jueves, 21 de octubre de 2010

Conmemoración del XXI Aniversario de las Relaciones RASD-México por la Comisión de África del Senado Mexicano




Conmemoración del XXI Aniversario de las Relaciones RASD-México por la Comisión de África del Senado Mexicano

El 19 de octubre del 2010, en el recinto del Senado mexicano, y con amplia audiencia, la Comisión de África conmemoró el XXI aniversario del establecimiento de las relaciones diplomática entre México y la República Saharaui, RASD. El aniversario se rememoró con un ciclo de conferencia sobre el futuro del conflicto del Sahara Occidental desde una visión geoestratégico, considerando su impacto en la región y sus implicaciones en los ámbitos político y de derechos humanos, además de un análisis de posibles alternativas de solución, en el marco de la legalidad internacional.

El evento estuvo presidido por los senadores Salomón Jara Cruz, Presidente de la Comisión y Andrés Galván Rivas, Secretario de la Comisión, y contó con la presencia de la Consejera Sara Valdés Bolaño, Directora General Para África y Medio Oriente de la Secretaria de Relaciones Exteriores, catedráticos en temas de derecho y política internacional, tales como: el español, Dr. Carlos Ruiz Miguel, Dra. Claudia Barona Castañeda, Mtra. Indira Sánchez Bernal, y el Ministro encargado de Negocios, Ahmed Mulay Ali Hamadi.

En su discurso, el Senador Salomón Jara hizo una revista histórica de los principales acontecimientos y logros que se han alcanzado desde el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre los dos países, comprometiéndose a seguir trabajando por fortalecer dichas relaciones.

En su intervención, la Consejera Valdés enumeró las principales acciones que se han dado desde la formalización de las relaciones diplomáticas, en 1979. En sus palabras, la Sra. Valdés resaltó que “las relaciones con la RASD son de carácter amistoso, y que México instrumentó acciones de cooperación hacia el pueblo saharaui” refiriéndose a las becas otorgadas a estudiantes saharauis, e hizo énfasis en el activa y positiva participación de la Embajada saharaui en México en todas las actividades que ha organizado la Secretaria de Relaciones Exteriores.

Asimismo, explicó que México ha sido siempre congruente con sus principios constitucionales de política exterior al respaldar las resoluciones de las Naciones Unidas que exigen el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación.  En ese sentido, recordó que “durante su presidencia del Consejo de Seguridad, México apoyó las resoluciones que apoyan las negociaciones entre Marruecos y el F. POLISARIO y el avance en la dimensión humana del conflicto”. “Y ahora esperamos que la gira del enviado personal a la región tenga resultados concretos y se encamine hacia una resolución justa al conflicto acorde con las resoluciones de las naciones Unidas”, añadió.

En su ponencia, el catedrático Carlos Ruiz hizo un análisis jurídico del conflicto y de los fundamentales hechos históricos que ha atravesado la cuestión saharaui desde que se aprobó la resolución 2229 (1966) de la AG ONU, hasta las nuevas gestiones que está llevando a cabo hoy día el enviado personal del Secretario General, Christopher Ross.

Ruiz, afirmó a la audiencia que las riquezas del territorio, el factor Francia y la era de la descolonización son las tres principales claves que han desencadenado el conflicto en el Sahara Occidental. Explicó que “las formas legales de resolver el conflicto están perturbadas por factores económicos: fosfatos, pesca y las arenas del desierto”, añadiendo que “el expolio de los recursos es un aliciente para que Marruecos siga ocupando el territorio”, e insiste en que hay que evitar la expoliación de los recursos por parte de Marruecos a través de las resoluciones de la ONU y la presión internacional.

También, dijo  que es un problema el hecho de que el Consejo de Seguridad se esté ocupándose del conflicto, que no esté sancionado a Marruecos por el incumplimiento de las resoluciones y que en vez de estar cooperando con la Asamblea General en la búsqueda de una solución lo que está haciendo es invadir sus competencias, y peor aún, está encauzando dicho conflicto a la inestabilidad. Agregando que “por el momento no hay guerra en el Sahara Occidental, no hay amenaza a la estabilidad y seguridad mundial, su involucramiento en el tema va en contra de su principal misión, y que el instrumento idóneo es la Asamblea General, AG”. “Si el Consejo de Seguridad no quieres resolver el asunto que se lo deje a la AG”, añadió.

Finalmente, el catedrático pronosticó tres posibles soluciones, dada la situación actual que vive el conflicto saharaui-marroquí: una división del territorio, citando el ejemplo del modelo israelí-palestino; una reunificación del territorio mediante dos vías: la guerra (improbable por parte del F. POLISARIO) o la retirada de Marruecos (también improbable), y la última (vía legal) es través de la celebración referéndum de autodeterminación que hasta el momento esta siendo perturbada por intereses económicos, y especialmente por las malas gestiones del Consejo de Seguridad. “Ahora, la única forma de presionar a Marruecos es a través de sanciones económicas, un instrumento que ha sido efectivo dada la experiencia del conflicto de Namibia y Sudáfrica”, concluyó el español, experto en derecho constitucional.

La Maestra  Indira, puso énfasis en la legalidad de la lucha del pueblo saharaui, y dijo “que es el equilibrio del poder, que caracteriza al funcionamiento de las Naciones Unidas, lo que impide encontrar una solución justa y rápida”. Concluyó que “sólo la violencia puede generar un cambio social”, haciendo referencia al derecho de los saharauis a luchar por arrebatar sus derechos legítimos.

La Dra. Barona, hizo un recuento de su experiencia vivida durante su visita a las zonas ocupadas e informó a la audiencia de las terribles violaciones de los derechos humanos en las zonas ocupadas, “hay un golpe de timón, arranca un nuevo proceso de lucha en las zonas ocupadas”, añadió.

El evento se cerró con una sesión de preguntas y respuestas y una conclusiones del Embajador saharaui en donde informó a los participantes sobre los últimos acontecimientos que están ocurriendo en las zonas ocupadas y en especial el último éxodo de la población saharaui, instalándose en campamentos fuera de las ciudades ocupadas huyendo a la represión. El diplomático saharaui concluyó con un llamado a la solidaridad y a la intervención de las instancias internacionales y de los medios de comunicación con el objetivo de proteger dicha población.


Embajada Saharaui en México.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada