viven los saharauis. Ochenta y un países reconocen a la RASD, desde Afganistán, a Venezuela, pasando por Guatemala. ¿Hasta cuándo vamos a seguir castigando al pueblo saharaui al ostracismo y el ninguneo?

De todos es sabido que en el desierto más inhóspito de África, la hamada, el pueblo saharaui ha sabido con inteligencia, perseverancia, resistencia e imaginación, construir la República Árabe Saharaui Democrática y transformar la ayuda humanitaria en hospitales, escuelas, cultura viva… En los campamentos de refugiados día a día crece la esperanza y la paciencia sin agua que calme la sed de justicia, pero también hierve la sangre de indignación y sentimiento de abandono frente a un futuro cuyo horizonte de vida es un adobe fabricado con arena prestada. La RASD es un Estado despojado de su tierra. Y la desea y ama, como saben amar los hijos de la nube, en cualquier momento y lugar.

Aunque la comunidad internacional mire para otro lado, conocemos de la represión, asesinatos, presos políticos y desaparecidos saharauis en los territorios ocupados. Las denuncias sobre el sistemático incumplimiento de los derechos humanos por parte de las autoridades marroquíes son diarias, como diarias las banderas de la RASD que ondean en El Aaiún, Dajla, Smara, Tan-Tan, Marrakech, Casablanca, Rabat… y hasta en las pateras que llegan a Canarias.

Hoy mismo, 26 de enero, una delegación de la U.E. visitará Marruecos. De los cuatro días de estancia, sólo uno estará en El Aaiún. Programa de trabajo de corte institucional, calculado y medido. El tiempo es poder y dinero. Marruecos marca la pauta a seguir. Resultará difícil que esta delegación renuncie al marketing programado para llegar a la verdad de lo que allí ocurre.
El discurso de los derechos humanos voceado por quienes los violan suele encubrirse de palabras de adulación y disimulo. Para quienes ven en los derechos humanos fuentes de negocios suprimirán de sus informes palabras nada positivas, como paliza, tortura, violación, fósforo blanco, asesinatos, muros, hostigamientos, detenciones arbitrarias. Son dos caras de una misma moneda. Ambas partes, Marruecos y la Unión Europea se hermanan para el buen uso de la razón cínica.

Como viene siendo norma, dejarán en manos de sus respectivos thinks- tanks el diseño de fórmulas políticas en el marco de un posible “acuerdo bilateral saharaui-marroquí” sobre la “autonomía del Sahara Occidental”, por supuesto y con todo el descaro, fuera del marco de la legalidad internacional.

La razón de la justicia histórica de los pueblos que combaten por la paz ha sido asimilada a una razón de carácter terrorista que, según ellos, circula entre los habitantes de ciertos campamentos de refugiados.

Como ocurrió en Jenin. Erigido en 1953 sobre una colina rocosa al oeste de la ciudad del mismo nombre, albergó aproximadamente cuatro mil palestinos refugiados en esa ciudad, después de salir de Haifa y de las aldeas cercanas, así como de las llanuras de Marg Ibn Amer y otros poblados del llamado Triángulo. Jenín era ejemplo de heroica y prolongada resistencia, pesadilla del ejército sionista. La masacre de 2002, todavía impune, se justificó con el argumento de asegurar unilateralmente su “seguridad nacional”.

Como pretenden que creamos ocurre en los campamentos de refugiados saharauis. Presión mediática para obligarles a tener que justificar su lucha. Como si no tuvieran otra cosa que hacer. Burda estratagema urdida por el país que más tiene que callar respecto al terrorismo de Estado que practica en el Sahara occidental. Mientras, la U.E., la O.N.U. y el Consejo de Seguridad discursean sobre la paz en el idioma político del chantaje y la extorsión, diseñan nuevas marcas publicitarias para los nuevos y viejos conflictos y consumen a boca llena nuestra paciencia, que ni es santa ni infinita.

Beatriz Martínez Ramírez,
Club de Amigos de la UNESCO de Madrid

26/01/2009

-------------------------

Fuentes usadas:

César Benjamin, Livre comércio: coisas e rótulos. Folha de S. Paulo, 23/08/2009.
URL http://www.cebes.org.br/anexos/Sobre_coisas_e_rotulos.pdf

César Benjamin, Lula e o livre comércio. (Ou a unidade dos indiscerníveis)
URL http://www.nodo50.org/cubasigloXXI/taller/benjamin_300606.htm

Ignacio Cembrero, El Polisario lanza una ofensiva contra el acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos. El País, edición digital, 23/01/2009 URL


Pablo Neruda, Versos de España en el corazón: himno a las glorias del Pueblo en las Guerras.

Sami Naïr, La UE, Israel y el derecho. El País, edición impresa. Internacional. 25/01/2009
*Leer otros artículos de Beatriz Ramírez

Europarlamentarios al Sáhara: ¿y si las cañas se tornasen en lanzas?




Por Ana Camacho
GEES. Colaboraciones nº 2506 29 de Enero de 2009


Una delegación del Parlamento Europeo acaba de visitar El Aiún, la capital del Sáhara Occidental, en el marco de una visita a Marruecos centrada en la situación de los derechos humanos. Los saharauis proreferéndum de autodeterminación, desesperados ante el silencio internacional sobre su drama, le han visto el lado positivo: por fin alguien saca del olvido el conflicto que mantiene la paz alejada de su tierra desde hace 34 años[1]. Por su parte, los europarlamentarios han vendido la misión como un acontecimiento “histórico”, la primera vez que miembros de la Eurocámara tienen la oportunidad de evaluar sobre terreno la situación de los derechos humanos hablando no sólo con los agresores, sino también con las víctimas. A pesar de tanto júbilo, cabe preguntarse si, tras las buenas intenciones, no nos encontramos ante un nuevo intento del poderoso lobby promarroquí en Bruselas por respaldar la estrategia con que el régimen marroquí lleva desde 1975 intentando legalizar la anexión de un territorio que ese año invadió después de que el Tribunal Internacional de la Haya confirmase que nunca fue suyo.

La visita la anunció la pasada semana en Bruselas el eurodiputado español del PP, Carlos Iturgáiz, en calidad de presidente de la delegación del Parlamento Europeo para las Relaciones con el Magreb, poniendo mucho énfasis en que, por fin, el Gobierno marroquí había accedido a dar la autorización al viaje que la delegación de europarlamentarios llevaba solicitando desde 2005.

El hecho de que los eurodiputados reconozcan alto y claro que para viajar a El Aiún han tenido que someterse a la voluntad de las autoridades marroquíes indica dos cosas: en primer lugar que, como ha denunciado en múltiples ocasiones, entre otros, Frank Ruddy, diplomático, experto en derecho internacional y ex número dos de la misión de paz de Naciones Unidas para el Sáhara, la ONU ha consentido hasta tal punto el ninguneo marroquí, que los cascos azules desplegados en el territorio han acabado por convertirse en una presencia ornamental a las órdenes de los ocupantes cuando, en todo caso, debería ser lo contrario; segundo y, más grave, que al pedir la autorización marroquí, los eurodiputados también acatan implícitamente la política de hechos consumados con que Marruecos ha intentado, desde los vergonzosos (para España) llamados acuerdos de Madrid, simular que manda en la colonia española con título de propiedad.

Con ello han contribuido a dar por hecho que lo normal es que corresponda al Gobierno de Marruecos dar el permiso para su viaje a El Aiún. Mientras el evento les ha dado pie para resaltar la posición “absolutamente constructiva” [2] que está tomando el régimen de Mohamed VI (esa posición constructiva y de avances con la que en Bruselas han justificado la negociación del acuerdo de estatuto avanzado con el país magrebí), hasta el momento no han rectificado las declaraciones oficiales con las que en Rabat han destacado la visita de los europarlamentarios a “las provincias del Sur”, como llaman los marroquíes al territorio del Sáhara Occidental, haciendo caso omiso de que, según la ONU, está pendiente de descolonizar. [3]

Contribuir a la ficción de que lo normal es que sea el régimen de Marruecos quien controle las fronteras del Sáhara, es acorde con el legado de los firmantes de la Declaración de Madrid, ese simulacro de acuerdo con el que el último Gobierno de Franco traicionó en 1975 al pueblo saharaui, abriendo las puertas del Sáhara a la invasión del ejército marroquí. Los responsables de la entrega del pueblo saharaui a sus enemigos pretendieron aparentar con estos mal llamados acuerdos tripartitos un traspaso de la administración a Marruecos y Mauritania que no fue dado por bueno por la ONU y que, aunque tomó nota de estos acuerdos, siguió señalando a España como potencia administradora del Sáhara. No podía ser de otro modo puesto que los mismos españoles que orquestaron la farsa, una vez que se quitaron la patata caliente de encima (la amenaza de una guerra con Marruecos para defender al pueblo saharaui como requerían sus compromisos con la carta de la ONU), ni siquiera osaron intentar legalizar los supuestos acuerdos, como requería la ley española, publicándolos en el Boletín Oficial del Estado. Hubiese sido el colmo.

El resultado de esta peculiar variante del higienismo político español (el lavado de manos con el pueblo saharaui) es lo que los Gobiernos de derechas e izquierdas, desde la transición, han llamado equívocamente la posición de neutralidad activa de la política exterior española en relación al conflicto. En la práctica se traduce así: hago como que soy neutral y equidistante no tomando partido por ninguna de las dos partes en conflicto pero, en realidad, Marruecos me debe el gran favor de no ejercer la responsabilidad que le corresponde a España como potencia tutelar del pueblo saharaui, defendiendo sus derechos e intereses.

Los sucesivos gobiernos españoles han colaborado activamente con la monarquía alauita para que la comunidad internacional olvidase quién es la auténtica potencia administradora del Sáhara (España) con el fin de evitar tener que reconocer ante la ONU, como hizo Portugal con Timor Este tras la invasión indonesia, que si no podía ejercer sus responsabilidades de potencia colonizadora era por la situación de guerra creada por la invasión marroquí.

Cabe imaginarse cuál sería la reacción marroquí: invasión de pateras de las islas Canarias y el sur de España; hostigamiento diplomático y militar con Ceuta, Melilla y, quizás, Canarias; no cooperación en temas de seguridad (incluida la amenaza islamista).
Por mucho menos, al entonces presidente Aznar, que simplemente se limitó a actuar como le corresponde en el escenario internacional al jefe de Gobierno de cualquier madre patria, el asunto le costó el disgusto de la amenaza bélica en el islote de Perejil.

A pesar del empeño de los gobiernos españoles porque se acabase dando por bueno que la administración del Sáhara corresponde a Marruecos, (única vía para evitarse quebraderos de cabeza que la Conferencia de Múnich demostró no pueden resolver el pacifismo y las políticas de apaciguamiento), hay un factor que se les sigue resistiendo: la legalidad internacional que, en 2002, volvió a confirmar el Asesor Jurídico de la ONU, Hans Corell al señalar en su declaración sobre la inviolabilidad de los recursos naturales del Sáhara Occidental que Marruecos es potencia ocupante del Sáhara pero no la administradora.

Sin embargo, si la ONU sigue reconociendo que el Sáhara forma parte de la lista de Territorios No Autónomos (pendientes de descolonizar) tendrá que haber una potencia administradora puesto que el Gobierno de España no transfirió la administración del Sáhara a la ONU, como se había de hecho planteado, con una iniciativa (el plan Waldheim) que hubiese sido la única vía posible para librarse legalmente del fardo incómodo de sus responsabilidades con los saharauis. Tenían un precedente que, por cierto, los marroquíes indicaban como el modelo a seguir, el de Holanda con su colonia del Irian Occidental, en la isla de Nueva Guinea situada al norte de Australia. Quizás, estuviésemos a tiempo de hacerlo (cederle formalmente a la ONU la administración al Sáhara) pero, ponerle el cascabel al gato ahora, vendría a constituir un reconocimiento de que todos los Gobiernos (empezando por el de Zapatero), que han defendido que España ya no tiene responsabilidades con el Sáhara, han mentido descaradamente a los españoles y a la comunidad internacional. Además, vista la actuación de la ONU en el Sáhara, una iniciativa en esa dirección ya no contaría con el efecto sorpresa y la ingenuidad con que la opinión pública hubiese acogido en 1975 ese gesto como el triunfo del derecho a la autodeterminación: el Sáhara a estas alturas se ha convertido en una interesante muestra del arte de la marrullería del que ni siquiera Naciones Unidas se libra y que tiene uno de sus más desgraciados ejemplos precisamente en el caso del Irian Occidental que acabó siendo anexionado a Indonesia con un simulacro de ejercicio de autodeterminación.

Volviendo al Sáhara, si Marruecos no es la potencia administradora y la ONU tampoco, ¿quién ejerce esta responsabilidad de acuerdo a derecho? La respuesta es tan obvia como evidente es el interés que tanto la diplomacia de Zapatero como la francesa han demostrado, tras el 11-M, en favorecer la estrategia anexionista marroquí. Con este esfuerzo conjunto Sarkozy se cobra ese "te daré lo que me pidas" de Zapatero a cambio de una silla (o un taburete) con el que poder posar en el escenario internacional sin más resultados que las fotos de consumo estrictamente español. El resultado para Francia es la firma en Bruselas de acuerdos de pesca y la aprobación de un estatuto avanzado para Marruecos que no se toman el trabajo de distinguir entre territorio marroquí y saharaui como en cambio hicieron los responsables económicos de la vituperada administración Bush al excluir explícitamente al Sáhara Occidental de su Acuerdo de Libre Comercio (ALC) con Marruecos. [4]

La Eurocámara no es una ONG cualquiera de la misma forma que el Parlamento español, donde casualmente también se está promoviendo una visita al Sáhara con apoyo del PSOE, tampoco lo es: los diputados son representantes de la soberanía española y no vale eso de decir que viajarían a El Aiún en misión no política (como sugirieron algunos para intentar evitar las repercusiones jurídicas y políticas), como si esa representatividad pudiese tomarse unas vacaciones.

El interés por verificar la situación de los derechos humanos le da una aceptable y piadosa cobertura a la que, los eurodiputados y diputados españoles desprevenidos y confundidos por el silencio y la tergiversación activa promarroquí, difícilmente pueden resistirse. Sin embargo, hay interesantes precedentes de por qué los marroquíes, que tanto tienden a dificultar la labor de organizaciones comprometidas con la defensa de los derechos humanos, han en cambio facilitado la visita a El Aiún de diplomáticos y miembros de Gobiernos extranjeros. Por ejemplo, lo primero que hizo el rey Hassán II, padre y antecesor de Mohamed VI, cuando en noviembre de 1975 lanzó la invasión del Sáhara desafiando la legalidad internacional, fue invitar a las Embajadas extranjeras en Rabat a que enviasen representantes para ser testigos de cómo la mal llamada Marcha Verde, esa supuesta manifestación pacífica popular que se lanzó desde Marruecos para recuperar el Sáhara, culminaba su objetivo cruzando la frontera del Sáhara español. ¿Y qué hicieron los diplomáticos occidentales?

Tomemos como ejemplo la diplomacia británica que, por sus intereses coloniales y por la tradicional conexión entre la cuestión del Sáhara y la de Gibraltar, siempre siguió con suma atención los pasos españoles en este territorio: desde Londres se dieron claras instrucciones a sus diplomáticos en Rabat de que, aunque se desplazasen hacia el sur del país para observar los preparativos de la marcha, nunca, bajo ninguna circunstancia, cruzasen los límites internacionales entre Marruecos y el Sáhara español. Las recomendaciones, como demuestran los archivos, eran inequívocas a pesar de que en ese momento Inglaterra tenía sumo interés en no indignar al rey Hassán II porque, como consecuencia del cierre de la verja de Gibraltar por parte española, la mano de obra marroquí, los suministros marroquíes, y la plataforma alternativa que ofrecía desde sus aeropuertos Hassán II, eran vitales para el mantenimiento de su colonia en el Peñón. De hecho, las mismas instrucciones que insistían en poner todo tipo de excusa a Hassán II para no secundar su invitación, estaban acompañadas de otras tantas recomendaciones para que sus diplomáticos moviesen los hilos con el resto de las representaciones diplomáticas para promover un no colectivo, especialmente europeo, tras el que escudarse y aparentar que se veían obligados a adherirse a una negativa que no era suya sino de sus aliados.

Con el interés que tenían los ingleses en quedar bien con los marroquíes ¿qué les hubiese costado un gesto que hoy se hace aparecer sin importancia? En primer lugar, que tampoco querían quedar mal con España donde Franco había apoyado la autodeterminación del Sáhara y que, gracias a esa capacidad de resistencia ante la enfermedad que estaba apagando su vida, (una resistencia que sólo ha logrado igualar su colega, compatriota y amigo Fidel Castro), no permitía culminar la maniobra a los que ya estaban preparando el viraje que finalmente se concretó en los acuerdos de Madrid. En segundo lugar, porque los británicos, siempre fueron muy escrupulosos a la hora de evitar maniobras políticas que pudiesen convertirse en precedentes jurídicos contrarios a la doctrina de la autodeterminación que ha sido la espina dorsal de su política descolonizadora tanto en Belice, como en Gibraltar o las Malvinas.

La prioridad británica en relación al Sáhara era no hacer nada que, por ejemplo, el Gobierno de Guatemala, pudiese esgrimir ante la comunidad internacional como un vergonzoso doble rasero, frente al derecho de autodeterminación que Londres estaba defendiendo para la descolonización de Belice que los guatemaltecos reclamaban como parte integrante de su territorio, ni, por supuesto, dar un mal paso que los españoles pudiesen aprovechar en su en su contencioso con Gibraltar. Hasta tal punto era importante para la diplomacia británica no debilitar ni los principios doctrinales que sostenían su política, ni la coherencia de su acción diplomática a la hora de defenderlos, que los responsables de su política exterior dieron una prioridad a la preservación de su "consistencia diplomática" en relación al derecho internacional y el principio de la autodeterminación del pueblo saharaui, por encima de posibles problemas en Gibraltar derivados de una eventual represalia marroquí. ¿Será que el derecho internacional ha cambiado tanto desde 1975?

La estrategia de enviar una visita al El Aiún de la Eurocámara recuerda la maniobra con la que los ingleses, durante la crisis hispano-marroquí de 1975, hicieron que sus diplomáticos aparentasen permanecer en la retaguardia y seguir las iniciativas de terceros mientras, por ejemplo, animaban a los países africanos bajo su influencia a defender en primera línea las resoluciones que apuntalaban el derecho a la autodeterminación saharaui. Sólo que en 2009, España y Francia, la gran valedora del expansionismo marroquí en el Sáhara, son las que mueven los hilos y en sentido contrario, hacia el desgaste de la doctrina de la autodeterminación.

En el caso de la visita de la Eurocámara, el Gobierno de Zapatero tendrá la coartada de que no iba a oponerse a una iniciativa fruto del consenso europeo. Luego, cuando en el Congreso de los Diputados, como está previsto, se vuelva a discutir sobre la visita que desde la anterior legislatura se viene intentando organizar también al Sáhara, sus señorías tendrán más difícil oponerse a una iniciativa que ya ha recibido las bendiciones nada más y nada menos que del Parlamento Europeo. Algunos, incluso, se dejarán confundir hasta el punto de defender que los españoles, por su especial responsabilidad histórica con el Sáhara, debían de haberse anticipado a Bruselas. Ante la sensibilidad de la opinión pública con la defensa de los derechos humanos, se eclipsará el hecho de que una visita del Parlamento español al Sáhara tiene repercusiones jurídicas y políticas mucho más graves que la del Parlamento Europeo que, al fin y al cabo, no tiene la misma personalidad jurídica que un estado soberano que, precisamente, sigue siendo la Potencia Administradora de iure del territorio.

Su vulnerabilidad ante los argumentos del lobby promarroquí es comprensible pues el PSOE cuenta ahora con la complicidad del PP de Rajoy que ha vuelto a la política promarroquí defendida tradicionalmente por Manuel Fraga Iribarne, dando la espalda al cambio de rumbo impuesto a las relaciones de España con el Magreb en el segundo mandato de Aznar. A cambio de una alianza estratégica con el PSOE para erradicar de una vez los restos del aznarismo, (en la que va incluida esa falsa polémica entre blandos y duros del PP aireada por los medios afines a la izquierda), el portavoz de Exteriores del PP en el Congreso, Gustavo de Arístegui, ha vuelto a defender esas tesis que, de corazón, siempre fueron las suyas: que lo mejor para el pueblo saharaui es aceptar la autonomía que le ofrece Marruecos.

Quizás, desconfiar de las visitas parlamentarias a El Aiún forme parte del maximalismo y el irrealismo, como dicen los promarroquíes, propio de los que, sin estar a favor de la independencia (eso sólo lo puede decidir el pueblo saharaui), no están en su bando. Pero ojo, los que defienden esas visitas a El Aiún se cuidan mucho de no promover viajes institucionales para tomarle el pulso a la situación de los saharauis que viven en los llamados territorios liberados, la estrecha franja del Sáhara español que quedó bajo control del Polisario. Como mucho, se alientan visitas a los campos de refugiados saharauis en Tinduf, en territorio argelino pero nunca, por ejemplo, a Tifariti, capital de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) proclamada por el POLISARIO en 1976 que se encuentra al otro lado de la frontera argelina, dentro de los límites internacionales del Sáhara Occidental.

Ni a España, ni a ninguna otra potencia occidental se le ha ocurrido reconocer a la RASD a pesar de que sí lo han hecho decenas de países de Iberoamérica, África y, en especial, la Organización para la Unidad Africana (OUA) con una decisión que sigue manteniendo su sucesora la Unión Africana que hace dos años, durante los festejos del aniversario de la RASD, mandó a un representante a Tifariti cuya intervención pública hizo montar en cólera al Gobierno marroquí y amenazar con una acción militar para "recuperar" esta localidad.

Como dato curioso sobre esa sorprendente dualidad que no da importancia a ciertos detalles cuando se trata del Sáhara ocupado por Marruecos pero está muy alerta cuando se trata de las pretensiones de reconocimiento de la RASD: el Ministerio de Exteriores bajo las directrices de Moratinos tiene terminantemente prohibido desplazarse a Tifariti a nadie que pueda ser señalado como un enviado del Gobierno español. Ni siquiera a los encargados de la ayuda humanitaria de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo dependiente del Ministerio de Exteriores (¿será porque es una agencia gubernamental?) Bajo ningún concepto, está prohibido, aunque a los saharauis los barra un tsunami.


Notas
[1] http://poemariosaharalibre.blogspot.com/
[2]www.elconfidencial.com/cache/2009/01/26/9_delegacion_inicia_visita_historica_marruecos_sahara.html
[3] www.lematin.ma/Actualite/Express/Article.asp?id=106661
[4] www.house.gov/pitts/press/speeches/040722s-moroccoFTA.htm


*Leer otros artículos de Ana Camacho (Poemario por un Sahara Libre 04-08)

Delegación saharaui en el Foro Social Mundial






Mohamed Sidati, Ministro Consejero para Europa de la República Árabe Saharaui Democrática, fue invitado ayer al encuentro organizado por Vía Campesina con los presidentes de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Paraguay para analizar efectos y alternativas a la crisis económica mundial. En el marco de este foro, el representante del Frente Polisario mantuvo conversaciones bilaterales con Hugo Chávez en relación al contencioso saharaui.

Previamente, por la mañana, Sidati participó en la inauguración de la carpa Ciemen centrada en la reivindicación de los derechos colectivos de los pueblos, en cuyo espacio la delegación saharaui ha instalado un stand donde difunde sus reivindicaciones. En esta intervención, la primera de las que tendrán lugar en la carpa patrocinada por la Agencia Catalana de Cooperación, el ministro planteó la necesidad del reconocimiento internacional del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui.

Paralelamente, en la Universidad Popular Federal, una comisión formada por representantes de las asociaciones de solidaridad con el Sahara de Sevilla y Vitoria, CODESA y AFRAPADESA impartían un taller centrado en la cultura como herramienta de transformación social, concretamente, del caso saharaui. Entre los asistentes, artistas y profesores brasileños interesados en conocer la situación del Sahara Occidental, un conflicto bastante ignorado en estas latitudes. La existencia de un muro de la vergüenza, invisible para ellos y ellas hasta ahora, sorprendió a las personas participantes en este seminario que se mostraron interesadas en obtener más información sobre la situación actual del conflicto.

Hoy, en la misma universidad, se presentará el Informe sobre la situación de los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental. Además está prevista la celebración de una mesa redonda sobre el expolio de los recursos naturales, donde se expondrá el caso saharaui y la participación de representantes de CEAS-Sahara en la Asamblea de Movimientos Sociales del Foro.

jueves, 29 de enero de 2009

Sahara: Carta de los colectivos de defensa de los DD.HH. a la misión del Parlamento Europeo









Solicitan que la UE “asuma un papel central en favor de una solución al conflicto del Sahara Occidental, conforme a la legalidad internacional”

Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC)

El Aaiún, 27 de enero de 2009-01-29

A los distinguidos miembros de la misión del Parlamento Europeo en visita a Marruecos y al Sahara Occidental

Las asociaciones saharauis que trabajan en el ámbito de los Derechos Humanos se sienten honradas de dirigirles esta carta, a través de la cual pretenden expresarles, en primer lugar, la bienvenida y manifestarles la inmensa satisfacción de participar en este encuentro que tanto han esperado.

Del mismo modo, aprovechamos esta feliz ocasión para hacerles partícipes de nuestra gran preocupación ante la persistencia de las violaciones de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental, acompañadas de actuaciones muy graves en contra de la población civil saharaui, de manera general, y de los defensores saharauis de los Derechos Humanos, en particular.

Esta situación es, a nuestro entender, el resultado de un conflicto político-militar que perdura desde hace más de tres décadas. A lo largo de este periodo, el conflicto ha contribuido a la creación de un clima de gran frustación, que se ha instalado en el territorio y ha acentuado el sufrimiento de una población víctima de todas las discriminaciones, de todas las humillaciones y privada de su derecho al respeto y a la dignidad humana.

Las asociaciones saharauis firmantes somos conscientes de la importancia del papel de la Unión Europea y sus instituciones, como fuerza de estabilidad y de cooperación en el mundo, teniendo la capacidad de desterrar todo tipo de injusticias y de extender un clima de paz y de seguridad más allá de sus fronteras.

Con este objetivo, instamos al Parlamento Europeo y, mediante él, a la Unión Europea a:

-Asumir un papel central en favor de una solución al conflicto del Sahara Occidental, conforme a la legalidad internacional y a las múltiples resoluciones de las Naciones Unidas que abogan por el respeto al derecho inalienable del pueblo saharaui a la autodeterminación a través de la celebración de un referéndum libre y democrático que permita a este pueblo decidir libremente su futuro. Una solución definitiva al conflicto del Sahara Occidental, basada en el derecho internacional, no adolecerá, sobre eso no tenemos ningún género de dudas, de abrir el camino de la edificación de un Magreb que destierre la exclusión y la negación, un Magreb unido, reconciliado, estable y próspero. Europa, a través de los lazos privilegiados que mantiene con Marruecos, debe presionar a este país y conducirlo hacia el respeto a la legalidad internacional aceptando la organización de un referéndum para aplicar el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui con la menor demora posible.

-Trabajar en la aplicación de la recomendación de la organización americana Human Rights Watch, que apela a la instauración de un mecanismo basado en los principios de la ONU para el control y el respeto de los Derechos Humanos en el territorio.

-Reivindicar la publicación del informe del alto comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas que visitó el territorio el 17 de mayo de 2006.

Y esperamos que la evolución de las relaciones económicas, sociales y políticas entre la Unión Europea y el Reino de Marruecos ayudará a convencer a éste último de la necesidad de adaptarse a la legitimidad internacional, sobre todo, después del estatus avanzado acordado por Marruecos en octubre de 2008.

Teniendo en cuenta que la cuestión de los recursos naturales constituye un aspecto particular pero muy importante del problema más genérico del derecho de los pueblos a disponer de sí mismos y a decidir sobre sus riquezas, consideramos que el acuerdo de pesca firmado entre la Unión Europea y Marruecos, que incluye las aguas territoriales saharauis, es contrario al derecho internacional en la medida en que no respeta de ninguna manera el estatus jurídico reconocido al Sahara Occidental.

La opinión de la Oficina Jurídica del Consejo de Seguridad del 29 de enero de 2002 ha recordad oportunamente el estatus de territorio no autónomo del Sahara Occidental que permanece, desde 1963 inscrito en la lista de la ONU de territorios no autónomos. Y si se hace referencia a todas las resoluciones de la ONU y al artículo 73 de la Carta de esta organización, se puede constatar que esta última ha desarrollado reglamentos destinados a la salvaguarda de los recursos naturales de los territorios no autónomos, reglas que deben, también, ser respetadas en el caso del Sahara Occidental.

También, es necesario subrayar que si el acuerdo entre las dos partes incluye un párrafo que habla sobre la repercusión positiva de estos acuerdos en la población saharaui es, evidentemente, para dar legitimidad a los documentos, ya que esta misma población no obtendrá ningún beneficio mientras que no exista un mecanismo para la ejecución de estas repercusiones, ni se garantice su aplicación.

Las asociaciones saharauis abajo firmantes que trabajan en el ámbito de los Derechos Humanos deseamos que la visita de la misión del Parlamento Europeo abra el camino a una nueva era, que esperamos estará marcada por el establecimiento de lazos y contactos sólidos y fructíferos entre la Unión Europea y las asociaciones saharauis que trabajan en el ámbito de los Derechos Humanos. En todo caso, manifestamos igualmente la esperanza de que Europa contribuya a la solución del conflicto del Sahara Occidental sobre la base de un referéndum libre y democrático que permita a su pueble decidir libremente su destino.

Firman:

-Asociación saharaui de víctimas de graves violaciones de los Derechos Humanos cometidas por Marruecos (ASVDH).
-Comité de defensa del derecho a la autodeterminación del pueblo del Sahara Occidental (CODAPSO).

-Alianza de Defensa de los Prisioneros Saharauis.

-Comité Saharaui de Defensa de los Derechos Humanos de Smara / Sahara Occidental.

-Comité de Defensa del Plan de paz y de los Recursos Naturales del Sahara Occidental.

-Comite de las Familias de los Desaparecidos Saharauis.

-Comité de las familias y las madres de los quince jóvenes desaparecidos.

-Comité Contra la Tortura de Dakhla / Sahara Occidental.



Comunicado de la Secretaría de Paz y Derechos Humanos de Izquierda Unida de Andalucía



Registro de Salida n º 5.307.-
Fecha: Sevilla a 29 de Enero del 2009


Desde La Secretaría de Paz y Derechos Humanos de Izquierda Unida de Andalucía expresamos nuestra más profunda repulsa y condena a la agresión brutal por parte de la policía marroquí, recibida por los tres representantes del Comité Contra la Tortura de Dajla, Hamia Ahmed Musa, Ulad Chej Mahyub y Rachid Sghyar. Estos tres compañeros tenían previsto reunirse con la delegación del Parlamento Europeo que visitaba los territorios ocupados por Marruecos en el Sáhara Occidental en el Hotel Parador de la capital saharaui.

Representantes de este comité pro-derechos humanos, nos han informado, que fue precisamente cuando se dirigían al Hotel Parador de la capital saharaui, Aaiún, cuando los tres miembros del Comité Contra la Tortura de Dajla "fueron parados en un control" y, tras indicar el motivo de su presencia en la ciudad y que se dirigían a la reunión prevista, "fueron torturados en plena calle" y, dos de ellos, Hamia Ahmed Musa y Rachid Sghyar, "detenidos e introducidos en un vehículo policial". Sabemos que el tercero de estos compañeros, Ulad Chej Mahyub, logró alcanzar el hotel y esperó a que llegara su turno para entrevistarse con la delegación de Estrasburgo, "con graves heridas en las piernas". Sabemos también que por la noche, aún se desconocía el paradero y la situación de los dos activistas de derechos humanos detenidos, y nuestro temor es que estuvieran sufriendo nuevas "torturas en las dependencias policiales".

Por todos los hechos anteriormente descritos, exigimos al gobierno marroquí:

- La Liberación inmediata de los compañeros del Comité contra la Tortura de Dajla, Hamia Ahmed Musa y Rachid Sghyar
- Restitución de los derechos vulnerados a estos tres compañeros y condena de los policías que hayan ejercido agresión contra los mismos
- Respeto y cumplimiento de los Derechos humanos en la Región y respeto al libre derecho democrático de reunión y libertad de expresión.
De igual forma, damos conocimiento al gobierno marroquí, de que dichos hechos serán denunciados y puestos en conocimiento del gobierno de nuestra comunidad y demás instituciones democráticas pertinentes.

Antonio Criado Barbero


Resp. Paz y Derechos Humanos IULV-CA

EL PUEBLO SAHARAUI presente en el Foro Social Mundial



Una delegación de diferentes entidades saharauis de los campamentos de refugiados, AFRAPADESA, La Unión de Juristas y el Ministro Consejero para Europa, Mohamed Sidati, y de los territorios ocupados, CODESA, así como del movimiento de solidaridad con el pueblo saharaui, concretamente las asociaciones de amistad con el pueblo saharaui de Vitoria y Sevilla, asiste en Belem, Brasil, a la novena edicion del Foro Social Mundial, que se celebra entre los dias 26 y 30 de Enero.


Después de una destacada participación en el multitudinario acto de apertura y la inauguración el miércoles de un stand permanente sobre la problemática del pueblo saharaui, en el pabellón Ciemen, que reúne a los representantes de las naciones y pueblos con derecho a la autodeterminación, se desarollarán diferentes actividades convocadas en el programa central del foro, de la cuales destacan los seminarios "La cultura como instrumento de transformación social, para derribar los muros" y "La violación de los derechos humanos en los territorios del Sahara Occidental bajo ocupación marroquí".

miércoles, 28 de enero de 2009

Torturan y detienen a varios activistas de DD.HH. que se iban a reunir con los europarlamentarios








Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC)

Sahara: Torturan y detienen a varios activistas de DD.HH. que se iban a reunir con los europarlamentarios

Hamia Ahmed Musa y Rachid Sghyar, del Comité contra la Tortura de Dajla, permanecen en paradero desconocido desde esta tarde

El Aaiún.- Los tres representantes del Comité Contra la Tortura de Dajla, Hamia Ahmed Musa, Ualad Chej Mahyub y Rachid Sghyar, que tenían previsto reunirse en la tarde de ayer, martes, con la delegación del Parlamento Europeo que visita los territorios ocupados por Marruecos en el Sahara Occidental, fueron “agredidos brutalmente” por la policía marroquí cuando se dirigían a este encuentro previsto en el Hotel Parador de la capital saharaui, El Aaiún, informó al Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias el presidente del citado Comité de defensa de los Derechos Humanos, El Mami Amar Salem.

Las calles de la ciudad permanecen “bajo un férreo control policial” con motivo de la visita de los europarlamentarios y “numerosos agentes de paisano controlan todas las calles de acceso al hotel donde se aloja la delegación europea”, indicaron los activistas. Fue precisamente cuando se dirigían al Hotel Parador, cuando los tres miembros del Comité Contra la Tortura de Dajla “fueron parados en un control” y, tras indicar el motivo de su presencia en la ciudad y que se dirigían a la reunión prevista, “fueron torturados en plena calle” y, dos de ellos, Hamia Ahmed Musa y Rachid Sghyar, “detenidos e introducidos en un vehículo policial”, indican las fuentes.

El tercero, Ualad Chej Mahyub, logró alcanzar el hotel y esperó a que llegara su turno para entrevistarse con la delegación de Estrasburgo, “con graves heridas en las piernas”, asegura el Comité contra la Tortura de Dajla. Por la noche, aún se desconocía el paradero y la situación de los dos activistas de derechos humanos detenidos, pero fuentes en la ciudad saharaui expresaron su temor a que estuvieran sufriendo nuevas “torturas en dependencias policiales”.

Otros activistas saharauis de Derechos Humanos, como Aminetu Haidar y Ali Salem Tamek, denunciaron haber sido “retenidos, interrogados y presionados” por los agentes marroquíes después de mantener su respectiva reunión con la delegación del Parlamento de Estrasburgo. (SCSC)
--------------------
La misión del Europarlamento recibe un aluvión de quejas en el Sahara

ABC. LUIS DE VEGA EL AAIÚN Publicado Miércoles, 28-01-09 a las 03:27

La «Pasionaria saharaui», Aminatu Haidar, recibió ayer en El Aaiún, junto a otros activistas de derechos humanos, a una delegación de cinco europarlamentarios, que pudieron escucharles y comprobar sobre el terreno la realidad de la ex colonia española, que suele estar cerrada a este tipo de visitas.

Entre los diputados se encontraban dos españoles, el popular Carlos Iturgáiz y el socialista Carlos Carnero, que sin dar crédito al bloqueo al que los agentes marroquíes estaban sometiendo el hotel donde se celebraban las reuniones, salieron a la calle a rescatar a algunos de los activistas. Se vivieron momentos de tensión que no impidieron que los encuentros, en los que participaron proindependentistas y proRabat, se celebraran.

El Parlamento Europeo intensificó sus llamadas a las puertas del Sahara Occidental sobre todo desde que en 2005 tuvo lugar la denominada «Intifada», pero la respuesta de Rabat fue siempre la misma: no. La llave para que finalmente se abriera la ex colonia a los eurodiputados, como ellos mismos reconocen, ha sido el estatuto avanzado que la UE acaba de conceder a Marruecos.

«Pillaje»

Las denuncias llovieron sobre la comisión de la Unión Europea, cuya presencia en el Sahara también fue aplaudida, según relató a ABC Aminatu Haidar al salir del Hotel Parador, inaugurado por Manuel Fraga en la época española. Se quejan del «pillaje» que supone la explotación por parte de Rabat de los recursos naturales del territorio y se quejan también del estatuto avanzado concedido a Marruecos sin que éste respete los derechos humanos, sobre todo en todo lo concerniente al «derecho de autodeterminación del pueblo saharaui ocupado por Marruecos». «Hacemos un llamamiento urgente a Europa para que defienda los derechos humanos, los civiles, los sociales y los económicos de los saharauis», añadió Haidar minutos antes de ser retenida de nuevo al regresar a su casa. Mientras esta activista hacía declaraciones, un hombre se medio desnudaba al grito de «¡Viva el Rey! y ¡Sahara marroquí!», para después señalar heridas en su cuerpo que, según aseguró, habían sido causadas por el Polisario.

Hussein Beida, un saharaui que militó con los independentistas antes de saltar al lado marroquí, considera que los europarlamentarios, que también se reunieron con el gobernador de El Aaiún y con el jefe de la misión de la Organización de las Naciones Unidas, la llamada Minurso, deberían ir a completar su trabajo a los campamentos de Tinduf.

«Entre la autonomía que proponen los marroquíes y la independencia de los saharauis, lo más importante son los derechos humanos», señaló durante la reunión Galia Eljimi, de la ASVDH. «Me quedo con esa frase», señaló Iturgáiz.

Esta visita es «histórica», dijeron miembros de la delegación europea, que al cierre de esta edición tenía la sala donde recibía como una consulta del médico a la que no dejan de llegar pacientes con una enfermedad común: el Sahara.
---------------------------
Marruecos toma El Aaiún para impedir manifestaciones

Primera visita al Sáhara de miembros de la Eurocámara
EL PAIS. IGNACIO CEMBRERO - Madrid - 28/01/2009

Los cuatro eurodiputados y sus asistentes se echaron a la calle para ir en búsqueda de Aminatu Haidar, la Pasionaria del independentismo saharaui, a la que la policía marroquí puso trabas para que llegara a la cita.


Al final Haidar y todos los demás abanderados del nacionalismo saharaui, como Alí Salem Tamek, o de la defensa de los derechos humanos, como Hamdu Iguilid, acudieron al antiguo Parador de El Aaiún para reunirse con una delegación del Parlamento Europeo.

La cita era importante. Tras más de tres años de gestiones con Rabat, cuatro eurodiputados -Ioannes Kasoulides, Luca Romagnoli y los españoles Carlos Iturgaix y Carlos Carnero- visitaban, por fin, el Sáhara Occidental para elaborar un informe sobre derechos humanos.

Todos sus interlocutores saharauis respaldaron el documento, muy crítico con Marruecos, que difundió en diciembre la ONG Human Rights Watch y alguno, como Iguilid, insinuó que se había quedado corto. Pidieron al unísono que se instaure en la antigua colonia española un mecanismo de supervisión de los derechos humanos, algo a lo que se resiste Rabat.

El Aaiún, en cuyas calles hay siempre una fuerte presencia policial, apareció tomada por las fuerzas de seguridad. "Con uniforme o de paisano hay policías por todas partes", afirmó Iguilid cuando iba de camino al Parador. Aún así, Rabat permitió las reuniones y nadie faltó a la reunión con la delegación.

martes, 27 de enero de 2009

Delegación Parlamento Europeo 'saca del olvido' al Sáhara.Retienen a varios activistas tras su reunión con los europarlamentarios



*NOTA activistas de derechos humanos: los activistas saharauis informan de que la ciudad de Smara vive un asedio sin precedentes a raíz de la visita de la Delegación de la UE a la ciudad saharaui de El Aaiun. La carreteta de acceso a Smara está cortada con puntos de control de militares marroquíes que registran a los ciudadanos saharauis y les impiden el acceso hacia la ciudad.

-------------------------

Sus integrantes abordarán con Marruecos el tema de los Derechos Humanos en el Sáhara

Una delegación del Parlamento Europeo 'saca del olvido' al Sáhara Occidental


Día histórico en el Aiún, la capital del Sáhara. Por primera vez una delegación extranjera recorrerá este territorio del para evaluar la situación de los Derechos Humanos. No sólo es histórico porque Marruecos haya permitido esta visita a la delegación de eurodiputados que encabeza el popular Carlos Iturgáiz sino también por las reuniones que mantendrán en el territorio saharaui.

