domingo, 24 de octubre de 2010

41 heridos por las fuerzas marroquíes en el Campamento de protesta. Ya se han sumado más de 20.000 saharauis







 AL MENOS 41 HERIDOS EN ACCIONES DE LAS FUERZAS MARROQUÍES


MADRID, 23 octubre de 2010. (EUROPA PRESS) -   Ya son aproximadamente 20.000 los saharauis que se han sumado al campamento de protesta instalado a las afueras de El Aaiún a pesar de la presión del Ejército y de las fuerzas policiales marroquíes que mantienen sitiado el espacio en el que están ubicadas las haimas de los saharauis, según han informado fuentes de la organización del campamento. Los saharauis protestan por las adversas condiciones de vida que sufren y para exigir su derecho a la autodeterminación.

"La situación es grave, ya que el Ejército está impidiendo la entrada de comida y agua en el campamento", explicó en declaraciones telefónicas a Europa Press un portavoz de la organización del campamento, el ciudadano mexicano Antonio Velázquez. Velázquez y la española Isabel Terraza son los únicos extranjeros que se encuentran en estos momentos en el campamento.

Velázquez explicó que la última iniciativa de las fuerzas de seguridad marroquíes es el levantamiento de un muro de tierra con excavadoras alrededor del campamento precisamente para impedir la entrada de suministros y para evitar que más saharauis se sumen a la protesta. "El muro está muy cerca de las haimas", señaló el portavoz, quien explicó que existe una fuerte presencia militar en las inmediaciones.

"Hay un helicóptero sobrevolando continuamente el campamento. Por las noches no nos dejan dormir y el helicóptero y una avioneta realizan vuelos intimidatorios y simulan aterrizajes sobre las haimas", indicó. Efectivos terrestres también penetran por la noche en el campamento para hostigar a los acampados.

El viernes las fuerzas marroquíes emplearon la violencia y evitaron a punta de pistola que otros saharauis se sumaran a la protesta. Un grupo de saharauis fueron "violentamente golpeados por la policía marroquí que hirió a más de 41 personas, incluyendo mujeres, niños y ancianos", ha denunciado el Ministerio de los Territorios Ocupados de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Los acampados han realizado un llamamiento de auxilio a la comunidad internacional para que se garantice el suministro de alimentos, agua y medicamentos.

El campamento de protesta de El Aaiún fue levantado el pasado 9 de octubre a unos 12 kilómetros al este de la capital de la antigua colonia española para protestar por las condiciones de vida que sufre la población saharaui en el territorio, ocupado por Marruecos en 1975, y para reivindicar su derecho a la autodeterminación.

En un principio los saharauis imitaron la protesta de El Aaiún en otras ciudades como Dajla, Esmara o Bojador, pero las autoridades marroquíes han desmantelado violentamente estos campamentos de protesta.

----------------

Abdelaziz: La intervención de la ONU para la protección de los asentados saharauis "se convirtió en una urgente necesidad"

Bir Lehlu (territorios liberados), 23/10/2010 (SPS).-El Presidente de la República Saharaui, Mohamed Abdelaziz, afirmó este viernes, en una carta enviada al Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-Moon, que la intervención de la comunidad internacional "se ha convertido en una necesidad primordial" para la protección de los saharauis asentados en el campamento a unos 12 Km, al este del El Aaiún, en protesta contra la represión y la ocupación marroquí del Sahara Occidental.

En una carta que es la segunda de su tipo en menos de una semana, el presidente saharaui expresa su "profunda preocupación" por la seguridad de miles de saharauis instalados en el "campamento de la independencia" sometidos a un estado de sitio sin precedentes por parte de las fuerzas de ocupación marroquíes, que carecen de agua, alimentos y medicinas.

"La presencia de estas fuerzas marroquíes cuyo número crece cada día más es una preocupación y un peligro para la vida y la seguridad de estas personas indefensas, asentadas en las afueras de las ciudades ocupadas del Sáhara Occidental para protestar contra la represión, la marginación y la ocupación de su país", señala abdelaziz.

"Le pedimos que intervenga con urgencia para impedir los actos de agresión de las fuerzas marroquíes contra los habitantes de estos campamentos", escribió Abdelaziz en una carta al SG una copia ha llegado a SPS.

