jueves, 30 de septiembre de 2010

Marruecos ejerce terrorismo de estado contra activistas y observadores internacionales en el Sahara









Seguir información en Guinguinbali

*Fotos: activistas de DDHH y Sahara Thawra

LLEGADA DEL TERCER GRUPO DE ACTIVISTAS SAHARAUIS A LA CIUDAD OCUPADA DE EL AAIUN

Última hora. Jueves, 30 septiembre 2010

A las 19 horas (hora local de El Aaiun), el tercer grupo de diecinueve activistas saharauis que regresaban hoy de Argel, después de participar en la Conferencia Internacional sobre el Sáhara a la que fueron invitados junto a otros cincuenta y tres activistas más, han llegado provenientes de Casablanca, a la ciudad ocupada de El Aaiun.

Un grupo de observadores se desplazó al aeropuerto para recibirlos mientras otros aguardan en la vivienda de Lemjeyied, en la calle Skeikima, en donde se espera poder celebrar la recepción de bienvenida, tal y como se ha hecho en estos días pasados.

Ante la inminente llegada de este último grupo, amigos y familiares se han reunido dentro y fuera de la vivienda de recepción, pero la policía marroquí no ha hecho esperar su violenta respuesta agrediendo a Hassan Daha al que le han fracturado un brazo. También Sultana Jaya ha sido nuevamente golpeada por fuera de la casa de Sidahmed Lemjayed, Presidente del Comité de Recursos Naturales, en la misma calle.

La policía está cerrando las calles.

Relación de nombres del tercer grupo de activistas saharauis: ABDELAH LEJFAUNI; ALI RUBIO; MUSTAFA LABRAS; LAL-LA JAIDUMA EL YUMANI; OZMAN TNAJA; BUTENGUIZA SALHA; HABIBI SIDI HAIBA; LAL-LA JADIYA EL YANHAUI; LAMMAT ZAGHMAN; MAHMUDA AHL HASH; MOHAMED BOUTABAA; MOHAMED LAMINE HADDI; OMAR KARKOUB; TOUBALI HAFID; AFAF ALHOUCINI; LEMJEYED SIDAHMED; AHMED HAMMIOA; LAL-LA NGUIA BUJERS; ABDELJALEK ELMERJI

(Informa Salka Embarek)

---------------------------


GUINGUINBALI.  29/09/2010

Willie Toledo relata a GuinGuinBali lo sucedido durante la agresión que recibió por parte de la policía marroquí junto a otra decena de activistas y observadores internacionales.

Faltaban unos minutos para las 19:30 y casi todos los pasajeros del segundo que llega esta semana a El Aaiún con activistas saharauis estaban fuera. Sólo faltaban dos mujeres, a las que le habían puesto pegas para entrar en su país. “En ese momento había varios policías haciendo fotos y tomando vídeos de lo que ocurría. Nosotros hacíamos lo mismo”, dice Toledo. Fue entonces, cuando repentinamente “se me echaron cinco policías encima y me tiraron al suelo, dándome patadas y puñetazos”. Le quitaron el móvil mientras estaba en el suelo, según cuenta.

Carmelo Ramírez fue apartado, según recuerda. Cuando se incorporó “otro grupo de policías le estaba pegando una paliza brutal a uno de los saharuis y me eché encima para que dejaran de pegarle”.

Cuando todo se calmó, Toledo y el resto de activistas saharauis y obersvadores españoles se retiraron hacia una vivienda, que ya estaba cercada por la policía. “A Sultana Khaya le han pinchado algo con una jeringuilla, que es algo que por lo visto suelen hacer”, dice el artista.

Willie Toledo añadió que “no sólo hay policías uniformados”, aludiendo a los policías de paisano que pueblan El Aaiún. “Son matones de discoteca”, dice, y reconoce haber sido “escupido” por ellos. “No había sentido tanto asco en mi vida”, concluye. Tiene un dedo fracturado y golpes en el costado de las patadas recibidas.

-------------------------



*Fuente: Sahara Thawra

El día 29 de septiembre en la capital del Sáhara Occidental, El Aaiún se ha llevado a cabo el recibimiento del segundo grupo de activistas saharauis llegados desde Argel, compuesto por 24 miembros.

El primer signo de represión se ha dado en el aeropuerto de la capital, a la llegada de los activistas saharauis que fueron recibidos por una delegación de españoles y saharauis. Esta represión recayó sobre dos activistas saharauis, Sultana Haya y Mohamed Mayara y sobre tres de los observadores internacionales.

Mohamed Mayara ha tenido que ser atendido en el hospital tras recibir diferentes golpes en su cara por parte de la policía marroquí, causándole la rotura de la nariz. Sultana Haya fue tirada al suelo y retenida por cuatro policías al tiempo que le inyectaba una sustancia paralizante en su pie izquierdo.

Los observadores internacionales también fueron agredidos. Maite Lorenzo y Carmelo Ramirez, fueron agarrados con la intención de ser retenidos en un coche policial cuando intentaron reaccionar ante la policía marroquí ya que esta se ensañaba a golpes con el actor Willy Toledo mientras éste estaba en el suelo. José Morales fue golpeado en la cara rompiéndosele a consecuencia sus gafas.

La llegada de los activistas saharauis a la casa de Sidi Mohamed Daddach se ha producido en un ambiente de tensión e intimidación, acompañado de empujones, escupitajos, insultos, lanzamiento de huevos y patadas.

Cuando todos los activistas saharauis habían llegado a la casa, la policía marroquí intentó acinarnos dentro de la misma en donde había cerca de 150 personas entre las que se encontraban niños y ancianos. A pesar de que la policía marroquí intentó cerrar la puerta de la casa, no lo consiguió y tras un tiempo se alejó de la misma cediendo ante nuestra progresiva salida.

Uno de los momentos en los que la policia amenaza a los observadores y saharauis en la puerta de la casa de Daddach

Después de un tiempo fuera unos jóvenes saharauis sacaron una bandera del Sáhara Occidental, tras lo que la policía comenzó a correr hacia ellos. En este momento, todos los que nos encontrábamos en la calle corrimos hacia la puerta de la casa. Los observadores internacionales se situaron frente a la policía quedando tras de ellos los saharauis. La policía marroquí entonces se dedicó a empujar a los observadores obligándoles a entrar en la casa y cerrando bruscamente la verja de la misma bloqueándola con una roca.

Tras cerca de 45 minutos de insultos y escupitajos a través de la verja, tres saharauis y dos observadores internacionales se acercaron a la policía para negociar la salida de la casa.


Para finalizar, queremos manifestar nuestro profundo rechazo ante la actitud de la policía marroquí que considerándose presente en una supuesta democracia dista mucho de ella.

-------------------
WILLY MELLER. IZQUIERDA UNIDA ALERTA DE QUE LA POLICÍA MARROQUÍ TIENE CERCADOS A DECENAS DE ACTIVISTAS SAHARAUIS Y OBSERVADORES ESPAÑOLES, ENTRE ELLOS WILLY TOLEDO


29-09-2010

La policía marroquí mantiene rodeada una casa en El Aaiún (Territorios Ocupados del Sahara Occidental) donde se encuentran decenas activistas saharauis que regresaron el lunes de Argel, tras haber participado en la Conferencia Internacional sobre el Derecho de los Pueblos a la Resistencia. Los activistas están acompañados por 15 observadores españoles, entre los cuales se encuentran el actor Willy Toledo y Carmelo Ramírez, Presidente de FEDISSAH.

A su llegada al aeropuerto de El Aaiún los activistas, acompañados de los observadores españoles fueron acorralados y agredidos por 200 policías vestidos de paisanos, que les asestaron golpes, puñetazos y patadas. Dos de los agredidos fueron trasladados al hospital y muchos otros presentan contusiones, como Willy Toledo.

Ramírez explica que "se están viviendo momentos de tensión en la casa. Además mañana esperamos a una veintena más de activistas que están llegando de Argel y no sabemos qué va a pasar".

Tras conocer la noticia, el eurodiputado de Izquierda Unida quiso en primer lugar mostrar su "apoyo a los activistas saharauis que regresan de la conferencia y a todos aquellos que muestran su solidaridad con el pueblo saharaui en su lucha por el final de la ocupación ilegal por parte de Marruecos de territorios del Sáhara Occidental".

Del mismo modo, Willy Meyer ha criticado muy duramente al Reino de Marruecos "por aplicar sus leyes en un territorio que a todas luces no le corresponde según el Derecho internacional". Al referirse al Gobierno español, para Meyer "resulta una vergüenza que el Ministerio de Exteriores pida a sus ciudadanos que respeten la legislación marroquí en los Territorios Ocupados del Sáhara Occidental. El Gobierno tiene que cambiar de actitud, España debe ejercer su responsabilidad como garante de este proceso de descolonización".

"Este último episodio muestra de nuevo la permanente represión a la que se ve sometido el pueblo saharaui. La MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental) debe velar por el cumplimiento de los derechos humanos en los Territorios Ocupados y por el respeto del derecho de libre circulación de las personas de otras nacionalidades en el mismo", ha declarado Meyer.

El Coordinador de Política Internacional reclama al Ministerio de Asuntos Exteriores que garantice la "integridad física de los 15 observadores españoles que se encuentran encerrados en El Aaiún cercados rodeados por policía marroquí".

En cuanto al papel de la UE, Meyer ha recordado que "al otorgar el Estatuto Avanzado a Marruecos, la Unión Europea se ha convertido en cómplice del hostigamiento permanente a los saharauis y de la sistemática violación de los derechos humanos en los Territorios Ocupados. Ésta debe poner fin a esta escalada represiva y adoptar una posición enérgica y exigente ante el continuo incumplimiento por parte de Marruecos de la cláusula democrática".


El Coordinador de Política Internacional de Izquierda Unida pedirá al Ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que comparezca para condenar estos hechos y lo instará a exigir explicaciones a su homólogo marroquí ante este último caso de flagrante violación de los derechos humanos producido en los Territorios Ocupados.

-----------------------

ACTIVISTAS SAHARAUIS Y OBSERVADORES ESPAÑOLES AGREDIDOS ANOCHE EN EL AEROPUERTO DE EL AAIUN

30 de septiembre de 2010; FEDISSAH

Se veía venir. Ya lo decíamos en la nota informativa del martes28 cuando informamos de la llegada a El Aaiún de un grupo de activistas saharauis y observadores españoles, que volvían de Argel, tras participar en una Conferencia Internacional sobre el derecho de los pueblos a la resistencia. La tensión y el temor a que sucedieran incidentes fueron superados ayer con creces en la segunda de las llegadas de activistas saharauis. Más de 200 policías uniformados y agentes de paisano con chalecos reflectantes impidieron por la fuerza en el aparcamiento del aeropuerto, que un grupo de observadores españoles recibieran a los activistas saharauis. Varios de ellos fueron golpeados en la cabeza y tuvieron que ser trasladados en ambulancia.

También varios observadores españoles, como el actor Willy Toledo y el Presidente de FEDISSAH, Carmelo Ramirez, fueron agredidos, cuando intentaron proteger a los saharauis. De nuevo una violencia extrema e injustificada. Como ya ocurrió en Julio con un grupo de activistas a su regreso de los campamentos de refugiados o a primeros de septiembre con un grupo de observadores de la Asociación Canaria, Sahara Acciones.

¿Se creerá esta vez de nuevo el Gobierno Español la versión de Marruecos? Seguirá mirando para otro lado, como ha hecho hasta ahora. ¿Es que los DDHH en el Sahara Occidental no tienen el mismo valor que en cualquier otro sitio del planeta? ¿Hasta cuando vamos a seguir permitiendo que se sigan violando, impunemente, los derechos humanos en el Sahara, por parte de Marruecos? Si observadores internacionales son apaleados y tratados así, como actuará la policía con los saharauis cuando no haya testigos. Como ha declarado el presidente de Fedissah,"la policía marroquí ya estaba preparada para cargar en el aeropuerto antes de que nosotros llegáramos allí".

Uno de los heridos mas graves de ayer fue el activista de los DDHH, Mohamed Mayara, que sufrió lesiones en sus ojos y se teme por su visión. Esta noche el aeropuerto de El Aaiún volverá a estar sitiado y de nuevo la violencia marroquí será la protagonista.

Hoy, además de reclamar el respeto de los derechos humanos en el Sahara Occidental y el cumplimiento de los derechos del Pueblo saharaui, conforme a la legalidad internacional y a las resoluciones de la ONU, exigimos al Gobierno de España que vele por la seguridad de sus ciudadanos,allí donde se encuentren. En su mano está evitar que vuelvan a producirse incidentes como los de ayer.

FEDISSAH se reserva en cualquier caso iniciar acciones legales por lo sucedido.

--------------------------------------

FISAHARA. CONDENA DEL FiSAHARA A LA BRUTAL REPRESIÓN POR PARTE DE LAS FUERZAS DE OCUPACIÓN MARROQUÍES EN EL AAIÚN OCUPADO

La presencia de ciudadanos españoles como escudos humanos para los activistas saharauis incrementa la represión en El Aaiún. Por ello, el Festival Internacional de Cine del Sahara FiSAHARA, no sólo condena la persistente represión a la población civil saharaui, sino también a los ciudadanos españoles presentes en el Sáhara Occidental y en particular mostramos nuestra solidaridad y apoyo al codirector del FiSAHARA, Guillermo Toledo.


La protección que en la tarde de ayer protagonizaron diversos activistas españoles en el aeropuerto de El Aaiún a los saharauis que se desplazaron del Sahara Occidental a Argel para participar en la Conferencia Internacional sobre el Derecho de los Pueblos a la resistencia: el caso del Pueblo Saharaui, ha elevado el grado de represión constante ejecutada por las fuerzas marroquíes.

El objetivo de estos activistas internacionales era evidenciar con su presencia la denuncia de la insostenible situación a la que se ven sometidos los defensores de los Derechos Humanos en el Sahara: postergación del Referéndum, saqueo de sus recursos, violación sistemática de los DDHH…, sin que llegue a oídos de la comunidad internacional, como consecuencia del bloqueo informativo que rodea el conflicto.

La Coordinadora Estatal de Asociaciones de Amistad y Solidaridad con el pueblo saharaui y el Festival Internacional de Cine del Sahara FiSAHARA, exige al Gobierno español que de una vez por todas, dé la cara y se comprometa con la liberación inmediata de los ciudadanos y ciudadanas detenidos.

Marruecos reprime violentamente y sin miramientos a todo aquel que se atreva a denunciar la violación sistemática de los derechos humanos, así como a los observadores internacionales, que quieren con su presencia denunciar el régimen de terror que impera en los territorios ocupados del Sáhara Occidental y acompañar a los saharauis defensores de los derechos humanos.

El movimiento de solidaridad con el pueblo saharaui quiere seguir siendo testigo de la defensa de los derechos humanos en el Sáhara Occidental esperando por parte del Gobierno de España la protección de sus ciudadanos y la exigencia al gobierno marroquí, "considerado amigo y aliado", del fin inmediato de las torturas, desapariciones forzosas, represalias, las coacciones y el régimen de terror que impone a la población saharaui y exigir al gobierno marroquí el respeto escrupuloso de los derechos humanos.


----------------------

Dos valencianos agredidos por la policía marroquí en el Sahara Occidental


ACTUABAN COMO OBSERVADORES DE LAS CONTINUAS VIOLACIONES DE DERECHOS HUMANOS QUE SE DAN EN LA ZONA CONTRA LOS SAHARAUIS

Los valencianos Juan Vicente Luz y Carmen Carvajal fueron agredidos anoche en el Sahara Occidental cuando actuaban de observadores para impedir que la policía marroquí apalease a un grupo de activistas saharauis que llegaba al aeropuerto del Aaiun. En el grupo de españoles que actuaban de observadores está también el actor Willy Toledo.

Valencia (30/09/10).- Los valencianos Juan Vicente Luz y Carmen Carvajal, miembros de la Federació d’Associacions de Solidaritat amb el Poble Saharaui de la Comunitat Valenciana (FASPS) y de la Asociación Al-Amal, se vieron anoche envueltos en la violencia vivida en el Aaiún, capital del Sahara Occidental, a la llegada al aeropuerto de un grupo de activistas saharauis que volvían de Argel donde han participado en una conferencia de Derechos Humanos. La policía marroquí, la mayoría de ellos de paisano y empleando una fuerza brutal, cargaron contra los saharauis que esperaban la llegada de sus compañeros en el aeropuerto y contra los observadores españoles, entre ellos Juan Vicente y Carmen, y también el actor Willy Toledo, quien recibió buena parte de los golpes al intentar grabar con su móvil el acoso al que se estaban viendo sometidos.

“La policía marroquí nos graba, nos hace fotos, nos increpa, nos disparan flashes en la cara, nos empujan, nos persiguen, nos provocan. La tensión que estamos viviendo estos días es horrible y es sólo un detalle de lo que pasa cada día en el Sahara Occidental ya que al estar nosotros aquí tratan de mantener las formas”, afirma Juan Vicente Luz.

Juan Vicente y Carmen recibieron insultos, empujones y patadas pero están bien. Willy Toledo sufrió daños en un dedo y se cree que lo puede tener fracturado, otro observador español recibió un fuerte golpe en la cara. Un saharaui recibió una tremenda patada en la cabeza y quedó inconsciente, a dos mujeres saharauis les inyectaron algo en la pierna y anoche perdieron toda la movilidad de ese miembro.

“Es deleznable que nadie se quiera preocupar por lo que pasa en el Sahara Occidental. Hoy nos enteramos de primera mano porque nuestros compañeros están allí, pero ese es el día a día de muchos saharauis desde hace muchos años. La violencia que ejerce Marruecos contra ellos es brutal y esto no se puede soportar. Aquello es un polvorín y los saharauis ya no temen enfrentarse a la policía marroquí y esto está generando mucha violencia. Da igual si son niños, mujeres o ancianos, el caso es que son saharauis y la premisa de Marruecos es terminar con ellos”, asegura Lola Claramunt, Presidenta de la Federació d’Associacions de Solidaritat amb el Poble Saharauí de la Comunitat Valenciana.

Esta tarde llega otro avión de activistas saharauis al Aaiún y la tensión será altísima después de lo vivido anoche. Los observadores españoles permancerán en El Aaiún hasta el próximo viernes, lo que pase una vez salgan del país, es una incógnita.

Llegada del segundo grupo de activistas desde Argel. Willy Toledo: "Esto es terrorismo"




*Fotos: Guinguinbali y activistas saharauis de DDHH

LLEGADA DEL SEGUNDO GRUPO DE ACTIVISTAS SAHARAUIS A LA CIUDAD OCUPADA DE EL AAIUN PROCEDENTES DE ARGEL


29 SEPTIEMBRE 2010

Alrededor de las 19 horas del día de hoy, llegó a la ciudad ocupada de El Aaiun, el segundo grupo de activistas saharauis provenientes de la ciudad de Argel, después de participar en las Conferencias Internacionales sobre la Causa Saharaui.

A su llegada, algunos de los observadores internacionales que, desde el día anterior se encontraban en la ciudad después de haber realizado el acompañamiento del primer grupo, se desplazaron al aeropuerto para recibir, acompañar y proteger a los activistas, de la posible intervención policial contra ellos.

En el momento en el que se dirigían hacia los coches, después de abandonar la terminal aeroportuaria, unos doscientos policías se abalanzaron contra ellos agrediendo brutalmente tanto a los activistas como a los observadores. El actor Willy Toledo, que se encontraba en calidad de observador junto a otros cinco miembros más que componen parte de la delegación, fue golpeado sufriendo daños leves en la mano mientras intentaba sacar fotografías con su móvil. Otros extranjeros han sido igualmente agredidos a base de patadas, empujones, puñetazos, etc.

De los activistas saharauis, Mohamed Mayara ha sido golpeado en la cara teniendo que ser trasladado posteriormente en ambulancia, algo insólito hasta la fecha, puesto que no conoce otro caso en el que la ambulancia se haya desplazado al lugar de la agresión. Mayara, al que le han roto las gafas de vista en la cara tras recibir un puñetazo, ha tenido que recibir puntos en la cara y en estos momentos ya se encuentra en su domicilio.


La conocida Sultana Kaya ha sido golpeada mientras intentaba proteger de la agresión al actor Willy Toledo y una vez cayó al suelo, la policía le inyectó una sustancia paralizante, que la mantiene con fuertes dolores y sin movimiento. Todos los activistas saharauis llegados hoy de Argel, han sido agredidos por los más de doscientos policías marroquíes, delante de la presencia de los observadores que también han recibido palizas.


Una vez que fue posible el traslado a la casa del ex-preso político saharaui Mohamed Daddach, en donde se esperaba el recibimiento de los activistas por parte de sus familiares y amigos, además del resto de los observadores, más de un centenar de policías marroquíes rodeaban la vivienda y las inmediaciones bajo un control férreo y amenazante, lo que hacía sospechar una posible nueva agresión por su parte. Los activistas heridos y los observadores, han sido atendidos de sus golpes por las familias saharauis que componían el comité de bienvenida.


Un nuevo forcejeo con la policía se produjo pasadas unas horas, cuando dos activistas saharauis salieron a la calle y corearon algunos eslóganes a favor de la independencia del Sáhara.


(Informa: Salka Embarek)


Willie Toledo: “Esto es terrorismo”

GUINGUINBALI  29/09/2010

Willie Toledo relata a GuinGuinBali lo sucedido durante la agresión que recibió por parte de la policía marroquí junto a otra decena de activistas y observadores internacionales.

Faltaban unos minutos para las 19:30 y casi todos los pasajeros del segundo que llega esta semana a El Aaiún con activistas saharauis estaban fuera. Sólo faltaban dos mujeres, a las que le habían puesto pegas para entrar en su país. “En ese momento había varios policías haciendo fotos y tomando vídeos de lo que ocurría. Nosotros hacíamos lo mismo”, dice Toledo. Fue entonces, cuando repentinamente “se me echaron cinco policías encima y me tiraron al suelo, dándome patadas y puñetazos”. Le quitaron el móvil mientras estaba en el suelo, según cuenta.

Carmelo Ramírez fue apartado, según recuerda. Cuando se incorporó “otro grupo de policías le estaba pegando una paliza brutal a uno de los saharuis y me eché encima para que dejaran de pegarle”.

Cuando todo se calmó, Toledo y el resto de activistas saharauis y obersvadores españoles se retiraron hacia una vivienda, que ya estaba cercada por la policía. “A Sultana Khaya le han pinchado algo con una jeringuilla, que es algo que por lo visto suelen hacer”, dice el artista.

Willie Toledo añadió que “no sólo hay policías uniformados”, aludiendo a los policías de paisano que pueblan El Aaiún. “Son matones de discoteca”, dice, y reconoce haber sido “escupido” por ellos. “No había sentido tanto asco en mi vida”, concluye. Tiene un dedo fracturado y golpes en el costado de las patadas recibidas.

Activistas y observadores agredidos en El Aaiun. Pánico, golpes y piedras





*Fotos: Guinguinbali y defensores saharauis de DDHH

Información actualizada en GUINGUINBALI: http://www.guinguinbali.com/





GUINGUINBALI   29/09/2010

Una veintena de saharauis y varios observadores españoles han sido golpeados en el aeropuerto de El Aaiún. Uno de los saharauis, Mohamed Daiara, ha sido recogido por una ambulancia, dada la gravedad de las heridas. El uruguayo José Morales, afincado en Lanzarote, también ha sido golpeado. Willie Toledo, otro de los observadores, fue empujado en varias ocasiones y le ha sido sustraído su teléfono móvil.

Aunque no se ha producido ninguna detención, nuestra enviada especial nos asegura que la tensión es enorme, que se están arrojando objetos y huevos contra la casa donde se recibe a la segunda delegación de saharauis que llega desde Argel, tras participar en el Congreso del Frente Polisario. [NOTA Poemario: las delegaciones de defensores de derechos humanos regresan de Argel, tras participar en la Conferencia Internacional: "El derecho de los pueblos a la resistencia: El caso del Sahara Occidental".]

Uno de los miembros de la misión de observación y consejero del Cabildo de Gran Canaria, Carmelo Ramírez, asegura que "la Policía marroquí ya estaba preparada para cargar en el Aeropuerto antes de que nosotros llegáramos allí", una carga que Ramírez describe como "brutal".
"Había un saharaui sangrando con una herida en la cabeza y se lo ha tenido que llevar una ambulancia, mientras que José Morales recibió patadas y puñetazos cuando estaba en el suelo, intentando protegerse", añade Ramírez.

El consejero grancanario añade que ya ha recibido la llamada del eurodiputado de Izquierda Unida Willy Meyer para solidarizarse con los observadores españoles que se encuentran en El Aaiún. "Quien no se crea lo que pasa aquí, las violaciones de los Derechos Humanos, que venga aquí y lo vea", añadió Ramírez.

En este momento (21.00 horas GMT) los observadores españoles se encuentran rodeados de policías en una casa saharaui. Los agentes les lanzan piedras y huevos. La tensión es enorme.

Estamos trabajando por ampliar la información.



EL MUNDO Erena Calvo  Rabat 29/09/2010

"Aunque sabía que algún momento me dejarían de golpear, he pasado miedo". Habla el actor Willy Toledo, que ha denunciado haber sido agredido por la policía marroquí en el aeropuerto de El Aaiún, capital administrativa del Sahara Occidental, cuando esperaba a una delegación de saharauis que ha llegado esta tarde al aeródromo desde Argel.

Toledo, junto al consejero de Cooperación del Cabildo de Gran Canaria y presidente de la Federación Estatal de Instituciones Solidarias con el Sahara (FEDISSAH), Carmelo Ramírez, y otros "observadores" viajó este lunes a El Aaiún desde Argelia, donde participaron en unas conferencias sobre el "derecho de autodeterminación" del pueblo saharaui.

Junto a ellos llegó un grupo de una veintena de saharauis de los cerca de ochenta que se desplazaron del Sahara Occidental a Argel para participar en las jornadas, que contaron también con la presencia de una delegación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) encabezada por el primer ministro.

"Los saharauis están llegando de forma escalonada y les hemos acompañado como escudos humanos, para protegerles; hoy llegaba el segundo grupo y mañana lo hará el tercero", ha informado Toledo a este periódico al otro lado del teléfono mientras se "recuperaba de la agresión de la policía marroquí" y destacaba que "otro de los observadores, un colombiano, ha sido golpeado en la cabeza y le han destrozado las gafas".

Según el actor, el aeropuerto de El Aaiún se encontraba esta tarde "sitiado". Había "más de 200 agentes" de paisano y uniforme "controlando" la situación. Dos de las mujeres que han llegado en esta segunda delegación, continúa Toledo, "han sido retenidas en la terminal, les han quitado todos sus efectos personales excepto la documentación y toda la propaganda del Polisario que traían de Argelia".

El vídeo de la discordia

"Teníamos a los agentes a menos de cuatro metros sin parar de grabarnos, y cuando por fin han salido todos los saharauis he querido hacer un vídeo con mi móvil", explica. En ese momento, "ocho policías se me han echado encima; me han tirado al suelo, me han dado patadas y creo que me han roto un dedo".

Ya incorporado, relata, ha visto cómo "propinaban una brutal paliza a un activista saharaui; me he tirado encima suyo y entonces han dejado de pegarle".

A uno de los activistas, cuenta el consejero del Cabildo grancanario, "le han pateado la cabeza y lo hemos trasladado en ambulancia a la casa de Mohamed Dadach" –apodado el 'Mandela saharaui' por los años que ha pasado entre rejas-.

Según las autoridades locales de El Aaiún, la intervención policial "está justificada" porque los españoles "grabaron en el aeropuerto sin autorización y además intentaron sacar imágenes de la policía". Los mismos informadores han denunciado en declaraciones a este periódico que "uno de los saharauis separatistas" que se encontraban allí "ha golpeado a los agentes” y que éstos "han respondido a su provocación".

Mañana, insiste Toledo, irán a recibir a la tercera delegación. Parte del grupo de observadores extranjeros se quedarán unos días más por el Sahara Occidental para "acompañar" a algunos de los saharauis que han viajado a Argel y que han organizado una caravana por todas las ciudades saharauis para informar de su experiencia.

Toledo, que abandonará El Aaiún este viernes, insiste en el "miedo" que ha experimentado esta noche en el aeropuerto de la capital del Sahara Occidental; el "miedo" que se puede sentir "ante decenas de policías energúmenos".

------------------

La policía marroquí apalea al actor Willy Toledo rompiéndole un dedo en El Aaiún, capital del Sahara

*Servicio de Comunicación Saharaui de Canarias

Se encontraba como observador internacional escoltando a un grupo de activistas saharauis de Derechos Humanos que regresaba de Argel

El vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria, Carmelo Ramírez, también fue golpeado y el activista saharaui Mohamed Mayara resultó herido gravemente temiéndose por sus ojos
El Aaiún / Sahara Occidental.- El actor español Willy Toledo y el vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria, además de varias decenas de civiles saharauis, fueron golpeados violentamente por la policía marroquí hoy, sobre las 19:00 hora local saharaui. Ambos se encontraban como observadores internacionales en el aeropuerto de El Aaiún, capital del Sahara Occidental, para velar por la integridad de un grupo de 25 defensores saharauis de Derechos Humanos que regresaban de Argel tras participar en un encuentro internacional, según informaron al Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC) testigos de los hechos.


Como resultado de la violenta reacción de las fuerzas de seguridad marroquíes se produjeron numerosos heridos saharauis que también habían acudido a recibir a los activistas. El actor Willy Toledo sufrió la fractura de un dedo, entre otras lesiones, producto de los golpes y se teme por la visión del activista de Derechos Humanos Mohamed Mayara, que fue víctima de “una brutal paliza” recibiendo graves heridas en los ojos y fue trasladado urgentemente al hospital, señalan los presentes. También sufrió lesiones la activista Sultana Jaya, que quedó tuerta por el porrazo de un policía marroquí tras una sentada en de estudiantes saharauis en la Universidad de Marrackech hace unos años.

Tras lograr abandonar el aeródromo, los activistas de Derechos Humanos, decenas de civiles saharauis y los observadores internacionales, unos 8 españoles en total, intentaron llegar a sus casas en la ciudad sufriendo de nuevo “el acoso violento de las fuerzas marroquíes”.

Se trataba del segundo grupo de los 72 activistas saharauis de Derechos Humanos que regresaba de Argel, el primero lo hizo ayer y el último mañana. En el momento de recibir estos datos se ignoraba el número total de heridos y su estado. (SCSC)

miércoles, 29 de septiembre de 2010

El documental RASD ¿Justicia sin Guerra? presentado en el Festival Cinemigrante de Buenos Aires


El martes 28 de Septiembre, fue presentado el documental RASD ¿Justicia sin Guerra?. La presentación tuvo lugar las 19.00hr, en el Centro Cultural de la Cooperación en Buenos Aires, dentro de la 1ª edición del Festival Cinemigrante de Buenos Aires, con la presencia del Sr Mohamed Salem, Embajador en Misión de la RASD en Argentina, y ante una amplia representación de la sociedad civil argentina.

Durante la presentación al público, junto con los Organizadores del Festival, el Sr Mohamed Salem informó sobre los últimos acontecimientos de la cuestión saharaui, señalando que la paciencia y el aguante de todo el pueblo saharaui en los dos lados del muro de vergüenza. Una paciencia que está llegando al límite, como se refleja en el documental, por el desamparo y la total indiferencia de la comunidad internacional, frente al Reino de Marruecos que sabotea impunemente la legalidad internacional, a lo largo de los 35 años de ocupación y se niega a celebrar el referéndum de autodeterminación recomendado cientos de veces por Naciones Unidas.

El Documental, RASD ¿JUSTICIA SIN GUERRA?, realizado por Josep Lluís Penadès, llega a la 1ª edición del Festival Cinemigrante de Buenos Aires , tras ser exhibido en la 42º edición del Festival Alcances de Cádiz y premiado en el 6º Festival Internacional de Cine de los Derechos Humanos de Bolivia.

RASD ¿JUSTICIA SIN GUERRA? muestra, a través de la mirada de Yahia , un joven saharaui, las torturas y desapariciones de sus compatriotas en el Sáhara Occidental Ocupado por Marruecos y las precarias condiciones de vida de los campamentos de Refugiados Saharauis.

 
Al igual que la mayoría de jóvenes saharauis, Yahia llega un la conclusión de que después de tantos años apoyando la vía pacífica es la guerra de liberación, la única y legítima opción para que los saharauis recuperen su territorio, el Sáhara Occidental, mientras la comunidad internacional ignora las resoluciones de la ONU… Como Yahia, miles de jóvenes saharauis desean la guerra.

Recepción a los activistas saharauis de DDHH llegados de Argel

martes, 28 de septiembre de 2010

Guinguinbali: Crónica de la llegada de activistas saharauis y observadores españoles a El Aaiun





Sultana Jaya. "Me podeis quitar la vida, pero no la pulsera"


"Me podeis quitar la vida, pero no la pulsera". Sultana Jaya, que ya perdió un ojo a manos de la policía marroquí, estaba ayer dispuesta a morir antes que dejarse arrebatar una diminuta bandera saharaui en el aeropuerto de El Aaiun. O lo que para ella representaba su dignidad y su derecho a defender pacíficamente su causa. "No es una bomba, es una pulsera", explicaba, cargada de razón, a los 7 observadores españoles que ayer la acompañaban junto a una delegación de 26 saharauis en su regreso a los territorios ocupados.

Y con esa frase, empezó un tenso calvario que no acabó hasta entradas las dos de la mañana, con todos a salvo, esta vez.

La negativa de Khaya, a quien ya habían requisado todo el material relacionado con la conferencia internacional sobre Derechos Humanos en la que acababan de participar en Argel, motivó la retirada de su pasaporte por parte de la policía: alrededor de 50 agentes que ya esperaban en la terminal cuando aterrizó el avión, procedente de Casablanca, y 150 que llegaron a sumarse según iba pasando el tiempo. Vestidos de paisano, apoyados por toda la sala, cruzados de brazos y obervando,cada vez más tensos. Y más impacientes. Hasta que una buena parte se calzó unos chalecos reflectantes: el preludio de un desalojo violento.

Las autoridades negociaron entonces con el grupo de observadores: debían de salir todos excepto Sultana, y dos acompañantes del grupo de observadores, el consejero del Cabildo grancanario Carmelo Ramírez y el actor y activista Willie Toledo. Y un abogado saharaui que viajaba con el grupo. Ahora eran muchos menos, pero los mismos policias les rodeaban a escasos centímetros. "¿Esta intimidación es necesaria?", preguntó Toledo. "Sólo queremos buscar una solución", contestó enigmático uno de ellos. "Estos símbolos están prohibidos, -explicó-¿acaso ustedes pueden hacerlo en el País Vasco?". La respuesta, afirmativa, no pareció importarle.

El pulso se resolvió finalmente sin la violencia habitual; Khaya está convencida de que sólo la presencia extranjera logró que se contuvieran, aunque la bandera de la discordia acabara siendo arrancada con una navaja. "Pero no tengo miedo" repetía Khaya constantemente, como queriendo explicar lo que saltaba a la vista. Que quizás quiso evitar más problemas a sus amigos españoles. Cobarde es lo último que podría decirse de esta mujer.

La delegación partió entonces hacia la vivienda en el barrio de Casa Piedra, donde otros activistas y 7 españoles más habían preparado el recibimiento, y que permanecía sitiada por otros 200 policías desde el mediodía. La caravana de 7 vehículos llegó escalonadamente. La policía,por el camino, los fue parando para asegurarse de que así fuera.

Los españoles prepararon un pasillo en la entrada, y aguantando los empujones, las amenazas y que les tomaran fotografías constantemente, arroparon la entrada de cada uno de los activistas. Las porras, presentes, no salieron anoche de su funda. Aunque para Toledo, poco importa eso: "Ha sido una de las experiencias más terroríficas de mi vida,yo presumía de conocer un poco la vida del pueblo saharaui, pero hasta que no vienes a los territorios ocupados y ves el terrorismo de Estado bajo el que viven, hasta que no sientes este acoso tan brutal, no te haces una idea de la dimensión real de su sufrimiento".

Toledo se ha despertado hoy "más impresionado aún si cabe por la valentía de los hermanos saharauis", porque, aunque efectivamente, ayer la policía no llegara a cargar sintió "el clima de terror que viven y al que se enfrentan pacíficamente". Lo cierto es que el actor aguantó en la puerta empujones de la policía, que las fuerzas de seguridad del Estado marroquí le hicieran fotos a escasos centímetros de la cara y amenazas varias. A él y a los seis españoles que esperaban en la vivienda y que empujaban en la misma dirección.

Por su parte, Carmelo Ramírez, político grancanario y presidente de FEDDISAH, quien sí ha vivido con anterioridad experiencias similares, insiste en que cualquier día “se va a producir una masacre”. Ramírez pide al Gobierno marroquí que “frene ya esta violación impune de los Derechos Humanos y aplique las resoluciones de la ONU”. Y advierte: "si la comunidad internacional no es capaz de presionarle,pronto se lamentará una desgracia mayor que las torturas, encarcelamientos y el hostigamiento constante que padece la población en el Sahara Occidental”.
Pero ni los saharauis ni los activistas españoles flaquean de momento. Mañana y pasado está prevista la llegada de otros dos grupos, de esos 74 que se desplazaron a Argel. Los activistas esperan expectantes "ver hasta dónde aguanta la policía marroquí sin recurrir a sus métodos habituales". Toledo, Ramírez y el resto de españoles volverán a ejercer de observadores, y de escudos, llegado el caso.

Aunque los saharauis parecen también resignados al hecho de que, "los palos" que no reciban estos días, volverán a caer cuando nadie mire. Pero si la propuesta de algunos de reforzar estos acompañamientos prospera, cada vez será más difícil.



Presentación en Florencia de una Conferencia a favor del pueblo saharaui




Se celebrado en Florencia hoy 28 de septiembre una rueda de prensa para dar a conocer la celebración de una Conferencia Internacional a favor de la autodeterminación del pueblo saharaui y el reconocimiento de la RASD (Republica Arabe Saharaui Democratica). En el Palacio Medici Riccardi se reunirán por primera vez personalidades a nivel mundial, a la vez que representantes diplomáticos de los países que reconocen a la RASD. También estarán representadas las instituciones italianas, ayuntamientos y provincias hermanadas con wilayas saharuis, así como otras personalidades.

En la rueda de prensa participaron el Presidente de la Provincia, Andrea Valdici, la Asesora de Cultura, Carla Fracci, y el Delegado saharaui en Toscaza, Abdallahi Bucheiba. Este último hizo un repaso de la situación actual del plan de paz en el Sahara, y actualidades del conflicto, como la reciente conferencia del pasado fin de semana en Argel, “Conferencia Internacional sobre El derecho de los pueblos a la resistencia: El caso del pueblo saharaui”, donde estuvieron presentes 73 defensores saharauis de derechos humanos, procedentes de las zonas ocupadas rompiendo con su asistencia el bloqueo constante del régimen marroquí sobre los territorios ocupados del Sahara Occidental.

Observadores internacionales acompañana a 70 defensores saharauis de DDHH a su regreso a El Aaiun


*Seguimiento últimas noticias Guinguinbali

*Foto y fuente: Guinguinbali, Laura Gallego

 
22.45 Continuan los pasajeros en el aeropuerto. Le han retirado el pasaporte a Sultana Haya por no querer quitarse una pulsera que lleva la bandera de la RASD.

22:28 Finalmente le retiran el pasaporte a Sultana Haya, que se ha enfrentado a la policía por retirarle el material sobre la conferencia de Argel de la que procedía.

22:23 La policía requiere llevarse a una de las mujeres para interrogarlas, pero ella insiste en ir acompañada por alguien.

22:05 Cien policías escoltan a los pasajeros saharauis y marroquíes que aterrizaron en El Aaiún y aún permanecen en el aeropuerto. En la casa, al parecer, esperan muchos más.

21:46 Siguen pasando pasajeros. Aún quedan algunos por pasar el control de pasaportes. Especialmente, están registrando a las mujeres y los equipajes.

20:56 La mayoría de pasajeros ya han pasado el control de pasaportes.

20:41 Ahora mismo hacen cola para entregar sus pasaportes. Varios policías de paisano vigilan cualquier movimiento.

20:32 El vuelo procendete de Casablanca y que transporta a unos 70 activistas saharauis y 20 españoles acaba de tomar tierra en El Aaiún. Ahora mismo todos permanecen dentro del avión esperando el desembarque.

20:05 El contingente formado por activistas saharauis y observadores españoles que se dirigían a El Aaiún, sufrió un retraso de dos horas, pero en este momento se encuentra volando hacia El Aaiún.

El desembarco y la facturación al nuevo destino se hizo exenta de problemas y ahora esperan poder llegar a El Aaiún y acompañar a los 70 saharauis que se desplazaron a Argel el fin de semana sin que se produzca algún problema.

Si fuera así, habrían cumplido con la misión de velar por la seguridad de los saharauis, dado que Naciones Unidas no tiene competencia para velar por el cumplimiento de los Derechos Humanos de esta población.

---------------



GUINGUINBALI LAURA GALLEGO

Argel 26/09/2010    Es la primera vez que 74 activistas saharauis por los derechos humanos salen de los territorios ocupados, en grupo, para participar en una conferencia internacional. La que se ha celebrado este fin de semana en la capital argelina y dedicada al derecho de este pueblo a la resistencia. Una resistencia pacífica que a partir del lunes, previsiblemente, tendrán que ejercer contra los golpes de la policía marroquí, pues así les reciben en cada ocasión, cuando regresan a casa. Esta vez, alrededor de 15 activistas españoles, entre los que se encuentra el actor Willy Toledo, les acompañan: “Soy consciente del riesgo y estoy dispuesto a correrlo, a recibir los mismos golpes”.

Aunque rápidamente aclara “sin comparar, porque ellos los reciben cada día”. Pero en esta dirección entiende Toledo, ligado a la causa desde su infancia “por mis raíces canarias y el vínculo cultural y emocional que han tenido siempre ambos pueblos”, que debe caminar la solidaridad internacional. Presencia en los territorios ocupados. Y con ella, trasladar la atención mediática a la violación de los derechos humanos que en ellos se perpetra a diario.

Junto a Toledo viajarán otros 15 españoles, entre ellos el consejero de Cooperación del Cabildo de Gran Canaria y presidente de la FEDISSAH, Carmelo Ramírez, cuya misión, que denominan de acompañamiento, nos explica el actor y activista: “se trata de ejercer una acción directa de solidaridad, proteger su integridad física o llegado el caso, sufrir los mismos golpes que ellos, y obligar a los gobiernos de Marruecos y de España a reaccionar”. Obligarles a un posicionamiento. Sea cual sea. En su opinión, tras la última manifestación protagonizada por 14 canarios y violentamente reprimida por la policía alahui en el Aaiún, “España se retrató, y demostró su adhesión total a la postura marroquí traicionando no sólo al pueblo saharaui, en lo que el PSOE tiene una larga experiencia, sino al mismo pueblo español, al que abandonó a su suerte”.

“Si la solidaridad y la defensa de los Derechos Humanos es un delito -que lo es, como nos están demostrando estos gobiernos- estoy dispuesto a delinquir junto a los compañeros saharauis”, asegura Toledo pocas horas antes de partir hacia El Aaiún. Y espera que cada vez sean más los voluntarios, porque esta línea de “acción directa no violenta” es el camino que, en su opinión, debe seguir el movimiento de apoyo a la causa saharaui. “Lo que no sale en la prensa no existe, y respecto a lo que sucede en los territorios ocupados, la huelga de hambre de Aminatu Haidar en Lanzarote, y después, la acciones del mexicano Antonio Velázquez y el español Javier Sopeña, han marcado un antes y un después”, reflexiona. Se refiere a la repercusión mediática que todo ello concitó. Aunque, si cree que es el camino, es también porque con los años se ha dado cuenta de que “si no se obliga a reaccionar a los enemigos de la libertad del pueblo saharaui, éstos seguirán encantados de que organicemos charlas y eventos de ese tipo, porque no es un peligro para ellos y rara vez se consiguen nuevas adhesiones a la causa”.

Forzar la reacción. Lo mismo que espera conseguir la Flotilla de Solidaridad en cuya organización también trabaja Toledo y que espera ponga rumbo a El Aaiún dentro de unos meses. “Por mucho que España y Marruecos digan que las aguas saharauis pertenecen a Marruecos, ambos saben que no es cierto, lo dice la legalidad internacional y Naciones Unidas, y amparándonos en ellas vamos a ejercer nuestro derecho a navegar por aguas internacionales”. De momento, están, dice, en “el génesis” de este proyecto pero en el Congreso que hoy se ha clausurado en Argel “se ha materializado el entusiasmo de todas las organizaciones solidarias y del propio Frente Polisario, que aunque no participará en su desarrollo sí lo apoya, como hace con otras muchas iniciativas”.

Antes, Toledo, Carmelo Ramírez y el resto de activistas españoles tienen por delante un viaje a El Aaiún junto a los saharauis, quienes, eso sí, no han perdido la sonrisa durante estos días en Argel. Y no lo harán tampoco durante el camino. Otra cosa es lo que ocurra al llegar. Una delegación similar, aunque menos numerosa, visitó los campos de refugiados en Tinduf el pasado mes de julio y al volver fue recibida con una violencia extrema e injustificada. Guinguinbali se lo contó entonces. Y esta vez, estará también pendiente de lo que suceda.



lunes, 27 de septiembre de 2010

Guinguinbali. Especial Conferencia de Argel. Por Laura Gallego





GUINGUINBALI LAURA GALLEGO Argel  27/09/2010   “No se trata sólo del derecho a la autodeterminación, sino del derecho a la resistencia: este es un mensaje para todos los injustos del mundo, mientras perpetúen sus injusticias, se encontrarán gente frente a ellos, resistiendo”. El auditorio, a rebosar, rompe en aplausos; pero una parte de él, lo hace como aludidos directos de las palabras del primer ministro del Frente Polisario. Son los 74 activistas saharauis por los derechos humanos que aterrizaron a Argel con un mensaje claro: “Llegaremos hasta el final”.

Y cada vez, pisan con más fuerza: ésta constituye la delegación más numerosa que ha salido nunca de los territorios ocupados para participar en una conferencia internacional.

Junto a ellos, se han reunido estos días hasta 240 participantes de cuatro continentes, de 33 países distintos, 80 de ellos pertenecientes al movimiento asociativo español de solidaridad con el pueblo saharaui. Profesores universitarios llegados desde Washington, parlamentarios chilenos, nicaraguenses o cubanos, representantes de Hungría, de Timor Oriental, o incluso de Francia; amigos africanos, cómo no, desde Nigeria a Sudáfrica o la propia Argelia, juristas de muchos rincones también: todos dedicaron la primera jornada a manifestar su apoyo a ese pueblo, la legitimidad de la resistencia “justa y pacífica” que ejercen contra la última potencia colonizadora en África; el derecho, primigenio e irrenunciable, recogido por todas las instancias internacionales, a la autodeterminación de los pueblos. Su solidaridad con los que sufren la violación de sus derechos, “humanos, políticos, económicos e históricos” en palabras de Carmelo Ramírez, presidente de FEDISSAH.

Algunos, como el profesor egipcio Mohamed Issmat Makr, alertaron a los presentes de quien no deben esperar ayuda: “Si la ONU quisiera apoyarles, lo habría hecho con otros, pero ¿qué nos ha hecho en Afganistán, en Túnez, en Irak, en Palestina, en Libia y en tantos lugares?”, preguntó, en referencia a los musulmanes.

El que fuera comandante de la MINURSO, el nigeriano Finana Femi, desde la libertad que le otorgaba su calidad de jubilado, denunció con claridad las torturas, los abusos, las violaciones y el maltrato que presenció en el Aaiún durante su destino en esas tierras, en 2005, coincidiendo con la Intifada. Y se comprometió a buscar apoyos para impulsar la ampliación de las competencias de este brazo de Naciones Unidas. “Yo ví como la policía marroquí maltrataba a mujeres sin defensa, pero no podía hacer nada. La ONU ya fracasó en Ruanda, donde no evitó un genocidio, y la comunidad internacional no puede permitir que algo así vuelva a suceder en el Sahara Occidental, el mandato de la MINURSO debe extenderse a la protección de la población”.


Desde el movimiento de asociaciones solidarias, Carmelo Ramírez, que camina junto a los saharauis desde hace años, llamó a apoyar “hoy más que nunca la resistencia en los territorios ocupados, seguir garantizando la presencia de juristas internacionales, apoyarles con recursos económicos, potenciar las campañas de denuncia e incrementar el esfuerzo de coordinación” por parte de todas las asociaciones que apoyan la causa. Eso sí, matizó, siempre plegados al mandato de los saharauis y del Frente Polisario “los únicos protagonistas de su destino”.

Los aplausos agradecidos de los activistas saharauis interrumpieron cada intervención. Aunque fue su testimonio, en realidad, el que consiguió enmudecer a más de uno. Frente a una mesa presidida por el Primer Ministro del Frente Polisario, varios activistas subieron al atril para narrar el sufrimiento de las mujeres, en sus propias carnes y a través de sus hijos: “Pero aunque nos degollen, aunque nos quiten a nuestros hijos, no vamos a desistir”, clamó una de ellas.

Para dar cuenta del expolio de los recursos naturales: “El fosfato es expoliado de forma metódica y los trabajadores saharauis despedidos por razones políticas; las riquezas de las costas saharauis podrían ayudar a nuestro pueblo, a los que están en los campos, pero Marruecos las está robando sin ninguna legitimidad, es inconcebible que el territorio esté explotado por el colonizador mientras los saharauis no tienen de qué vivir, eso se llama pillaje y se hace con el apoyo de la UE y de Francia, que incluso lo estimula” se lamentó Sidhamed Lemjibeb.

También los jóvenes, ampliamente representados en esta delegación, denunciaron las injusticias a nivel académico, las trabas que enfrentan para acceder a la universidad, sin poder lograrlo muchas veces: “Es sorprendente que la tribuna universitaria, que debería ser un lugar de debate, de encuentro, se convierta en una toma de mártires, se transforme en tierra de confrontación”, clamó.

Otros dieron cuenta de las torturas, las semanas encadenados que han pasado en los subterráneos de algunas prisiones, el maltrato psicológico. Pero todos terminaban proclamando su adhesión inquebrantable a la lucha: “sabemos que implica sacrificio y estamos dispuestos a llegar hasta el final”.

Para hacerlo, algunos activistas como Antonio Velázquez, el mexicano que recientemente sufrió también el acoso de la policía marroquí en El Aaiún, y Willy Toledo, aprovecharon su intervención para pedir a los activistas internacionales más visitas a los territorios ocupados: “debemos abrazar el posibilismo y exponernos a las mismas porras, exigir una respuesta no sólo a Marruecos sino a España”, dijo el actor. “Esta delegación, y ellos lo saben, va a ser masacrada en su regreso a los territorios ocupados, y debemos estar con ellos, son los protagonistas, y con actos protocolarios no vamos a conseguir nada”, advirtió el mexicano.


Un acto protocolario como la propia conferencia que, sin embargo, para los organizadores fue un éxito, por la participación internacional y saharaui. “Tiene importancia estratégica”, considera Ramírez.

Lo que desde luego quedó claro es que la resistencia ante la ocupación es su derecho más legítimo. Y que no estarán esperando siempre.



"En los territorios ocupados se ha perdido el miedo"  Entrevista Mohamed Yslem Beisaat



GUINGUINBALI LAURA GALLEGO Argel   27/09/2010    Se disculpa por su español, pero acto seguido hila un perfecto castellano, por momentos, propio incluso de un poeta. Aunque su ocupación, la política, esté lejos de ese arte. O quizás no tanto en el caso del pueblo saharaui, apegado a una lucha por uno de los derechos más fundamentales: la libertad. Mohamed Beissat, encargado de África en el Ministerio de Asuntos Exteriores del Frente Polisario. Fue antes embajador en Sudafrica, y en Argelia. Y todavía antes, fue un estudiante refugiado, también en Argelia, cuando estalló la guerra. Terminó en el 91 “con el alto al fuego” y se incorporó al Ministerio de Información.

Se siente orgulloso de su continente, de dónde llegó la solidaridad más cálida y vibrante, dice. Y la primera. Denuncia el Apartheid al que está sometido por el “grupo de los ricos”. Señala a los culpables del sufrimiento de su pueblo, o a los principales aliados de Marruecos: Francia y España. Pero como buen nómada, “si la esperanza fuera mujer, me casaría con ella”, afirma. Así que es optimista respecto al futuro.

P ¿Qué valoración hace de la Conferencia? ¿Ha cubierto sus expectativas?


R Sí, de largo. Ha sido un éxito a nivel de participación saharaui, extranjera, de compromiso y solidaridad. Estoy seguro de que marcará un antes y un después, va a comenzar una nueva etapa.

P ¿En qué dirección?

R Los activistas saharauis están muy decididos, saben de dónde vienen y hacia dónde van, y tienen una determinación de hierro y planes muy ambiciosos. Creo, sinceramente, que los que viven en los territorios ocupados han perdido el miedo, han roto las cadenas de la intimidación y tienen una autoestima a la altura de sus aspiraciones. Y el movimiento solidario ha captado las vibraciones, hay un impulso por renovar sus métodos. Están saliendo con propuestas muy creativas y geniales. Se trata de llamar la atención del mundo no con burkas y barbas, sino con sonrisas, melfas y la bandera tricolor. Creo que el mundo ha tenido la mala tradición de escuchar las bombas y dejarse teñir por el rojo de la sangre, pero ahora hay una parte de la humanidad con una bomba desarmada, con una solución más eficaz que la de cualquier talibán: queremos dar otro ejemplo de la resistencia, no violenta pero más eficaz.

P ¿Se refiere a las propuestas que activistas como Antonio Velázquez o Willy Toledo han defendido, de aumentar la presencia de observadores extranjeros en los territorios ocupados? ¿De dedicar a estas acciones la mayor parte del presupuesto de solidaridad?

R Sí, estamos redefiniendo la solución y llevándola más allá de nuestras fronteras, se trata de fortalecer esta valentía y convertirla en un arma de destrucción masiva.

P Más allá de sus fronteras, pero no tan allá, está su propio continente. Cómo delegado del Ministerio de Asuntos Exteriores para África ¿cómo valora el apoyo de sus vecinos a la causa saharaui?

R La primera generosidad ha sido la africana, la primera solidaridad, la acogida más vibrante y cálida fue la africana. En los años 70 obtuvimos un apoyo masivo de nuestro continente, apoyo diplomático y de todo tipo. Aquí es donde los saharauis se sienten con sus hermanos, es África quien apoyó y reconoció primero nuestra causa, y luchó para que la ONU lo hiciera también. Los periodistas han estado ahí siempre, la primera película sobre el Sahara Occidental es de un cineasta mauritano, el primer reconocimiento vino de Madagascar y Burundi, el movimiento panafricano, desde Argelia hasta Sudáfrica, de Uganda a Nigeria, de este a oeste, hay unanimidad, y por eso Marruecos es el segundo gobierno después del Apartheid sudafricano expulsado de la Unión Africana. Antes que nada es una causa africana. Estamos orgullosos de nuestro continente, luchó para llevar nuestros argumentos al Consejo de Seguridad, y el primer esfuerzo común que realizan la UA y la ONU, la primera colaboración en su historia, fue respecto al Sahara Occidental.

P Quizás lo que falta entonces es que la voluntad del continente se tenga más en cuenta, una voz más fuerte....

R África sufre una injusticia histórica después de la esclavitud, y es su expulsión del Consejo de Seguridad de la ONU. Europa está abusivamente representada y América está también, pero África ha quedado excluida del club de los ricos. Los vencedores de la II Guerra Mundial siguen imponiendo un régimen injusto, perpetúan una injusticia flagrante que da lugar a un mundo blanco, dejando a África fuera de las decisiones del mundo. La causa saharaui es otro ejemplo de este apartheid global.

P ¿Y en qué medida tiene que ver con la explotación de los recursos naturales? En la Conferencia, muchos han señalado el “expolio” de las riquezas del Sahara como principal motivo de la colonización....

R Como consecuencia de ese interés, este bloque de 27 países que tienen las mejores construcciones, con la mejor literatura, cuando actúan hacen lo contrario a lo que dicen esos documentos tan nobles. Europa ha tintado sus actos con la sangre y el sufrimiento de miles de refugiados, el acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos pasará a la historia como el día en que Europa vendió su alma a regimenes totalitarios en contra de sus propios valores, y las víctimas no son sólo los saharauis, son los valores europeos.

P Y frente a ese panorama ¿De dónde sacan la esperanza?

R Si la esperanza fuera una mujer, me casaría con ella (se ríe). Sólo vivo de ella. La única riqueza de los nómadas es la esperanza: esperanza en que vendrán mejores días, mejor cosecha, en que lloverá, en que llegará la paz. Somos, por definición, optimistas, personas positivas, y la justicia terminará por imponerse, sino el mundo no tiene sentido. Mira el ejemplo de Timor Oriental, y ni los saharauis somos más débiles que los timoreses, ni Marruecos más fuerte que Indonesia. Nosotros llevamos esperando 35 años, Sudáfrica lo hizo 500 años, 130 los argelinos...

P Supongo que con esa esperanza ha asumido la sustitución de su colega, por enfermedad, destinado en Bruselas, porque allí, la representación respecto a los marroquís es muy desigual...

R En Europa hay un gran apoyo institucional y parlamentario, pero hay un gran país que se llama Francia, no la de los valores de Igualdad, Libertad y Fraternidad, otra Francia que optó desgraciadamente por alinearse ciegamente con las tesis de Marruecos y que, junto a España, constituyen el gran obstáculo frente al entendimiento europeo de la causa, y la contribución positiva por parte de Europa a la paz. Ellos serían los dos ganadores, junto a los saharauis, en caso de que llegara la paz, y los grandes perdedores de la desestabilidad. Pero paradójicamente, optan por esto último retrasando un Magreb próspero que constituiría su mejor aliado en tiempos de crisis económica.
Pero no vamos a dejar de esperar que la razón triunfe en España y Francia, intentarán fórmulas distintas a las que hasta ahora han fracasado en su esfuerzo por hacer un Sahara Occidental marroquí. Esperamos que inviertan un tercio de esos esfuerzos en conseguir la paz, seguro obtendrán mejores resultados.

P ¿Económicos también?

R Pueden sacar mucho más, el mejor negocio es la paz. La justicia es el único camino hacia la paz, y sin paz no hay buenos negocios.


Willy Toledo y otros 15 españoles viajan a El Aaiún para hacer de escudos humanos de 70 saharauis


GUINGUINBALI LAURA GALLEGO   Argel  26/09/2010   

Es la primera vez que 74 activistas saharauis por los derechos humanos salen de los territorios ocupados, en grupo, para participar en una conferencia internacional. La que se ha celebrado este fin de semana en la capital argelina y dedicada al derecho de este pueblo a la resistencia. Una resistencia pacífica que a partir del lunes, previsiblemente, tendrán que ejercer contra los golpes de la policía marroquí, pues así les reciben en cada ocasión, cuando regresan a casa. Esta vez, alrededor de 15 activistas españoles, entre los que se encuentra el actor Willy Toledo, les acompañan: “Soy consciente del riesgo y estoy dispuesto a correrlo, a recibir los mismos golpes”.

Aunque rápidamente aclara “sin comparar, porque ellos los reciben cada día”. Pero en esta dirección entiende Toledo, ligado a la causa desde su infancia “por mis raíces canarias y el vínculo cultural y emocional que han tenido siempre ambos pueblos”, que debe caminar la solidaridad internacional. Presencia en los territorios ocupados. Y con ella, trasladar la atención mediática a la violación de los derechos humanos que en ellos se perpetra a diario.


Junto a Toledo viajarán otros 15 españoles, entre ellos el consejero de Cooperación del Cabildo de Gran Canaria y presidente de la FEDISSAH, Carmelo Ramírez, cuya misión, que denominan de acompañamiento, nos explica el actor y activista: “se trata de ejercer una acción directa de solidaridad, proteger su integridad física o llegado el caso, sufrir los mismos golpes que ellos, y obligar a los gobiernos de Marruecos y de España a reaccionar”. Obligarles a un posicionamiento. Sea cual sea. En su opinión, tras la última manifestación protagonizada por 14 canarios y violentamente reprimida por la policía alahui en el Aaiún, “España se retrató, y demostró su adhesión total a la postura marroquí traicionando no sólo al pueblo saharaui, en lo que el PSOE tiene una larga experiencia, sino al mismo pueblo español, al que abandonó a su suerte”.

“Si la solidaridad y la defensa de los Derechos Humanos es un delito -que lo es, como nos están demostrando estos gobiernos- estoy dispuesto a delinquir junto a los compañeros saharauis”, asegura Toledo pocas horas antes de partir hacia El Aaiún. Y espera que cada vez sean más los voluntarios, porque esta línea de “acción directa no violenta” es el camino que, en su opinión, debe seguir el movimiento de apoyo a la causa saharaui. “Lo que no sale en la prensa no existe, y respecto a lo que sucede en los territorios ocupados, la huelga de hambre de Aminatu Haidar en Lanzarote, y después, la acciones del mexicano Antonio Velázquez y el español Javier Sopeña, han marcado un antes y un después”, reflexiona. Se refiere a la repercusión mediática que todo ello concitó. Aunque, si cree que es el camino, es también porque con los años se ha dado cuenta de que “si no se obliga a reaccionar a los enemigos de la libertad del pueblo saharaui, éstos seguirán encantados de que organicemos charlas y eventos de ese tipo, porque no es un peligro para ellos y rara vez se consiguen nuevas adhesiones a la causa”.


Forzar la reacción. Lo mismo que espera conseguir la Flotilla de Solidaridad en cuya organización también trabaja Toledo y que espera ponga rumbo a El Aaiún dentro de unos meses. “Por mucho que España y Marruecos digan que las aguas saharauis pertenecen a Marruecos, ambos saben que no es cierto, lo dice la legalidad internacional y Naciones Unidas, y amparándonos en ellas vamos a ejercer nuestro derecho a navegar por aguas internacionales”. De momento, están, dice, en “el génesis” de este proyecto pero en el Congreso que hoy se ha clausurado en Argel “se ha materializado el entusiasmo de todas las organizaciones solidarias y del propio Frente Polisario, que aunque no participará en su desarrollo sí lo apoya, como hace con otras muchas iniciativas”.

Antes, Toledo, Carmelo Ramírez y el resto de activistas españoles tienen por delante un viaje a El Aaiún junto a los saharauis, quienes, eso sí, no han perdido la sonrisa durante estos días en Argel. Y no lo harán tampoco durante el camino. Otra cosa es lo que ocurra al llegar. Una delegación similar, aunque menos numerosa, visitó los campos de refugiados en Tinduf el pasado mes de julio y al volver fue recibida con una violencia extrema e injustificada. Guinguinbali se lo contó entonces. Y esta vez, estará también pendiente de lo que suceda.



domingo, 26 de septiembre de 2010

Ministro saharaui denuncia indiferencia de España ante la violación derechos



*Foto: Enrique Gómez

EFE Argel, 25 septiembre de 2010 (EFE).- El primer ministro de la República saharaui, Taleb Omar, denunció hoy en Argel la "indiferencia del gobierno español ante las violaciones de los derechos humanos en los territorios saharauis controlados por Marruecos."

El representante saharaui lamentó que el gobierno español adopte una postura "negligente y no haga frente a sus responsabilidades hacia el Sahara Occidental "

Por otra parte, Omar ha rendido un homenaje a la sociedad civil española que tiene una "actitud honorable" respecto al Sahara Occidental.

El primer ministro saharaui ha asistido en Argel a una conferencia internacional: "El derecho de los pueblos a la resistencia: El ejemplo del sahara Occidental."

La conferencia fue organizada por el comité argelino de apoyo al pueblo saharaui(CNASPS) y la Unión de Periodistas Saharauis

En el encuentro han participado españoles, chilenos, mexicanos y unos setenta "resistentes" saharauis que residen en el territorio controlado por Marruecos.

En su intervención Omar ha denunciado también lo que ha denominado "Una ayuda ilimitada de Francia al régimen de Marruecos que ayuda a las autoridades de Rabat a "continuar en sus errores a pesar de ir en contra de la legalidad internacional."

El ministro saharaui ha pedido también a "todos los hombres libres del mundo" que denuncien "el sufrimiento del pueblo saharaui debido a la ocupación marroquí" y "contribuyan al levantamiento del bloqueo mediático impuesto a la región"

Omar justifica esta petición porque Marruecos "trata de ocultar a los medios de comunicación la represión que llevaba a cabo en el Sahara Occidental.

Mensajes de solidaridad al pueblo saharaui de Adolfo Pérez Esquivel, diputados argentinos y las Madres de la Plaza de Mayo



Ver aquí el mensaje de solidaridad de Pérez Esquivel, Premio Novel de la Paz (Argentina)


Mensaje de solidaridad a la Conferencia de Argel de varios diputados argentinos


Carta a la Conferencia Internacional: El Derecho de los pueblos a la resistencia: el caso del Pueblo Saharaui, (ARGEL 25/26 Septiembre 2010), de la Estimada Señora Hebe de Bonafini, Presidenta de la Asociación de las Madres de la Plaza de Mayo

Queridos amigos hermanos compañeros,

La resistencia no solo es un derecho es una necesidad permanente de nuestros pueblos, la Asociación Madres de Plaza de Mayo hace más de 33 años lucha y resiste y ahora está viendo los frutos de la lucha de la mano del mundo entero con el abrazo de los pueblos del tercer mundo estamos seguras que la libertad llegara la justicia y la lucha son nuestras la libertad un derecho.

Las Madres repudiamos la brutal represión contra la población saharaui, exigimos la liberación de los presos políticos y de los siete defensores de derechos humanos encarcelados en la prisión militar marroquí de Sale. Expresamos toda nuestra solidaridad con las “Madres de los 15 jóvenes desaparecidos”, que desde el 2005 buscan a sus hijos junto a los más de 520 desaparecidos que provoca la ocupación marroquí en la República Árabe Saharaui Democrática, desde 1975.

Compañeras y compañeros, reciban nuestro abrazo fraterno, nuestro corazón combativo y nuestro puño cerrado en esta lucha heroica que llevan adelante. La lucha de los pueblos del mundo es nuestra propia lucha,

un abrazo Hebe

Hebe de Bonafini, Presidenta de la Asociación de las Madres de la Plaza de Mayo