CADENA COPE. Beatriz Mesa. Corresponsal en Marruecos - 27-01-09


+ audiosAUDIOS
Declaraciones de Carlos Iturgáiz desde la capital del Sáhara


Día histórico en El Aaiún, la capital del Sáhara. La misión internacional que estudia la situación de los derechos humanos en la antigua colonia española está trabajando en estos momentos “sin dificultades”, ha asegurado Carlos Iturgáiz, del Partido Popular, y quien encabeza la delegación de parlamentarios europeos. En declaraciones a la Cadena Cope, Iturgáiz ha dicho que “no son jueces sino observadores y deben escuchar a todas las partes del conflicto”. Al Hotel Parador de El Aiún han llegado- ante una alta presencia de militares y policías- las activistas saharauis, Aminetu Haidar y Djimi el Ghalia. Las dos han sufrido la represión y la tortura en la cárcel.


Iturgáiz ha relatado que “hubo pequeños obstáculos por parte de las fuerzas militares y policiales”, que luego resolvieron y “las entrevistas se han desarrollado con normalidad”. Aminetu Haidar, en línea telefónica con la Cope, ha asegurado que “los problemas antes y después de la reunión demuestran el Estado de sitio en el Sáhara”. La activista aún no había puesto el pie fuera del hotel cuando las autoridades la agarraron y detuvieron “para provocar”, critica. Poco después la dejaron libre. Durante el encuentro, la activista trasladó a la delegación extranjera la “falta de libertad de expresión y de movimiento” en la ciudad anexionada por Marruecos. Destacó la “persecución” de los estudiantes saharauis en las universidades marroquíes. El último caso, Elwali Elgadmi, de 23 años. Según fuentes de la Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos (ASVDH), Elgadmi fue arrojado de un cuarto piso de la Universidad de Marraquech tras participar en unas manifestaciones en las que los estudiantes denunciaron una intoxicación colectiva. El suceso ocurrió el pasado 14 de mayo de 2008. El gobierno marroquí negó cualquier implicación de las fuerzas de seguridad en el suceso.


El eurodiputado español del PP ha explicado también a la Cope que la reunión “muy rápida” mantenida con el wali de la capital (el gobernador) ha sido “cordial”. La posición del reino alauí es clara: Proyecto de autonomía para el Sáhara, que ayer defendió el jefe del Consejo Real Consultivo para asuntos Saharauis (CORCAS) durante su encuentro con los diputados. “Rabat insiste en la “marroquinidad” del Sáhara, niega las violaciones de derechos humanos en el territorio y califica a los activistas de separatistas”, manifiestan fuentes de la delegación del Parlamento Europeo (PE). “No es importante”, dicen estas mismas fuentes la postura del gobierno marroquí porque “era algo esperado”, sino la “mano abierta a los diputados para que trabajen sobre el terreno con total libertad”. Desde que Marruecos ha firmado el estatuto avanzado con Bruselas “se están produciendo algunos cambios positivos” termina Iturgáiz.

La visita “histórica” culminará mañana en Rabat. La delegación mantendrá encuentros bilaterales con las autoridades marroquíes con el trasfondo del estatuto avanzado. En los próximos días, Bruselas hará público el informe que los europarlamentarios elaborarán sobre la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental. “Desde hace más de treinta años se violan de forma sistemática”, manifiesta contundente la activista. Djimi el Ghalia.


----------------------



Eurodiputados examinan en Sahara Occidental la situación de derechos humanos

EFE - 27/01/2009 22 : 10

Rabat, 27 ene (EFE).- Una delegación del Parlamento Europeo (PE) analizó hoy en El Aaiún, capital del Sahara Occidental, la situación de los derechos humanos en la ex colonia española, tras una intensa ronda de entrevistas con disidentes saharauis y autoridades oficiales.

La misión europea tuvo la oportunidad "histórica", como ella misma la calificó, de reunirse con las principales asociaciones de defensa de los derechos humanos que trabajan en el disputado territorio por primera vez desde que fue constituida esta subdelegación "ad hoc" para tratar el problema del Sahara.

El encuentro, que se celebró en un hotel de la época colonial española, estuvo marcado por las fuertes medidas de seguridad desplegadas en torno al lugar, adonde acudieron alrededor de cien militantes de organizaciones pro saharauis.

Como dijo a Efe Carlos Iturgaiz, eurodiputado español del PP e integrante de la expedición, la delegación notó "la necesidad que tenía tanta gente de hablar, de explicar sus problemas a alguien y que se les escuchase".

Iturgaiz recordó una frase que les dijo la activista Djimi El Ghalia durante su entrevista: "Por encima de la autodeterminación y el estatuto de autonomía (propuesto por Marruecos) están los derechos humanos, y lo primero que hay que hacer es respetarlos".

Fuentes de la delegación aseguraron que hubo un consenso generalizado entre las asociaciones en señalar el reciente informe de la ONG Human Rights Watch (HRW), presentado en diciembre, como un fiel reflejo de la situación en el territorio.

En dicho informe, HRW afirmó que "las fuerzas de seguridad detienen arbitrariamente a manifestantes y presuntos activistas saharauis, a los que golpean, torturan y obligan a firmar confesiones policiales incriminatorias".

Asimismo, denunció que las leyes que penalizan los ataques contra la "integridad territorial" marroquí se utilizan en la práctica para "silenciar a la población" y constituyen una violación de los derechos a la libertad de expresión.

El presidente de la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones Graves de los Derechos Humanos, Brahim Dahan, explicó que la entrevista con la delegación fue "muy buena" y que se abordaron una gran cantidad de temas "siempre desde el punto de visto jurídico y de la legalidad internacional".

"Lo más importante es que hemos podido explicar la situación dramática que vivimos. Hemos pedido que la Unión Europea intervenga de un modo más activo en la protección de los derechos humanos en el Sahara Occidental", subrayó el activista.

Dahan denunció las trabas que impusieron las autoridades marroquíes para que muchos activistas, entre ellos él mismo, llegasen al encuentro y acusó a las fuerzas de seguridad de haber golpeado a unos cuantos invitados a la entrevista.

En la delegación europea, integrada por cinco personas y presidida por el chipriota Ioannes Kasoulides (Partido Popular Europeo), también estuvo presente el socialista español Carlos Carnero, quien se felicitó por haber podido cumplir todo el programa de entrevistas.

Carnero recordó que la subdelegación fue creada en octubre de 2005, y que ésta es la primera vez que Marruecos permite a sus miembros viajar al disputado territorio.

La misión europea también mantuvo encuentros con el representante especial del secretario general de la ONU, Julian Harston, y con el nuevo "wali" (gobernador) de El Aaiún, Mohamed Jalmus.

Marruecos ha administrado el Sahara Occidental desde que se anexionó la región tras la retirada de España de su antigua colonia en 1976, aunque la ONU no reconoce la soberanía marroquí. EFE

---------------------

Retienen a Aminetu Haidar y Ali Salem Tamek tras su reunión con los europarlamentarios

CANARIAS 24 HORAS. Isabel Pérez Navarro


martes, 27 de enero de 2009

Rabat/ Fuentes de la delegación 'ad hoc' del Parlamento Europeo que se encuentra en estos momentos en El Aaiún, Sahara Occidental, han informado a ACN Press de que los activistas Amminatou Haidar y Ali Salem Tamek, miembros del colectivo de Saharauis Defensores de los Derechos del Hombre, fueron retenidos esta tarde por elementos del orden marroquíes tras la reunión que mantuvieron con la delegación.


"Nos han llamado ellos mismos por teléfono para alertarnos mientras estábamos reunidos con Djimi El-Ghalia", de la asociación de Víctimas de Violaciones Graves de los Derechos Humanos (ASVDH), explican al otro lado del teléfono fuentes de la delegación. Al parecer, los dos saharauis fueron retenidos por la Policía una vez se disponían a abandonar el hotel donde habían mantenido minutos antes la reunión prevista con los europarlamentarios, y "en el que se citaron muchos grupos de saharauis que no estaban previstos".

Según las mismas fuentes, "Haidar se encuentra en estos momentos ya en su casa, rodeada de fuertes medidas de seguridad". A pesar del "contratiempo", la delegación ha querido subrayar que están cumpliendo con todo su programa y han calificado la visita de "histórica", al ser la primera vez que la delegación -creada hace tres años- cuenta con el permiso de Marruecos, "que ha colaborado en todo momento", para poder pulsar la situación de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental reuniéndose con actores de ambas partes

Tras la movilización la Feria de Marruecos en Barcelona no hace referencia al Sahara Occidental



*Fuente: ACAPS Wilaya Alt Penedes


LA PRIMERA FERIA DE MARRUECOS EN BARCELONA NO HA HECHO NINGUNA REFERENCIA AL SÁHARA OCCIDENTAL


Este fin de semana ha tenido lugar en el Palau Sant Jordi de Barcelona la Feria SMAP que ha sido anunciada por los organizadores como "el primer gran acontecimiento cultural y comercial de Marruecos en España". La Feria ha sido un éxito de participación del público, sobre todo entra la comunidad marroquí de Cataluña que actualmente supera las 200.000 personas.

Más allá de la indiscutible conveniencia de la Feria, antes de su celebración causó inquietud entre el movimiento solidario con el Sáhara occidental el anuncio oficial de la feria en el que se leía que se pretendía promover "inversiones inmobiliarias en las provincias saharianas".

Cabe recordar que Marruecos mantiene ocupado por la fuerza e ilegalmente la mayoría del territorio del Sáhara occidental. La ONU considera este territorio como pendiente de descolonización y en numerosas resoluciones el Consejo de Seguridad reconoce el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, lo que incluye que el país ocupante no puede promover actividades económicas como las que anunciaba la feria SMAP.

Para evitar malentendidos, se debe precisar que ni la Generalitat ni el Ayuntamiento no han aportado financiación pública al evento, que ha tenido unos objetivos de ámbito empresarial y privado.

Las instituciones catalanas tampoco tenían información en el sentido de que la organización de la Feria quisiera hacer propaganda de la explotación turística y comercial de los territorios que pertenecen al Sáhara occidental. Por lo tanto, ninguna implicación activa de nuestras instituciones en esta supuesta operación.

Una vez tuvimos conocimiento a través de la web de la SMAP, que se podía incluir el Sáhara como objetivo económico, Acaps (Associació Catalana de Amistad con el Pueblo Saharaui) ha denunciado públicamente esta situación. ACAPS ha hecho llegar la protesta a las instituciones catalanas y municipales así como la organización de la Feria.

Como coordinador del Intergrup por la Paz y la Libertad en el Sahara me he dirigido al Ayuntamiento de Barcelona, en la Consejería de Vicepresidencia de la Generalitat, en el departamento de Cooperación, a la Consejería de Acción Social ya la Secretaría de 'Inmigración. Me consta que se ha actuado para invertir la situación.

Después de todas estas gestiones, llevadas a cabo en los últimos quince días, finalmente en la Feria SMAP no se ha contemplado ninguna referencia a la promoción de negocios en los territorios del Sáhara ocupado, al contrario de lo que se había anunciado inicialmente.

Por tanto, damos por cerrado este episodio y celebramos que no haya sido escenario de ningún tipo de publicidad perjudicial para los intereses del pueblo saharaui que siempre ha tenido el apoyo unánime de la representación parlamentaria de Cataluña y de las instituciones catalanas a nivel nacional e también municipal.

Miquel Carrillo Giralt

Coordinador del Intergrup por la Paz y la Libertad en el Sáhara
Blog de Miguel Carrillo
http://blocs.esquerra.cat/miquelcarrillo

Enviado por ACAPS Wilaya ALT PENEDÈS


A TODO EL MOVIMIENTO SOLIDARIO CON EL SAHARA OCCIDENTAL EN CATALUÑA


Creo que es justo, que cuando hacemos bien las cosas también nos lo tenemos que decir. Creo que el trabajo realizado ante la amenaza de que en la Feria SMAP EXPO, organizada por Marruecos, que se ha celebrado este fin de semana en Barcelona, de incluir los territorios ocupados del Sáhara Occidental entre las ofertas inmobiliarias del Reino de Marruecos , ha sido un éxito importante por nuestra parte.

Los que hemos ido al SMAP EXPO, hemos podido comprobar que las presiones hechas, para todos nosotros, han tenido el efecto esperado: TODO Y LAS INTENCIONES PREVIAS, HECHAS PÚBLICAS PARA LA ORGANIZACIÓN marroquíes, NO HEMOS PODIDO VER, NINGUNA REFERENCIA A LAS "PROVINCIAS Sahariana".

Pero creo que en un movimiento como el nuestro, donde cada día se abre un nuevo frente, es complicado que todo sea lo suficientemente bueno, para ir a casa tranquilamente y descansar. En la misma SMAP EXPO, comprobamos la existencia de los oportunistas, que sin ningún escrúpulo, no dudan en alinearse con los ocupantes marroquíes, para hacer negocio.

Me refiero empresa MARINA D'OR, bastante conocida, creo, para todos y todas y que no duda en utilizar un mapa en el que entre Marruecos y el Sáhara Occidental ha desaparecido la frontera, llamando la tierra de los saharauis como MARRUECOS. Lo podéis comprobar también en su web:

http://www.marinadorinternacional.com/marruecos/puntos-de-venta

No podemos bajar la guardia, como os decía más arriba y en este, caso, también hay que protestar hasta conseguir que los mapas de la empresa MARINA D'OR, respeten la legalidad internacional.

En todo caso, quisiera reiterar el éxito en la movilización contra las intenciones previas de los organizadores del SMAP EXPO, incluir los Territorios Ocupados, entre las ofertas de inversión que proponían desde el Reino de Marruecos, en un intento más, de vulnerar la legislación internacional que preserva el medio ambiente y los recursos naturales de un territorio a descolonizar como es el Sáhara Occidental.

También quisiera reiterar el agradecimiento a todos y todas las que ha hecho posible esta movilización, que seguro será otro paso (aunque muy pequeño) hacia el reconocimiento de los derechos de los saharauis y hacia la Independencia del Sáhara Occidental.

SAHARA LIBRE
Toni Guirao
Vicepresidente de la ACAPS / Permanente de CEAS SAHARA




Leer también artículo de SAHARA RESISTE y de SAHARA PONENT