El presidente también reiteró su llamado para el establecimiento de un mecanismo de las Naciones Unidas para la protección y vigilancia de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, y sin más demora la entrega de ayuda humanitaria a los saharauis en este campamento para evitar una " inminente catástrofe humanitaria". (SPS).







LAS PROTESTAS COINCIDEN CON LA VISITA A LA ZONA DEL RESPONSABLE DE LA ONU PARA EL CONFLICTO DEL SÁHARA OCCIDENTAL


Alrededor de 14.000 ciudadanos saharauis se han ido instalando desde el 9 de octubre en campamentos improvisados a las afueras de las ciudades de El Aaiún, Smara, Dajla y Bujador en protesta de las pésimas condiciones de vida que padece el pueblo saharaui desde la ocupación marroquí hace ya más de 32 años.

DIAGONAL   DAVID RIBERO MARTÍNEZ / MADRID
SÁBADO 23 DE OCTUBRE DE 2010.  NÚMERO 135

Las protestas coinciden con el viaje del emisario de la ONU Cristopher Ross, que anunció recientemente una nueva tanda de negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario a principios de noviembre bajo la protección de Naciones Unidas. Las anteriores negociaciones siempre fueron rotas por Marruecos debido a que éstos solamente contemplan como posible la opción del Sahara Occidental como una autonomía bajo soberanía marroquí, según la agencia Sahara Press Service.

Familias enteras se establecieron desde el 9 de octubre a unos 15 kilómetros de El Aaiún en un campamento de jaimas a modo de protesta contra la política marroquí de “exclusión y marginación”, según declaraciones del Ministerio saharaui de los Territorios Ocupados y las Comunidades en el Exterior recogidas en la agencia Sahara Press Service.

El ejército marroquí y la Gendarmería Real mantienen cercado el campamento e impiden que entre toda clase alimentos, medicamentos e incluso bidones de agua. Pese a que el bloqueo es absoluto se han conseguido introducir algunas provisiones, aunque siguen siendo insuficientes. Además el camino que tienen que recorrer los que transportan los bidones es muy largo y siempre bajo la persecución de la policía marroquí.

Cuando llega la noche, los helicópteros que sobrevuelan la zona durante el día, apagan las luces volando muy cerca del suelo dando la sensación de tocar tierra para asustar a los saharauis allí instalados. Además, la policía marroquí deja pasar a colones marroquíes con la intención de que entren en las jaimas y asusten a la gente provocando escándalos con gritos y amenazas, según informa la oficina del ministerio de territorios ocupados y comité organizador del campamento de protesta.

Unas 20 personas se encuentran heridas de gravedad después de ser golpeadas por la policía marroquí cuando intentaban unirse a la protesta llevando víveres. Fueron golpeados brutalmente usando las metralletas para este fin. Pese a esto la moral de los saharauis en el campamento sigue siendo alta.

Actualmente representantes designados por la administración del Campamento negocian con representantes del gobierno marroquí para lograr algo de comida y agua, pese a que el cerco policial-militar se hace más duro cada día que pasa.

Mientras la Organización Marroquí de Derechos Humanos insiste en que la protesta es espontánea y que no tiene ninguna relación con una reivindicación política. El presidente de la RASD Mohamed Abdelaziz explicó que esta es una “protesta popular y pacífica en contra de las pésimas condiciones de vida en que vive la población saharaui bajo la ocupación marroquí durante 35 años, es una clara expresión de su rechazo a la ocupación marroquí y confirma su compromiso con el derecho legítimo del pueblo saharaui a la autodeterminación y la independencia en virtud de la Carta y las resoluciones de la ONU" en declaraciones a la agencia Sahara Press Service.

Así mismo los manifestantes denuncian el robo de recursos del Sahara Occidental por el Estado marroquí. Como también el tratado de pesca entre la Unión Europea y Marruecos que incluye aguas saharauis. Otros campamentos similares se intentaron levantar en otras zonas como Cabeza Playa, pero fueron desmantelados brutalmente. Pese a ello, los saharauis no decaen en su protesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada